fbpx
supreme-court-abortion-case

Ley de aborto en Misisipi es el primer gran reto de la Corte Suprema de mayoría conservadora

El aborto es uno de los temas más controvertidos en USA, y lo que decida la Corte sobre el caso en Misisipi nos dará una visión adecuada de cómo se tratará este tema en el futuro

[Leer en español]

La Corte Suprema de los Estados Unidos ha decidido evaluar la constitucionalidad de un ley de aborto en Misisipi, que restringe su acceso. Este es el mayor caso sobre el tema desde la confirmación de Amy Coney Barrett.

El caso del aborto en Misisipi (llamado Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization) ilustraría cómo la reciente mayoría conservadora de 6 a 3 en la corte tratará uno de los temas más divisorios en la política americana, con los activistas pro-vida esperando (y los pro-choice temiendo) que la decisión allane el camino para una anulación definitiva de Roe v Wade.

Aunque la Corte había decidido previamente conocer un caso menor sobre el aborto a principios de este año, esta es la primera vez que este tribunal escuchará un caso que está directamente relacionado con las limitaciones estatales al acceso del aborto. Cualquier decisión podría inclinar la balanza a favor de cualquiera de los dos lados del argumento de forma decisiva durante los próximos años, sobre todo porque daría una prueba clara de cómo fallaría la mayoría conservadora del tribunal en casos similares en todo el país.

Si la corte se pronuncia a favor de la ley contra el aborto en Misisipi, incentivaría a más estados y a los defensores de la vida a impulsar leyes similares en todo el país, con el objetivo de que algunas de ellas sean confirmadas a nivel federal. Si se decide en contra, supondría un duro golpe para los partidarios de la vida que esperaban que una corte más conservadora se pronunciara en contra del aborto.

Tanto las organizaciones provida como las proabortistas ya han comentado la decisión del tribunal de conocer el caso, y los primeros esperan que el tribunal revise las decisiones que han establecido el marco legal del aborto en Estados Unidos, mientras que los segundos también muestran su desesperación por las perspectivas de que un tribunal conservador conozca el caso.

aborto en misisipi - El American
Actividas provida esperan que la corte de mayoría conservadora mantenga la ley contra el aborto en Misisipi (EFE)

La presidenta del destacado movimiento provida Live Action, Lila Rose, publicó un hilo en Twitter en el que pedía al tribunal que “revisara Roe v Wade y Planned Parenthood v Casey” y que finalmente “reconociera lo que la ciencia ha revelado desde hace tiempo: que una vida humana única e individual comienza en el momento de la fecundación” y que ” la Corte Suprema debería conceder la misma protección ante la ley a todos los seres humanos”.

Las organizaciones pro-aborto han condenado furiosamente el proyecto de ley y han hecho saltar las alarmas sobre los efectos que dicho proyecto podría tener sobre el aborto en el país. En un tuit publicado por la asociación proabortista NARAL se calificaba el caso como “una amenaza directa a Roe v Wade” y se añadía que “no hay nada más aterrador que esto”.

¿Qué involucra el caso del aborto en Misisipi?

La ley en cuestión fue aprobada por la legislatura del estado en 2018 y prohíbe la mayoría de los abortos para embarazos de 15 semanas o más, una legislación que luego fue demandada por la única clínica abortista del estado y que finalmente fue bloqueada por un tribunal federal inferior, una decisión que luego fue ratificada por la Corte de Apelaciones del 5º Circuito de Estados Unidos.

El funcionamiento del sistema de cortes federales de USA implica que las partes pueden apelar hasta la Corte Suprema, que es la que tiene la última voz sobre el asunto. Sin embargo, si la Corte decide no conocer el caso, la sentencia del tribunal inferior se mantiene. Dado que la Corte Suprema es un órgano pequeño con una jurisdicción excesiva, no suele conceder estas peticiones (denominadas writ of certiorari en inglés) y la Corte conoce menos del 1 % de los recursos presentados.

Grupos pro-aborto esperan la decisión de la Corte con temor (EFE)

El centro de los argumentos legales se centraría en la cuestión de la viabilidad, que se define en términos generales como la capacidad del feto de vivir fuera del vientre de la madre sin ningún tipo de ayuda artificial. La clínica en cuestión argumenta que la viabilidad sólo llega después de las 23-24 semanas de embarazo y que la ley representaría una prohibición inconstitucional de los abortos anteriores a la viabilidad.

El estado de Misisipi desestimó esas preocupaciones argumentando que la ley no crea un “obstáculo sustancial” para las mujeres que buscan un aborto, ya que les permite obtenerlo antes del límite de las 15 semanas. Las cortes inferiores terminaron en contra de la ley de Misisipi al argumentar que la legislación en cuestión no sólo es una limitación a la disponibilidad de abortos antes de la viabilidad, sino una verdadera prohibición de los mismos.

El estado de Misisipi presentó su certiorari el año pasado, pidiendo que el tribunal se pronunciara sobre un par de cuestiones relativas a la inconstitucionalidad de la prohibición de los abortos anteriores a la viabilidad. La Corte, después de posponer la decisión 12 veces, decidió pronunciarse sobre la cuestión de si toda prohibición del aborto antes de la viabilidad es inconstitucional o no.

En otras palabras, la Corte Suprema decidirá si la viabilidad debe utilizarse como punto de referencia para determinar la legalidad de los abortos en todo el país.

¿Qué decidirá la Corte Suprema?

Esta será la primera prueba de fuego para la nueva miembro de la Corte, la jueza Amy Coney Barrett, que fue nominada y confirmada en un proceso muy polémico el año pasado tras la muerte de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg. Hasta ahora, la jueza ha podido eludir el espinoso tema del aborto, pero con la decisión de la Corte de atender finalmente el caso del aborto en Missisppi, esos días han terminado.

La última vez que la Corte decidió pronunciarse sobre un caso importante de aborto fue en 2020, cuando un voto de 5-4 decidió bloquear un proyecto de ley redactado por Luisiana que restringiría los abortos en el estado. En ese caso, el voto clave en contra del proyecto de ley de Luisiana fue el del presidente de la Corte Suprema, John Roberts, que se puso del lado liberal de la Corte al decir que el caso en cuestión era similar a una ley de Texas que también fue anulada en 2016.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts votó junto a sus pares liberales el año pasado en un caso sobre el aborto. ¿Hará lo mismo este año? (EFE)

Sin embargo, la Corte actual es diferente al que decidió el caso de Luisiana. Con 6 de los 9 jueces que se sientan en el banquillo siendo nominados por un presidente republicano, los conservadores podrían permitirse un voto negativo de Roberts y aún así obtener una decisión que anule la decisión de una corte inferior.

Basándose en sus años de fallos y opiniones anteriores, no sería inesperado que los jueces Sotomayor, Kagan y Breyer decidieran en contra de la ley de aborto en Misisipi, mientras que los jueces Alito y Thomas votaran a favor de mantenerla. Si seguimos el precedente más cercano que nos da la Corte en este tema, la sentencia de 2020 contra Luisiana, también podría ser posible que los jueces Gorsuch y Kavanaugh decidieran también a favor de Misisipi.

Todas las miradas estarían puestas entonces en los jueces Barrett y Roberts, ya que podrían ser fundamentales para decidir no sólo el destino final del proyecto de ley, sino también el alcance de la decisión que alcancen, ya que será el lenguaje que utilicen en sus opiniones lo que determinará si la decisión que el tribunal alcance en el caso de Misisipi es expansiva y demoledora o de alcance limitado.

El aborto es uno de los temas más controvertidos que afronta Estados Unidos, y lo que decida la Corte sobre el caso en Misisipi nos dará por fin una visión adecuada de cómo decidirá el nuevo tribunal sobre el tema, mientras los activistas pro-vida y pro-aborto contienen la respiración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Gavin Newson, sindicato, California, congresista republicano

California mantendrá mascarillas obligatorias hasta junio contrariando al CDC

Next Article
Pelosi, Arzobispo Cordileone

Arzobispo Cordileone a Pelosi: «66 millones de bebés han sido asesinados en el vientre de sus madres»

Related Posts
Total
0
Share