fbpx
Oro y plata, El American

Por qué 42 estados han eliminado los impuestos a la compra de oro y plata

Gravar el intercambio de dólares por metales es una política atroz por varias razones

[Read in English]


Por Jp Cortez

El año pasado fue un buen año para la legislación del dinero sano a nivel estatal en todo Estados Unidos. El 2022 podría ser aún mejor.

Sobre la base del éxito obtenido por los defensores del dinero sano en Arkansas y Ohio el año pasado, más de media docena de estados están considerando ahora una legislación que revierta los impuestos y regulaciones discriminatorias a la venta, el uso y la compra de oro y plata.

Hasta la fecha, 42 estados han eliminado algunos o todos los impuestos a la compra de oro y plata. Y hay nuevos proyectos de ley pendientes ahora en cinco de los ocho estados restantes, es decir, Tennessee, Mississippi, Kentucky, Hawái y Nueva Jersey.

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Gravar el intercambio de billetes de la Reserva Federal por metales es una política atroz, por varias razones.

Los estados generalmente no gravan la compra de inversiones. Los estados no gravan la compra de acciones, bonos, ETFs, divisas y otros instrumentos financieros. El oro y la plata se mantienen como formas de ahorro e inversión. Por tanto, gravar los metales preciosos penaliza a una sola clase de ahorradores e inversionistas.

Gravar los metales preciosos reduce de hecho los ingresos fiscales de un Estado. Un análisis realizado en Michigan reveló que los ingresos por impuestos sobre las ventas extraídos fueron en realidad superados por los ingresos perdidos por las convenciones, las empresas y la actividad económica expulsada del estado.



Y los estados con impuestos sobre las ventas de metales preciosos están en desventaja competitiva con respecto a los estados vecinos que han puesto fin a esta práctica.

Gravar los metales preciosos es perjudicial para los ciudadanos que intentan proteger sus activos. Los compradores de metales preciosos no son, por lo general, grandes inversionistas. La mayoría de quienes compran metales preciosos lo hacen en pequeños incrementos como una forma de ahorrar dinero.

La gente compra metales preciosos, en parte, para preservar su riqueza contra los estragos de la inflación. La inflación perjudica especialmente a los más pobres, como los pensionistas, las personas mayores con ingresos fijos, los asalariados y los ahorristas.

Gravar los metales preciosos es ilógico e inapropiado. Las compras de ordenadores, camisas y zapatos están sujetas a impuestos para el consumidor final. Sin embargo, los metales preciosos se mantienen intrínsecamente para su reventa, no para su “consumo”, por lo que la idea de gravar su compra es ilógica desde el principio.


He aquí un rápido resumen de los proyectos de ley pendientes para derogar el impuesto sobre las ventas…

En el Estado de Bluegrass, el representante Kirk-McCormick presentó la semana pasada el proyecto de ley 272 de la Cámara de Representantes para anular los impuestos a las ventas de monedas, lingotes de oro, plata, platino y paladio en Kentucky.

En la vecina Tennessee, el diputado Gant y el senador Stevens están llevando a cabo una medida similar. Sus esfuerzos se ven reforzados por un estudio recientemente publicado por la Comisión Asesora de Relaciones Intergubernamentales de Tennessee (TACIR) que anima al Estado Voluntario a poner fin a la práctica de gravar los metales preciosos.

El proyecto de ley 514 de la Cámara de Representantes y el proyecto de ley 870 del Senado, presentados en 2021 por el representante Gant y el senador Stevens, respectivamente, se estudiarán esta primavera.

Mientras los legisladores de Kentucky y Tennessee avanzan, Mississippi podría adelantarse a ellos y convertirse en el 43.º estado en cancelar los impuestos sobre las ventas de los metales monetarios.

Hasta ahora, se han presentado tres proyectos de ley de este tipo en Mississippi: Proyecto de ley 426, Proyecto de ley 518 y Proyecto de ley 729, presentados por los diputados Ford, Hopkins y Bomgar, respectivamente.

Hawái también está a punto de poner fin a los impuestos estatales sobre las ventas de oro y plata. El proyecto de ley 1184 de la Cámara de Representantes, presentado por el representante Okimoto, pasó por dos comités el año pasado, siendo aprobado por unanimidad en uno de ellos… y por una abrumadora mayoría en el otro. (El proyecto de ley quedó en suspenso debido al temor de que la promulgación de los recortes fiscales pudiera poner en peligro las dádivas de Biden a las legislaturas estatales el año pasado).

Mientras tanto, los legisladores de Nueva Jersey también esperan eliminar los impuestos sobre las ventas de metales preciosos. El esfuerzo de exención de impuestos sobre los metales preciosos del año pasado fue liderado por el representante a la Asamblea, Dancer y el senador Doherty, y están defendiendo esta causa en el estado jardín de nuevo en esta sesión.

Alabama y Virginia se encuentran entre los estados que ya están en el lado correcto de la cuestión del impuesto sobre las ventas. Sin embargo, ambas exenciones expiran este año.

Los aliados del Sound Money ya se han movilizado, presentando medidas para prolongar la vida de las exenciones en esos estados – específicamente, el proyecto de ley del Senado 13, patrocinado por el senador Melson en Alabama, y el proyecto de ley de la Cámara 936, patrocinado por delegado Batten en Virginia.

Esperemos que tengan éxito, porque volver a imponer impuestos a las ventas de oro y plata ha demostrado ser una debacle.

En los últimos años, los estados de Ohio y Luisiana experimentaron con la reanudación de  impuestos a las compras de metales preciosos brevemente, solo para revertir el curso después de que las empresas, las convenciones de monedas y los ingresos fiscales del estado salieron del estado.

En 2019, la Liga de Defensa del Dinero Sano se asoció con los defensores del dinero sano en Virginia Occidental para eliminar los impuestos a las ventas de metales preciosos.

Este año, el delegado Pritt presentó el proyecto de ley 3135 de la Cámara de Representantes para dar un paso más, eliminando los impuestos a las ganancias de capital al dinero sano y reafirmando el oro y la plata como dinero en el estado.

Un esfuerzo similar será considerado en Olympia, Washington.

Presentado en la última sesión por el representante Chase, el proyecto de ley 1417 de la Cámara de Representantes pretende eliminar todas las formas de imposición sobre los metales. El representante Chase quiere asegurarse de que el estado del Evergreen permanezca dentro de la parte superior del Índice de Dinero Sano.

Un impuesto a las ganancias de capital con metales preciosos es a menudo un impuesto sobre ganancias imaginarias.

Bajo la ley actual, un contribuyente que venda metales preciosos puede terminar con una “ganancia” de capital en términos de billetes de la Reserva Federal. Esta “ganancia” de capital no es necesariamente una ganancia real, a menudo es una ganancia nominal que resulta de la inflación creada por la Reserva Federal y la consiguiente disminución del poder adquisitivo del dólar.

Sin embargo, esta ganancia nominal se grava a nivel federal y, dado que la mayoría de los estados utilizan el ingreso bruto ajustado federal (AGI) como punto de partida para el cálculo de los ingresos, esta ganancia nominal es gravada de nuevo por el estado (en la mayoría de los casos).

Neutralizar el tratamiento punitivo del impuesto sobre la renta de los metales monetarios eliminaría el último gran desincentivo que se opone a la propiedad y el uso de los metales monetarios.

Por supuesto, los estados individuales no pueden aportar solidez al sistema monetario de Estados Unidos por sí mismos. La raíz del problema es la Reserva Federal, el Tesoro de Estados Unidos y el Congreso, que han adoptado plenamente el dinero fiduciario y han abandonado la restricción monetaria.

Con un índice de precios para el consumo con una tasa más alta en 40 años, la inflación se está convirtiendo en el problema económico más acuciante de nuestro tiempo.

Mientras que los responsables de la política federal están agravando el problema, algunos estados, afortunadamente, están dando un paso adelante para darle a sus ciudadanos algunas herramientas para protegerse.

Previous Article
Salud mental, El American

El impacto trágico que tuvieron las medidas COVID en la salud mental de los jóvenes

Next Article
texas chainsaw massacre efe

Texas Chainsaw Massacre de Netflix: el cine de terror tomado por la izquierda

Related Posts
Total
48
Share