fbpx
ayudas del gobierno

Más de 15 millones de americanos siguen recibiendo ayudas del Gobierno

Si bien las ayudas por desempleo están programadas hasta el 6 de septiembre, algunos legisladores consideran que estas deberían comenzar a levantarse más pronto de lo estipulado

Más de 15 millones de americanos siguen recibiendo ayudas del Gobierno, a pesar de hay un récord de nuevos puestos de trabajo abiertos en la economía de Estados Unidos. Según los datos de Bloomberg hasta 11 millones de americanos todavía reciben transferencias del seguro por desempleo o transferencias por emergencia debido a la pandemia.

Algunos legisladores y economistas consideran que los beneficios por pandemia podrían estar contribuyendo a la escasez de mano de obra que está enfrentando la economía americana. Los negocios privados han tenido dificultades en competir con los beneficios ofrecidos por el Gobierno que, sumando los cheques de estímulo y el seguro por desempleo en pandemia, pueden totalizar hasta un ingreso de $2,600 al mes para una persona desempleada.

Aunque las solicitudes por desempleo cayeron a 385,000 la semana pasada, muchas empresas siguen sin poder llenar vacantes y ofrecen beneficios extralaborales como pagar el servicio de telefonía móvil e incluso regalar Iphones a sus empleados al cumplir seis meses de trabajo.

Miles de negocios se encuentran sin poder llenar vacantes, mientras tienen que competir con las ayudas del Gobierno por desempleo. (EFE)

Los economistas esperan que los datos del mes de mayo muestren una recuperación más vigorosa con aproximadamente 671,000 empleos nuevos creados. Otros factores como el miedo al contagio de Covid-19, así como poca calificación para algunos empleos también han influido en ralentizar la recuperación de empleos en los Estados Unidos.

Empresas como McDonald’s en algunas de sus sedes han comenzado a ofrecer un salario mínimo de $15 la hora, sin embargo los pequeños negocios en muchos estados difícilmente pueden llegar a equiparar las ofertas que hacen de los negocios de cadena.

23 estados republicanos anunciaron que levantarán las ayudas por desempleo para el mes de junio, una decisión que ha incrementado las solicitudes de empleo en estos estados. Si bien las ayudas por desempleo están programadas hasta el 6 de septiembre, algunos legisladores consideran que estas deberían comenzar a levantarse más pronto de lo estipulado.

Los legisladores de ambos partidos quieren redireccionar las ayudas del Gobierno para impulsar la contratación

Legisladores de ambos partidos están considerando proveer ayudas a las empresas para incentivar la oferta laboral como otorgar bonus extrasalariales a los nuevos empleados —financiados con fondos federales— y dar créditos tributarios a los empleadores. En ese sentido, algunos estados ya han comenzado a implementar estos incentivos sin esperar una respuesta proveniente de Washington.

Por su parte, miembros del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes han propuesto otorgar créditos tributarios a aquellas empresas que contraten personas en circunstancias de desventaja —incluyendo personas afectas por el desempleo de largo plazo y que reciban beneficios federales como asistencia nutricional—.

El plan de los legisladores demócratas otorgaría un crédito de hasta el 50 % durante 2 años sobre los primeros $10,000 que reciban los nuevos empleados. También se les daría financiación federal a aquellas empresas que estén dispuestas a contratar y entrenar a personas que estén afectadas por el desempleo durante más de seis meses.

La administración Biden ha dicho que la caída en el número de nuevas contrataciones es algo temporal y éstas aumentarán para el verano (EFE)

Por el lado republicano se ha propuesto usar el dinero destinado para las ayudas por desempleo para hacer un solo pago de entre $600 a $1,200 a las personas que encuentren un empleo y que anteriormente recibían beneficios por estar sin trabajo.

Los gobernadores republicanos en los estados de Montana, Arizona y New Hampshire se adelantaron a sus colegas en el Congreso y con el dinero proveniente del plan de estímulo ofrecieron bonos de ayudas a quienes se encuentren en el seguro por desempleo y consigan trabajo.

En tanto la administración Biden-Harris afirmó que la ralentización de la contratación en los Estados Unidos es temporal y debería volver a elevarse a medida que llegue el verano y con la reapertura de los colegios públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Snowden

Biden, Europa y el fantasma de Snowden

Next Article

La imprevisible elección por la alcaldía de New York llega a su recta final

Related Posts
Total
0
Share