fbpx
Saltar al contenido

Aborto fracasa en Senado: Biden busca una estrategia que le permita ganar las elecciones

Aborto, El American

Available: English

[Read in English]

Un proyecto de ley que los demócratas lideraron para garantizar el derecho al aborto a nivel nacional no logró avanzar en el Senado este miércoles, y abre un nuevo camino que el partido oficial piensa aprovechar para buscar votos de cara a las midterms de noviembre.

En una votación presidida por la vicepresidente Kamala Harris, el proyecto conocido como Women’s Health Protection Act obtuvo 49-51 luego de que el senador demócrata Joe Manchin (WV) se uniera a los republicanos en su oposición.

Al terminar la votación, Harris reprochó el resultado y tachó a los líderes republicanos de “extremistas”. La vicepresidente aprovechó el fracaso del proyecto en un intento por atraer votos proabortistas hacia el Partido Demócrata en las elecciones de noviembre.

La votación “deja en claro que una prioridad para todos los que se preocupan por este tema debe ser elegir líderes proabortistas a nivel local, estatal y federal”, dijo Harris a la prensa. “Porque lo que estamos viendo en este país son líderes republicanos extremistas que buscan criminalizar y castigar a las mujeres por tomar decisiones sobre su propio cuerpo”.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

La legislación iba más allá del aborto

Por su parte, el presidente Biden emitió un comunicado instantes después de conocerse el resultado de la votación, en el que acusó a la Corte Suprema de poner “en riesgo” los “derechos fundamentales” de los americanos.

“Esta falta de acción llega en un momento en que los derechos constitucionales de las mujeres están bajo un ataque sin precedentes, y va en contra de la voluntad de la mayoría de los americanos”, afirmó Biden. “Los republicanos en el Congreso, ninguno de los cuales votó a favor de este proyecto de ley, han optado por interponerse en el camino de los derechos de los americanos a tomar las decisiones más personales sobre sus propios cuerpos, familias y vidas”.

El presidente fue más directo que Harris en asumir la derrota del proyecto como una oportunidad electoral. “Para proteger el derecho a elegir, los votantes deben elegir más senadores proaborto en noviembre y devolver una mayoría proaborto a la Cámara”, dijo. “Si lo hacen, el Congreso puede aprobar este proyecto de ley en enero y ponerlo en mi escritorio, para que pueda convertirlo en ley”.

El líder de los demócratas en el Senado, el representante por Nueva York, Chuck Schumer, propuso acelerar con “urgencia” la votación del proyecto luego de que se filtrase una opinión de la Corte Suprema que indicaba que la sentencia de 1973 conocida como Roe v. Wade, que desde entonces garantiza el derecho al aborto, será anulada.

Schumer dijo que la decisión de revertir Roe v. Wade era una “abominación” que marcaba una “oscura y perturbadora” época para los americanos. Comentó también que la Corte Suprema “infligiría la más grande restricción de derechos en los últimos 50 años”.

Manchin, un demócrata provida, se negó a votar a favor de la legislación porque consideró que iba más allá de codificar Row v. Wade y pretendía eliminar todas las regulaciones estatales sobre la materia, incluyendo los límites de tiempo para abortar establecidos en estados como Texas y Florida.

“No se equivoquen, no es la codificación Roe v. Wade”, dijo Manchin más temprano. “Es una expansión. Borra quinientas leyes estatales de los libros. Amplía el aborto”.

Por otra parte, los dos senadores republicanos que se están a favor del aborto, Lisa Murkowski de Alaska y Susan Collins de Maine, también rechazaron la legislación por el mismo motivo que Manchin: habría socavado los límites estatales sobre el aborto.

Total
28
Share