fbpx
Saltar al contenido

3 claves para entender la inflación

Entendiendo la inflación

Read in English

Con el aumento en el precio de la gasolina, el costo de los alimentos, de los arriendos e incluso de los servicios públicos, muchos americanos se preguntan qué está pasando. Estados Unidos experimentó su mayor incremento de precios visto desde en 40 años. A este fenómeno lo conocemos como inflación, que se define como la pérdida de poder adquisitivo del dinero. El American te da 3 claves para entender qué es la inflación y cuáles son los factores que la causan.

1. ¿Qué es la inflación?

Cuando sube el precio de un bien o servicio cualquiera, es resultado de una demanda excesiva con relación a la oferta en un momento y un lugar determinado. La inflación es un aumento generalizado de los precios de todos o la mayoría de bienes y servicios producto de un exceso de demanda.

Usualmente, la inflación es causada por un incremento inusual en la cantidad de dinero que circula en la economía. Para estimular la economía los gobiernos suelen incurrir en mayor gasto público o emitir dinero para incentivar el gasto privado.

En teoría, esta emisión de dinero que se hace a través de préstamos del Banco Central a los bancos comerciales que dirigen el dinero al público a través de créditos a tasas más bajas, estimula la demanda de productos, que a su vez incentiva a los empresarios a contratar a más gente y así producir más bienes y servicios.

El problema surge cuando la demanda de la gente excede la capacidad de producción de la economía, por lo que los productos terminan subiendo de precio.

Cuando se presenta la situación descrita, la capacidad de respuesta de la economía de aumentar la oferta de todos los bienes y servicios en el corto plazo puede ser muy limitada, ya que hay poco desempleo y poca capacidad productiva ociosa. Esto significa que la única forma de frenar o desacelerar el alza de precio es restringiendo la demanda. 

Si el gobierno no quiere o no puede reducir el déficit fiscal, el único mecanismo para reducir la demanda nominal es obligar a los bancos a elevar los intereses de los créditos a las empresas y los hogares. Esto se hace encareciendo el crédito que el banco central otorga a los bancos privados.

La capacidad de un banco privado está limitada por el monto de reservas en moneda legal que debe tener en todo momento, el cual depende del crédito que le otorga el banco central. Cuando este sube la tasa de interés a las que les otorga crédito, los bancos privados, pronto o tarde, se ven obligados a subir las tasas a la cuales prestan a sus clientes, de no hacerlo incurriría en pérdidas.  

Algunos de los clientes dejarán de demandar créditos y otros reducirán su volumen. Como el crédito se demanda para comprar bienes y servicios, su reducción, que se expresa en reducción de los depósitos en cuentas corrientes y de ahorros, implica una disminución de la demanda nominal y de esta forma una menor alza de precios. 

2. Inflación por el lado de la oferta

La inflación también puede ocurrir cuando hay una disminución de bienes y servicios cruciales para el resto de la economía como el combustible, el gas natural o el transporte marítimo.

Durante el 2021 todo esto ocurrió al tiempo en que las compañías comenzaban su reapertura por el fin de las cuarentenas y los consumidores americanos demandaban a niveles récords debido a unos bolsillos alimentados por las ayudas estatales en pandemia y créditos de los bancos con casi cero intereses.

A una demanda inflada se le sumó una crisis de los contenedores, que comenzó con el atasco de un barco en el canal de Suez —punto importante para el comercio marítimo entre Asia y Europa— y se magnificó luego con los cierres por COVID-19 en varias ciudades portuarias en China.

En 2022 la inflación se vio exacerbada por la invasión de Rusia a Ucrania, que representó un freno parcial al comercio internacional de bienes como el trigo, la cebada, el petróleo y el gas natural.

Sin suficiente combustible, los vehículos no pueden llevar los productos a los puntos de abastecimiento, sin gas los hogares no obtienen calefacción, ni las empresas energía barata, sin el trigo no se puede hacer pan, tortilla u otro tipo de productos derivados.

La escasez de algunos bienes y servicios, principalmente materias primas, termina generando escasez en la provisión de otros bienes de mayor valor agregado, lo que termina desencadenando una ola de inflación en toda la economía.

3. ¿Cómo se controla la inflación?

Con la subida de las tasas de interés, la FED espera controlar, parcialmente, la subida de precios que experimenta Estados Unidos en este momento, sin embargo, la medida tiene un trade off, encarecerá el costo de tomar créditos de todos los americanos.

Los préstamos para vivienda están basados largamente en la yield de 10 años de los bonos del tesoro. Esta tasa se usa como un referente para varios tipos de préstamos. Con el aumento de las tasas por parte de la FED, el interés de un préstamo de 30 años acaba de subir al 4 %, por primera vez desde el 2019. En 2021, la tasa de media de un crédito para vivienda era del 3.05 %.

En los últimos años, unas bajas tasas de interés, junto con un bajo inventario han presionado los precios de vivienda al alza. Para enero, el precio medio de una vivienda unifamiliar en Estados Unidos era de $357,100, un incremento del 16 % en menos de un año.

Será más caro pagar tu tarjeta de crédito

Tal vez las tarjetas de crédito son de los primeros instrumentos en sentir una subida en los tipos de interés. Normalmente, antes de la subida de los tipos de interés es ideal pagar tus deudas con tus tarjetas de crédito, pues el costo de la deuda se encarecerá a medida que la FED vaya subiendo los tipos de interés.

Aunque los bancos tienen plena independencia a la hora de decidir cuál es la tasa de interés cobrada por los prestamos hechos a través de las tarjetas de crédito que ofrecen, los intereses que cobran se determinan, en buena medida, por la tasa de Fondos Federales, es decir, si los tipos de interés fijados por la FED suben, lo harán prácticamente de forma automática los intereses sobre las tarjetas de crédito.

Para los americanos que pagan sus deudas a fin de mes el cambio no será demasiado, sin embargo, para aquellos que deban mucho dinero en sus tarjetas de crédito el cambio podría ser significativo. Durante el último trimestre de 2021, la deuda sobre las tarjetas de crédito en Estados Unidos crecieron en $52,000 millones, y la deuda del americano promedio sobre su tarjeta de crédito es de $5,525.

Los prestamos para comprar automóvil vienen con una tasa de interés fija indexada a los rendimientos del Tesoro de los Estados Unidos. Esto significa que el costo de la financiación del crédito para los nuevos conductores no se encarecerá con una subida de los tipos de interés por parte de la FED.

Desafortunadamente, no es el mismo caso para quienes apenas estén considerando comprar un automóvil, pues la tasa de interés para los nuevos préstamos es susceptible a ser modificada. Las condiciones de financiación para la compra del vehículo pueden variar según el concesionario o banco con el que se solicite el crédito. La tasa promedio de un crédito para automóvil a cinco años es del 3.98 % anual.

Economist, writer and liberal. With a focus on finance, the war on drugs, history, and geopolitics // Economista, escritor y liberal. Con enfoque en finanzas, guerra contra las drogas, historia y geopolítica

Deja una respuesta

Total
26
Share