fbpx

3 reformas catastróficas que Biden intentará pasar

Biden no parece tener mesura alguna frente al gasto, su agenda promete desde inversiones millonarias para el nuevo Green New Deal que tomó prestado de Alexandria Ocasio-Cortez, hasta un estímulo fiscal de $ 1.9 trillones de dólares, en el que intentará forzar el salario mínimo de $ 15.

[Read in English]

Con la posesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos se vienen cambios sustanciales al legado de la administración de Donald Trump. Biden se alzó como la antítesis del expresidente durante las elecciones, y para ganar la Presidencia se rodeó del ala populista del Partido Demócrata.

Dentro de los cambios que intentará promover el presidente demócrata se encuentran un incremento sustancial a los impuestos corporativos de la nación, un aumento al salario mínimo y la expansión del llamado Obamacare, que afronta un grave problema de sostenibilidad.

Lo más preocupante es que Biden no parece tener mesura alguna frente al gasto, su agenda promete desde inversiones millonarias para el Green New Deal que tomó prestado de Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY), hasta un estímulo fiscal de 1,9 billones de dólares, en el que intentará forzar el salario mínimo de 15 dólares.

1) Más impuestos para los ricos, más impuestos para todos

Joe Biden hará cambios sustanciales en la política tributaria de su rival, comenzando por restaurar los impuestos marginales a las rentas superiores a 400,000 dólares a la tasa antes de la reforma de Trump del 39,6 %. El presidente electo también planea revertir el impuesto plano de Trump del 20 % sobre las ganancias de capital —reducido a esa tasa por Trump— para aquellas personas con un ingreso superior a $1,000,000 y restaurándolo a 39,6 %.

Biden también plantea elevar el impuesto a sociedades del 20 % al 28 % y crear un impuesto mínimo del 15 % para las empresas que no pagan impuesto de renta en Estados Unidos y reporten más de 100 millones en ingreso neto en el país.

Biden planea subir el impuesto corporativo a un 28 % y restaurar el antiguo impuesto marginal a las rentas más altas del 39,6 %. (Efe)

El plan de impuestos de Biden recaudaría, según su campaña, 4 billones, pero el Tax Policy Center afirma que debido a la salida de capitales del país, este recaudo podría ser menor, de $2.1 billones. Según la modelación hecha por la Tax Foundation, el plan de impuestos del presidente electo podría costarle un crecimiento del 1,6 % a la economía norteamericana en el largo plazo.

En adición al aumento al impuesto a sociedades, una fracción significativa de accionistas estaría sujeta al incremento de Biden a las tasas impositivas personales sobre el ingreso por dividendos y ganancias de capital.

Este aumento en los impuestos se podría traducir en salida de empresas del país, transferencia de costos vía precios a los consumidores, incluso reducción en el nivel de contratación. Con una economía en recuperación y cuyo crecimiento está impulsado por un estímulo monetario sin precedentes, ponerle trabas tributarias al sector real solo llevara a que se estanque el crecimiento de la economía.

2) Biden busca imponer un salario de federal de $15 la hora

Mientras Estados Unidos experimenta un número de bancarrotas no visto desde la crisis del 2009 y algunos economistas plantean que se vendrá una nueva ola de quiebras en el 2021, Biden busca pasar disimuladamente la aprobación de un salario mínimo a nivel federal de $15 la hora.

Normalmente los demócratas han intentado vender la idea del salario mínimo como una imposición a las corporaciones, no obstante, la mayoría de las empresas que pagan el mínimo son pequeñas y medianas, cuyo flujo de caja se ha visto afectado por la pandemia.

En caso de aprobarse el salario de $15 la hora propuesto por Biden, podría ralentizarse la recuperación de empleo en Estados Unidos. (Efe)
En caso de aprobarse el salario de $15 la hora propuesto por Biden, podría ralentizarse la recuperación de empleo en Estados Unidos. (Efe)

La medida del salario mínimo no es solo nociva porque podría trasladarse en despidos, sino por la creación de empleos que podría desincentivar y que la economía americana tanto necesita. La pandemia ha costado más de 22 millones de empleos, de los cuales 10 millones no se han recuperado. Con un salario mínimo de $15 dólares esta recuperación podría ser mucho más lenta y dolorosa para los Estados Unidos.

Con mayoría demócrata en la Cámara de Representantes y el Senado, Biden solo necesita 10 votos de los senadores republicanos a favor de su plan de estímulo para que el incremento del mínimo sea una realidad. Sin embargo, es poco probable que los republicanos cedan ante las presiones de Biden parar establecer un mínimo federal.

3) Biden buscará expandir el Obamacare a costa de los contribuyentes

Otra propuesta de Biden que podría resultar dañina es su voluntad de expandir el Affordable Care Act (ACA) de su padrino político Barack Obama. El Obamacare ya ha presentado varios problemas de sostenibilidad, resulta impagable para las familias que exceden cierto nivel por encima de la línea de pobreza y en algunos estados su existencia ha desincentivado la proliferación de un mercado de seguros privados para los hogares más pobres.

El ACA les proporciona a las familias un crédito reembolsable y anticipable del impuesto sobre la renta con el fin de comprar un seguro médico. Los créditos sobre las primas toman las contribuciones como una parte de los ingresos de las familias con salarios entre el 100 y el 400 % sobre la línea de pobreza federal ($12,490 a $ 49,960 para una persona en 2020).

Biden buscará expandir la cobertura de Medicaid para taclear el llamado risco de subsidios, no obstante, su expansión requerirá un aumento en impuestos. (Efe)
Biden buscará expandir la cobertura de Medicaid para taclear el llamado risco de subsidios, no obstante, su expansión requerirá un aumento en impuestos. (Efe)

Los créditos sobre impuestos al ingreso mantienen bajos los pagos de primas para los beneficiarios del ACA. Esta estructura de subsidios ha llevado a una falta de opciones de cobertura de mercado individual asequibles para las personas por debajo de la línea pobreza que viven en estados que no están cubiertos por Medicaid, y las personas con ingresos justo por encima del 400 % de la pobreza en todos los estados de la nación que compran su propia cobertura. Además, las personas que son elegibles para un seguro “asequible” patrocinado por el empleador no son elegibles para otras transferencias.

Una de las principales críticas que ha recibido el ACA es el llamado risco de subsidios, que afecta principalmente a las personas que apenas están por encima del límite de ingresos subsidiable. Esta situación ha afectado con especial severidad a los adultos mayores de 60 años.

La idea de expandir el Medicaid es evitar el llamado risco de subsidios incrementando el número de afiliados y quitando los topes de ingresos que pueden acceder al seguro. El problema con esta lógica es que sigue siendo insostenible y el propio equipo de Biden reconoce que tiene que haber un incremento a los impuestos para financiar el costo de expandir Medicaid.

La expansión del Medicaid se financiará con el impuesto del 20 % sobre las ganancias de capital para aquellas personas con un ingreso superior a 1,000,000 de dólares. Los cambios también afectan potencialmente las tasas impositivas marginales sobre el empleo e ingresos laborales. Desde una perspectiva agregada, los cambios planteados por Biden sobre las deducciones del salario imponen a un aumento en las tasas del impuesto marginal sobre el ingreso laboral en promedio entre el 1,7 % al 2,4 %.

El plan económico de Biden desde su expansión del Medicaid, hasta su política laboral y tributaria resulta un giro de 180 grados a la dirección de la administración saliente. Aunque una economía como la americana podría resistir los cambios impuestos bajo Biden, el país se encuentra en un momento incierto donde todavía tiene que lidiar con los efectos de una pandemia, un sector real en recuperación y una deuda que supera el producto interno de la nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
orbán, hungría, big tech, polonia

Hungría seguirá los pasos de Polonia contra las Big Tech

Next Article

Álvaro Uribe: Trump tomó acciones claras en favor de las libertades

Related Posts
Total
0
Share