fbpx
Saltar al contenido

8 errores y mentiras de Biden tras la fallida retirada de Afganistán

Biden

Esta entrada también está disponible en: English

Con el paso del tiempo la fallida retirada de tropas americanas de Afganistán evidenció una serie de errores y algunas mentiras de Joe Biden que pusieron en tela de juicio su credibilidad, sobre todo por contradicciones sobre el tema que dieron la vuelta al mundo.

A un año de la decisión de retirar a las tropas y de la improvisación que quedó en evidencia, recordamos los errores, contradicciones y mentiras que hoy hacen que la salida de Estados Unidos de Afganistán sea considerada una “misión fallida”.

1. Biden pidió manipular «la percepción» de lo que pasaba en Afganistán

Un reportaje de la agencia de noticias Reuters reveló que el 23 de julio de 2021 Biden llamó al entonces presidente afgano Ashraf Ghani, a quien presionó para ocultar la verdad: los talibanes avanzaban sin piedad, las cosas no iban bien como intentó aparentar.

En rueda de prensa para Estados Unidos y el mundo, Biden dijo que no creía que los talibanes tomarían el poder de Kabul tan rápido, pero el reportaje de Reuters revela que el presidente sabía que el panorama era negativo y que «en términos de la lucha contra los talibanes, las cosas no van bien».

"*" señala los campos obligatorios

Will you be voting in the upcoming midterm election?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Según una transcripción de la llamada presidencial revisada por Reuters, Biden ocupó 14 minutos en el problema de «percepción» del Gobierno afgano.

«No necesito decirles que la percepción alrededor del mundo y en partes de Afganistán, creo, es que las cosas no van bien en términos de la lucha contra los talibanes», dijo Biden. «Y existe la necesidad, sea cierto o no, existe la necesidad de proyectar una imagen diferente», enfatizó el presidente.

2. Biden evadió las peticiones de Ashraf Ghani para defender Kabul

La polémica llamada de Biden no solo revela que trató de imponer una percepción errónea de lo que pasaba, sino que también ignoró los pedidos del entonces presidente afgano y la advertencia de que la situación podía descontrolarse.

«Sr. Presidente, nos enfrentamos a una invasión a gran escala, compuesta por los talibanes, todo el apoyo logístico y de planificación paquistaní, y al menos 10-15,000 terroristas internacionales». Ghani rogó por el apoyo aéreo de Estados Unidos: «Lo que es crucial es el apoyo aéreo cercano… una gran dependencia del poder aéreo».

Los hechos en Afganistán, que ahora son una realidad y no una percepción, han evidenciado al menos 6 mentiras del presidente americano.

Un reportaje de The New York Post revela cómo el presidente de Estados Unidos habría engañado a la población en relación con el retiro de tropas de Afganistán.

3. Mintió a USA sobre la evacuación de americanos y colaboradores de Afganistán

El 19 de agosto del año pasado Biden prometió que en caso de quedar ciudadanos americanos en Afganistán luego de la fecha tope del retiro de tropas, se quedarían «hasta sacarlos a todos».

Sin embargo, eso no fue lo que sucedió, Biden admitió después que todavía quedaban americanos en Afganistán que esperaban por ser evacuados.

Asimismo, el presidente llegó a señalar que estaban haciendo los mismos esfuerzos por ayudar a los colaboradores afganos que trabajaron para Estados Unidos durante años, pero un alto funcionario del Departamento de Estado confesó a NBC News que «la mayoría de los afganos que ayudaron» a Estados Unidos «no lograron salir de Kabul».

4. Ocultó una alianza con los talibanes

A todo esto se suma que el presidente de Estados Unidos no informó que hubo una coordinación con los talibanes, al punto de entregarle una lista de ciudadanos que estaban en Afganistán, para que permitieran su salida de Kabul.

Esta no sería la única alianza, pues se conoció que es «posible» que Estados Unidos estuviese buscando coordinarse con los talibanes para realizar ataques en Afganistán contra combatientes del Estado Islámico.

5. Biden contradijo al Alto Mando Militar

Testimonios de altos oficiales militares desmintieron a Joe Biden en relación con la retirada de tropas en Afganistán. En declaraciones ante el Congreso, el presidente del Estado Mayor Conjunto, general Mark Milley, y el jefe del Comando Central de Estados Unidos, general Kenneth McKenzie aseguraron que recomendaron a Biden mantener la presencia de unos 2,500 soldados en ese país.

En una entrevista para ABC, Biden dijo en agosto que nadie le sugirió que mantuviera a 2,500 soldados en Afganistán: “No. Nadie me dijo eso que yo recuerde”, afirmó el presidente al periodista George Stephanopoulos. Sin embargo, el martes 28 de septiembre de 2021 tanto Milley como McKenzie lo desmintieron diciendo que recomendaron a Biden mantener 2,500 soldados en Afganistán.

6. Un arsenal americano quedó en manos del talibán

Con la drástica retirada de las tropas de Estados Unidos de Afganistán, la administración de Joe Biden no solo permitió el regreso del talibán al poder, sino que además, les otorgó vía libre para controlar armas americanas de guerra y el acceso a “tecnología secreta” de las Fuerzas Armadas de USA.

Durante 20 años Estados Unidos ayudó a equipar con armamento moderno a un ejército afgano que debía servir para defender al Gobierno, pero terminó cayendo en manos de los talibanes radicales.

En videos subidos a redes sociales por los mismos talibanes, se puede ver cómo se apoderaron de al menos dos helicópteros Black Hawk pintados con los colores de la Fuerza Aérea afgana: cada una de las aeronaves está valorada en 25 millones de dólares.

Además de los helicópteros, ahora los talibanes tienen en su poder vehículos multipropósito blindados como el Humvee, el MRAP (Mine Resistant Ambush Protected), el Todo Terreno M1117, y el blindado Blindado M113.

7. Aliados de Estados Unidos fueron abandonados

La Administración de Joe Biden prometió a miles de familias afganas que se mantendrían unidas; sin embargo, tras un año de espera e incertidumbre, parece que se trató de una promesa vacía.

Un reportaje del Washington Post reveló que la administración demócrata trajo a más de 76,000 afganos a Estados Unidos y muchos de ellos aún tienen familiares directos en su país de origen que no logran escapar.

Aunque el gobierno federal había asegurado que una de sus principales prioridades es lograr la reunificación de estas familias, ni el Departamento de Estado, ni el Departamento de Seguridad Nacional, ni el Pentágono, poseen datos de cuántos afganos están en el país, cuántos aún están a la espera de ser evacuados y cuántos forman parte de estas familias separadas. Según el Post “la cifra podría extenderse a decenas de miles”.

El reportaje del Washington Post revela historias de familias separadas que aún esperan el reencuentro. Se trata de madres que lograron llegar a Estados Unidos con uno o dos hijos, pero que se vieron obligadas a dejar a otros hijos y a sus esposos en Afganistán.

Según el Post muchos afganos separados y sus abogados denuncian que, cada vez que piden ayuda sobre la reunificación, la respuesta que consiguen es que su “notificación ha sido incluida en una lista”.

8. Miles de refugiados que ingresaron a Estados Unidos no fueron investigados

“Casi ninguna de las 82,000 personas transportadas” desde Afganistán fueron investigadas antes de ingresar a Estados Unidos.

Fuentes familiarizadas con las entrevistas a refugiados aseguran que la administración Biden violó las políticas del gobierno de Estados Unidos para el manejo de los refugiados.

El pasado 22 de agosto de 2021 Biden prometió que cualquier persona que ingresara a Estados Unidos tras el retiro de las tropas americanas, sería examinada.

“Los aviones que despegan de Kabul no vuelan directamente a Estados Unidos. Están aterrizando en bases militares estadounidenses y centros de tránsito en todo el mundo (…) En estos sitios donde aterrizan, estamos llevando a cabo un escrutinio minucioso: controles de seguridad para todos los que no son ciudadanos americanos o residentes legales permanentes”, señaló.

Sin embargo, un reportaje del Washington Examiner reveló que la administración no investigó a las personas que trajo desde Afganistán: “No examinó la información que decenas de miles de afganos proporcionaron a través de entrevistas en persona y se basó únicamente en bases de datos criminales y terroristas para señalar a los malos actores”, señala el reportaje.

“La gran mayoría de las personas evacuadas, aproximadamente el 75 %, no eran ciudadanos americanos, titulares de tarjetas verdes, titulares de visas especiales de inmigrantes afganos o solicitantes de la visa”, según el Washington Examiner. En pocas palabras, mientras Biden transportaba desde Kabul a personas que no estaban calificadas, dejaba atrás a cientas que sí lo merecían.

Sabrina Martín Rondon is a Venezuelan journalist. Her source is politics and economics. She is a specialist in corporate communications and is committed to the task of dismantling the supposed benefits of socialism // Sabrina Martín Rondon es periodista venezolana. Su fuente es la política y economía. Es especialista en comunicaciones corporativas y se ha comprometido con la tarea de desmontar las supuestas bondades del socialismo

Total
5
Share