fbpx
Saltar al contenido

El 11 de julio no fue solo un momento, fue un grito de guerra por la libertad de Cuba

July 11 Was Not Just a Moment, But a Rallying Cry for Freedom in Cuba

Available: English

EL 11 DE JULIO no fue solo un momento, sino un grito de guerra por la libertad en Cuba. Hace un año, vimos a miles de valientes cubanos salir a las calles, desde Pinar del Río hasta Santiago, pidiendo el fin de una dictadura represiva. Exigían “libertad”, atreviéndose a hacer alarde de sus gritos de manifestación frente a los matones brutales y represivos que cumplían las órdenes del régimen.

Los manifestantes, jóvenes y mayores, han soportado una generación de adoctrinamiento marxista, que no proporciona más que miseria y sufrimiento en ausencia de libertad política o económica. Para algunos, han dado la última medida de devoción. Algunos han perdido la vida, otros han perdido a sus familiares, y todos han perdido sus sueños y su libertad.

Las históricas y pacíficas protestas en 32 ciudades de Cuba fueron un testimonio del valor que surge de su desesperación. A pesar de las palizas, el encarcelamiento y, en algunos casos, la muerte, siempre merece la pena luchar por la libertad. Las protestas fueron las mayores que se han producido en los 63 años de tiranía del país bajo el régimen de Castro y Díaz-Canel, algo que inspiró a comunidades de todo el mundo a instar a Washington a ponerse del lado de la libertad.

Como cubana-americana y primera vicegobernadora hispana, me mantengo firme en el apoyo de nuestra administración al valiente pueblo cubano, que arriesga su vida por los derechos de libertad de expresión, libertad económica y elecciones libres y justas que Dios les ha concedido.

Tras las innumerables concesiones de la administración Obama y Biden al régimen castrista, la dictadura sigue limitando gravemente las libertades de sus ciudadanos. La escasez de productos de primera necesidad, como alimentos, agua y medicinas, no es nueva en la isla. Las protestas del 11 de julio se referían a las acciones deliberadas durante décadas de la dictadura despótica para impedir la libertad económica y la libertad del pueblo cubano.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El verano pasado, el gobernador DeSantis y yo hicimos todo lo que pudimos para apoyar al pueblo que marchaba por la libertad, pero la administración Biden se negó a ayudar.

En Florida, los asuntos exteriores son asuntos internos. En el sur de la Florida, los asuntos cubanos son asuntos de la Florida. Mientras que Florida está orgullosa de nuestros hermanos y hermanas en la isla, la Casa Blanca debe decidir cuál es su posición. ¿Qué dirá la historia sobre la falta de voluntad de Biden para proporcionar incluso la más mínima ayuda? El silencio, en sí mismo, es una acción. Mientras la administración Biden sigue capitulando ante los dictadores de todo el mundo, aquí en el sur de Florida seguimos pidiendo:

  • Facilitar el acceso abierto y gratuito a Internet por satélite en la isla de Cuba.
  • El apoyo internacional de nuestros aliados para apoyar al pueblo de Cuba que busca la libertad.
  • Que la administración Biden advierta al régimen que cualquier esfuerzo para fomentar la migración masiva será visto y tratado como una acción hostil contra los Estados Unidos.
  • Que el Departamento de Estado identifique a los que llevan a cabo actos de represión violenta dentro de Cuba e incluya a estos individuos en una lista de prohibición de entrada a los Estados Unidos.
  • Por último, exigimos a la Casa Blanca que emita una declaración clara e inequívoca de que las políticas actuales hacia el régimen implementadas por la administración Trump se mantendrán.

El gobernador DeSantis y yo nunca abandonaremos al pueblo de Cuba en su lucha por la libertad. Patria y vida. Abajo la dictadura. Viva Cuba libre.

Total
1
Share