fbpx
Saltar al contenido

Implicaciones de una absolución de los participantes del 6 de enero para los demócratas y su cacería de brujas

Available: English

[Read in English]

La protesta del 6 de enero profundizó la división del país, y también aumentó nuestra propia comprensión de esta división. Ahora comprendemos que no se trata de una diferencia de opiniones e ideologías. Parece que vivimos en realidades completamente paralelas. 

Vimos imágenes de gente entrando en el Capitolio. Algunos estaban enfadados. Otros tenían curiosidad. Vimos a abuelas haciéndose selfies y algunos trajes interesantes. Vimos cómo una mujer desarmada era asesinada a tiros por un agente de policía. Vimos cómo los medios de comunicación le llamaban víctima. Sin embargo, lo que no vimos fue una insurrección armada y un ataque terrorista ordenado por el 45º presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump. Lamentablemente, eso es lo que la mitad del país cree que ocurrió.

La izquierda ha utilizado ese evento como munición durante más de un año contra el Partido Republicano, los conservadores y los partidarios de Trump. Por desgracia, para muchos de los asistentes al discurso de Trump del 6 de enero, su vida dio un vuelco ese día.

En junio de 2021, los demócratas establecieron un comité de cacería de brujas -también conocido como el Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre el Ataque del 6 de enero- para investigar lo que llamaron un ataque terrorista doméstico. Muchos de los asistentes a DC ese día, que se atrevieron a acercarse o entrar en el edificio del Capitolio fueron arrestados y acusados durante esta prolongada iniciativa, y han estado esperando en una celda sus días ante la corte. Por fin están empezando a recibir sus veredictos.

El 6 de abril, un juez federal absolvió a Matthew Martin de los cuatro cargos que se le imputaban, informa AP. Martin había sido detenido bajo cargos de delito menor y conducta desordenada, que alegaban que había entrado ilegalmente en el Capitolio.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Martin había testificado que un agente de policía le hizo señas para que entrara en el edificio después de que el tumulto había comenzado. El fiscal había desestimado ese testimonio por considerarlo “una tontería”.

Sin embargo, los que vimos varios vídeos desde distintos ángulos, vimos a los agentes de policía apartarse y aparentemente acompañar a los ingenuos al interior del edificio. Casi como si estuvieran a punto de hacer un recorrido turístico por el histórico edificio.

El juez de distrito Trevor McFadden, sin embargo, no estuvo de acuerdo con los fiscales y dijo que era razonable que los abrumados agentes de policía le permitieran entrar en el Capitolio a través de la Rotonda el 6 de enero. El juez McFadden dijo que había visto vídeos en los que los policías se hacían a un lado y permitían que la gente entrara mientras Martin se acercaba. El juez también dijo que las acciones de Martin fueron “tan mínimas y poco serias” como las de cualquiera que estuviera en el Capitolio ese día. El juez describió el testimonio de Martin como “ampliamente creíble”.

Hasta ahora, Matthew Martin es el tercer acusado del “motín del Capitolio” cuyo caso se ha resuelto en un juicio. Es, sin embargo, el primero en ser absuelto de todos los cargos. Los dos primeros terminaron con condenas, aunque el mismo juez absolvió a uno de esos acusados de un cargo de conducta desordenada tras un juicio sin jurado el mes pasado.

Nuestra esperanza, por supuesto, es que se haga justicia de la manera más ecuánime posible; y que el resto de los acusados que pronto tendrán su cita en el Tribunal, también tengan juicios y audiencias justas.

Total
0
Share