fbpx

vacunación obligatoria

4 crisis que enfrenta Biden tras su mandato de vacunación obligatoria

Protestas, renuncias y lluvias de demandas por el mandato de vacunación obligatoria de Joe Biden

[Read in English]

Desde que Joe Biden asumió la presidencia de Estados Unidos no ha logrado recuperarse de múltiples crisis generadas por sus propias políticas. El aumento récord de migrantes ilegales, la retirada improvisada de tropas americanas de Afganistán, los acuerdos a espaldas de países como Francia, y ahora, los mandatos de vacunación obligatoria, se convirtieron en un mal presagio para lo que resta del gobierno demócrata.

La última crisis generada por el mismo Biden surgió del mandato de vacunación obligatoria contra el Covid-19. Protestas, renuncias y lluvias de demandas se acrecientan contra su administración generando aún más descontento contra las políticas del mandatario.

En diciembre de 2020 Biden llegó a decir que no promulgaría un mandato de vacuna. “No creo que deba ser obligatorio”, dijo en una conferencia de prensa en Delaware. Sin embargo, menos de un año después incumple su palabra.

Los nuevos mandatos de Biden requieren que todos los empleados y contratistas federales se vacunen, sin opción de exclusión voluntaria de pruebas, por lo que quienes trabajen para el Gobierno no tendrán la oportunidad de decidir.

Aumento de renuncias por vacunación obligatoria

Las normas radicales a raíz de la pandemia cambiaron por completo la forma de vivir de los americanos, al punto en que se les impide acudir a restaurantes, eventos sociales y escuelas si no demuestran estar vacunados, o peor aún, pueden perder sus empleos por no inmunizarse.

Una encuesta de Washington Post-ABC News del mes pasado encontró que 35% de los trabajadores dijo que solicitarían un examen médico o una exención religiosa y 72% de ellos dijo que renunciaría si no se permitieran exenciones para optar por no vacunarse.

Escasez de trabajadores

Todo indica que el mandato de vacunación obligatoria de Biden y de gobernadores demócratas podría generar escasez de personal en organismos estatales. El Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY) anunció la posible escasez de personal y advirtió que tendrá un 20% menos de unidades para atender llamadas debido a que muchos funcionarios decidieron renunciar ante la obligatoriedad de las vacunas.

Según el New York Post, se estima que 6,000 funcionarios policiales siguen sin vacunarse y de no hacerlo antes de la fecha límite, podrán ser despedidos.

Los sindicatos que representan a ambos departamentos han presentado demandas por separado contra la ciudad de Nueva York, encabezada por el alcalde demócrata Bill de Blasio.

“Verás docenas y docenas de estaciones de bomberos cerradas. Verás que los tiempos de respuesta aumentan. Es inevitable. Se van a perder vidas. Eso es irrefutable”, dijo el presidente de la Asociación de Bomberos del FDNY, Andrew Ansbro. 

Un reporte de Los Ángeles Times reveló que el departamento de policía de Seattle tuvo que enviar detectives y agentes a atender las llamadas de emergencia debido a la escasez de patrulleros.

Por su parte, en el condado de Los Ángeles el sheriff Alex Villanueva dijo que no obligará a sus 18.000 empleados a vacunarse a pesar del mandato. “No quiero estar en posición de perder el 5 o 10% de mi fuerza laboral de la noche a la mañana”, dijo.

Protestas contra Biden

Pero los policías y bomberos en Nueva York no son los únicos que han advertido sobre una crisis. Miles de maestros también se han unido a las protestas contra el mandato de vacunación.

“¡Yo tengo la última palabra!”, “Héroes del año pasado, este año desempleados”, “Mi cuerpo, mi elección” y “Yo tomo las decisiones”, se leyó en los carteles durante las protestas de los docentes contra el decreto.

“Debería poder tomar mis propias decisiones de salud y tomar una decisión que no afecte mi empleo y que no afecte mi derecho a ir a un restaurante, a una obra de Broadway, a un museo”, dijo a PIX11, Amy Carroll una maestra jubilada.

Tanto la ONG Teachers for Choice, como los abogados de Staten Island, Mark Fonte y Louis Gelormino, demandaron a la ciudad, al Departamento de Educación (DOE) y al Departamento de Salud e Higiene Mental (DOHMH) por el mandato de vacunas.

Este lunes 25 de octubre en la ciudad de Nueva York se llevó a cabo una protesta masiva contra el mandato de vacunación. Los manifestantes gritaban “F*ck Joe Biden” mientras marchaban.

Lluvia de demandas

Arizona se convirtió en el primer estado en demandar a la administración Biden al considerar el mandato de las vacunas como “inconstitucional”.

Asimismo, este jueves 28 de octubre se conoció que estado de Florida está demandando a Biden, la NASA y varios funcionarios estatales por las vacunas obligatorias.

La procuradora general de Florida, Ashley Moody, y el gobernador Ron DeSantis presentaron la demanda argumentando que la NASA y otros “frecuentemente tienen contratos con Florida” y con ello están “tratando de imponer requisitos ilegales” al estado.

“Debido a que el requisito de vacunas ilegales del gobierno busca interferir con las políticas de empleo de Florida y amenazar a Florida con daños económicos y la pérdida de contratos federales, el estado busca alivio de este Tribunal”, afirma la demanda.

En la demanda, Florida argumenta que, si no se cuestiona, los requisitos federales de vacunas obligarían al estado a exigir la vacunación de ciertos funcionarios estatales, ya que el estado contrata con entidades que también tienen contratos con el gobierno federal.

A la demanda de Florida y las anteriormente mencionadas por sindicatos de profesores, se suma también la de militares americanos, empleados federales y contratistas civiles que se unieron en una demanda colectiva contra Joe Biden, el Departamento de Defensa y de Seguridad Nacional.

Liberty Counsel, la firma legal cristiana que presentó la demanda, señala que los demandantes “enfrentan una fecha límite bajo el Mandato Federal de Vacuna Covid-19” para recibir las dosis y consideran que la orden presidencial viola sus creencias religiosas.

“La administración de Biden no tiene autoridad para exigir las inyecciones de Covid-19 para los militares, empleados federales o contratistas civiles. La administración de Biden tampoco puede pretender que la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa federal y la Primera Enmienda no se apliquen a sus mandatos ilegales”, dijo el fundador y presidente de Liberty Counsel, Mathew Staver, en un comunicado

Si bien inmunizarse es necesario para reducir la mortalidad, aminorar los síntomas y evitar el surgimiento de nuevas variantes, las nuevas imposiciones atentan contra el libre albedrío y la libertad de cada individuo; sobre todo porque la vacunación no impide del todo los casos de contagio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Escuela de Florida lleva a niños a bar LGBT

Next Article
Let's Go Brandon, El American

La canción 'Let's Go Brandon' desplaza a Adele en el #1 de iTunes US tras ser bloqueada en Youtube

Related Posts
Total
1
Share