fbpx



Aborto, películas, El American

Aborto: 2 películas para reflexionar

“4 meses, 3 semanas, 2 días” y “Unplanned”

[Read in English]

La cuestión del aborto siempre suscita acalorados debates, ya que es un tema realmente complejo con grandes implicaciones morales, políticas y sociales. Sin pretender banalizarlo, en El American hemos realizado una selección de dos películas que nos pueden ayudar a reflexionar sobre tan espinoso tema.

Así como con otros temas controvertidos se puede encontrar cierta relación entre tendencia política o religiosa y posicionamiento ante el mismo, con el aborto no se da dicha asociación en absoluto. Es más, podría decirse que es uno de los temas que genera los mayores enfrentamientos entre personas de una misma afiliación política o, incluso, religiosa.

aborto
¿Funciona prohibir el aborto?(Pixabay)

En el seno del liberalismo clásico, que defiende la vida, la propiedad privada y la libertad, podemos encontrar diferentes vertientes, con interpretaciones como las de Ayn Rand o Murray Rothbard, que vendrían a considerar al feto como un invasor de la propiedad privada del cuerpo de la madre; pero también otras ideas que consideran que el feto es una vida aparte y que, por lo tanto, su derecho a vivir debería estar por encima de ese cuestionable derecho de propiedad materno.

Recientemente fue trending topic en varios países de habla hispana un debate en YouTube al respecto, entre Gloria Álvarez y Agustín Laje, que demostró una vez más que dentro del liberalismo clásico hay posturas irreconciliables sobre el aborto.

Dejando a un lado la cuestión moral —que no es baladí—, quizás habría que preguntarse sobre el rol del gobierno y las consecuencias de las diferentes medidas legales y económicas que puedan adoptarse. En primer lugar, tendríamos la cuestión de si el aborto debería ser penalizado o despenalizado. Y en segundo lugar, si debería estar subvencionado y fomentado por el gobierno o no.

Las películas “4 meses, 3 semanas, 2 días” y “Unplanned” pueden ayudarnos a reflexionar sobre estas cuestiones.

4 meses, 3 semanas, 2 días ¿Funciona prohibir el aborto?

La película “4 meses, 3 semanas, 2 días” forma parte del grupo de obras de la llamada “nueva ola rumana”, caracterizadas por estar ambientadas durante la dictadura comunista y por explorar los temas de la libertad y las consecuencias del socialismo.

Dirigida por Cristian Mungiu en 2007, es un drama desgarrador sobre las políticas de natalidad socialistas en la Rumanía comunista de Ceaușescu. En 1947, con la revolución socialista, se legalizó el aborto en Rumanía, pero con la llegada de Ceaușescu al poder, y ante la baja natalidad del país, la práctica del aborto se prohibió estrictamente, dando lugar a uno de los pocos baby booms en países no capitalistas. En un breve espacio de tiempo, se duplicaron los nacimientos.

En esta película podemos ver la historia de una chica rumana que decide someterse a un aborto clandestino. Está rodada de forma muy realista y sórdida, con gran crudeza, aún siendo un tema tan delicado. En una atmósfera dominada por la opresión de un omnipresente gobierno, podemos observar la cadena de corrupción y depravación que se genera con la prohibición.

Debido a esta ingeniería social y la ruina económica, muchas madres entregaban a sus bebés a los orfanatos. La película documental “Children of the Decree” (2005) narra las terribles vidas de los niños abandonados en los orfanatos gestionados por el Estado comunista.

Maltrato físico y psicológico, abusos sexuales, desnutrición, condiciones higiénicas infrahumanas, fueron algunos de los horrores que padecieron miles de niños huérfanos en Rumanía. Aunque técnicamente no eran huérfanos, porque tenían a sus padres vivos, eran hijos del comunismo y de una prohibición que, lejos de solucionar problemas, los multiplicó.

Unplanned ¿Debe fomentarse y subvencionarse el aborto?

Unplanned” (titulada “Inesperado” en Hispanoamérica) es una película de 2019 basada en las memorias de Abby Johnson, quien pasó de ser directora de una clínica abortiva de Planned Parenthood a convertirse en activista en contra del aborto. Pero casi tan interesante como la historia que cuenta la película, es la propia historia que rodeó al estreno de la película.

Unplanned contó con un bajo presupuesto, básicamente procedente de contribuciones de particulares, de apenas unos 6 millones de dólares, lo cual se nota en su calidad de producción, que es propia de un telefilm de televisión por cable. A pesar de todas las trabas que se le pusieron a su estreno y distribución, fue un éxito de público, con una recaudación total que se aproximó a 19 millones de dólares, superando las expectativas de la productora.

Debido a su clara postura pro-vida, la película tuvo que rodarse bajo un estricto secretismo para evitar protestas y posibles sabotajes por parte de grupos abortistas. Los miembros del equipo firmaron documentos de confidencialidad para no dar detalles a la prensa o en redes sociales, por el temor a las posibles represalias.

¿Puede parecer exagerado? Pues los acontecimientos alrededor de su estreno demuestran que no. Lo cierto es que la película enfrentó grandes vicisitudes. Muchos sellos musicales se negaron a vender para la película los derechos de canciones como “Girls Just Wanna Have Fun” de Cyndi Lauper, o “How to Save a Life” de The Fray.

También tuvo que ver cómo la MPAA (Motion Picture Association of America), que clasifica las películas y hace recomendaciones sobre la edad de los espectadores, debido a las escenas explícitas de los abortos, calificó a la película como R, una de las más duras, que restringe su visionado a los menores de 17 años que no vayan acompañados de un adulto. Se da la paradoja de que en muchas ocasiones una niña de 15 años puede abortar sin el conocimiento de sus padres, pero no puede ver esta película sin su acompañamiento.

Con la excusa de la clasificación R, o reconociendo que debido a su temática pro-vida, muchos medios de comunicación se negaron a publicitar la película, como fue el caso de Google, A&E Networks o NBCUniversal.

Twitter suspendió la cuenta oficial de la película durante el fin de semana de su estreno, y se denunciaron extraños comportamientos en el número de seguidores. Aunque Twitter finalmente restableció la cuenta, el daño ya estaba hecho.

Una vez estrenada, la crítica por parte de los medios de comunicación del establishment fue feroz. Si bien los medios se felicitan con que Aquiles o Zeus sean representados por actores afroamericanos, o que en el musical Hamilton, los padres fundadores sean interpretados por actores de diversas razas, sin que parezca preocuparles el rigor histórico, en este caso se mostraron muy puristas a la hora de cuestionar la credibilidad de la protagonista sobre un aborto que se le practicó a las 13 semanas a un mujer de raza negra, y The New York Times se apresuró a aclarar que, según la ciencia, un feto con esas semanas no reacciona como se muestra en la película.

En Rotten Tomatoes la crítica especializada le da una puntuación de 42 %, mientras que el público la valora en un 94 %. Para Metacritic fue la segunda peor película del año, con una puntuación de 10 sobre 100, mientras que fue universalmente aclamada por su audiencia con 9.6 sobre 10.

Parece que a la película no se le perdona que narre las devastadoras consecuencias psicológicas para las mujeres que deciden abortar, mostrándoles otras alternativas, pero sobre todo parece molestar que ponga en entredicho los estándares éticos del negocio del aborto de Planned Parenthood, que recibe 617 millones de dólares de fondos federales, los cuales suponen el 37 % de sus ingresos, según el The Washington Times.

Con la llegada de Joe Biden a la presidencia, las cuestionables prácticas de clínicas como Planned Parenthood que la película trata de poner de manifiesto, probablemente volverán a reproducirse, tras algunos años en los que sus números bajaron gracias a las medidas de Donald Trump.

Publicación de la organización pro-vida Live Action, que aparentemente confirma algunas de las críticas vertidas en Unplanned sobre Planned Parenthood
1 comment
  1. ya Shakespere en su obra maestra “el mercader de venecia” nos mostro sobre los limites del derecho de todo, Shylock reclama su derecho a cortar el pedazo de carne de su adversario y el juez le concede ese derecho pero, nada se dijo de la sangre del mismo, le dice corta la carne pero si derramas una gota de su sangre iras a la carcel, evidentemente no podia cortar sin derramar sangre, la mujer sin duda que tiene derecho de su cuerpo pero no sobre el cuerpo de otro, y asi como a ella su derecho a nacer fue respetado, asi ella debe respetar el derecho de otros, en este caso el derecho de su hijo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
bitcoin - criptomoneda - El American

¿Se rinde Wall Street ante el Bitcoin?

Next Article
pretorianismo, El American

La diplomacia paraguaya del pretorianismo stronista (1954 – 1989)

Related Posts
Total
1
Share