fbpx

Actriz de Game of Thrones confiesa abusos de Marilyn Manson

Tras tolerar los cientos de abusos, la actriz confesó que su punto de quiebre fue en 2011 cuando Manson la persiguió con un hacha por la casa

Esme Bianco, actriz que hizo el papel de Ros en la serie de HBO Game of Thrones, confesó que sufrió abusos sexuales por parte del músico Marilyn Manson, quien se ha visto envuelto en un escándalo de acoso y agresión contra la actriz y expareja Evan Rachel Wood. Bianco se sentó con The Cut y concedió una entrevista donde detalló las agresiones de Manson que, según dijo, la dejaron con cicatrices y un trastorno de estrés postraumático.

«Casi me destruye», encabeza el titular de la entrevista. Bianco, mucho antes de los abusos, era una fanática de Manson. Para inicios de la primera década de los 2000, la actriz finalmente conoció personalmente a la estrella del metal industrial y deseaba trabajar con él. Fue en 2009 cuando Manson le envió un boleto de avión a Los Ángeles para que pudiera protagonizar su video musical I Want to Kill You Like They Do in the Movies (Quiero matarte como lo hacen en las películas).

Pero, confiesa Bianco, que el encuentro la llevó a años de abusos, tormento psicológico y violencia que descarrilaron su carrera. La actriz dice que Manson pasó de ser un «gran modelo a seguir que realmente me ayudó en momentos increíblemente oscuros y difíciles cuando era adolescente» a un «monstruo que casi me destruye y casi destruye a tantas mujeres».

Tras un preaviso bastante moderado de Manson advirtiéndole el papel que desarrollaría en el vídeo, Bianco se encontró con algo totalmente distinto a lo acordado.

«Una vez que llegó, dice, la línea entre el arte y la realidad se desdibujó de inmediato», comenta The Cut. Bianco, que para el momento tenía 26 años, confiesa que pasó los siguientes tres días en ropa interior, apenas durmiendo o comiendo, con Manson dándole cocaína en vez de comida.

Bianca recuerda a Manson enloqueciendo y arrojando la cámara a una alarma de humo. Pronto, dice, se volvió violento. Recuerda que la ataba con cables a un genuflexorio, azotándola con un látigo y usando un juguete sexual eléctrico en sus heridas. Bianco estaba aterrorizada, pero trató de calmarse diciéndose a sí misma: «él solo está siendo teatral; vamos a hacer un gran arte».

Luego del terrible episodio de abusos, Manson y Bianco se mantuvieron en contacto; dos años después, Manson le pidió que se mudara con él, diciendo que la ayudaría a obtener una visa.

Después de mudarse con el cantante, Bianco dijo que experimentó una luna de miel antes de que comenzara a controlar todos los aspectos de su vida.

manson, abusos, bianco
Bianco sufrió abusos por parte de Manson durante años y ahora se une a la docena de mujeres que confesaron las conductas del artista. (Flickr)

La actriz dijo que Manson decidía lo que usaría, su horario de sueño y básicamente cada movimiento. «Era frecuente que me despertara violentamente si me iba a dormir sin permiso», confesó Bianco. «Me sentí como una prisionera». La actriz también reveló que llamaba a su familia escondida en el armario.

Luego de confesarle a uno de sus amigos más cercanos los abusos que diariamente Manson tenía con Bianco, este dijo que realmente pensó que nunca volvería a saber de ella.

Según Bianco, Manson luego le cortó repetidamente el torso con un cuchillo. «Solo recuerdo estar acostada allí, y no luché contra eso», dijo. «Fue una especie de último momento en el que había perdido todo sentido de esperanza y seguridad».

Tras tolerar los cientos de abusos la actriz confesó que su punto de quiebre fue en 2011 cuando Manson la persiguió con un hacha por la casa. Ashley Walters, la asistente de Manson afirmó que había presenciado el incidente y recuerda haber visto a la actriz parecer tener un ataque de pánico y que estaba «visiblemente conmocionada».

Bianco cuenta que posterior a ello, decidió alejarse y escapó de la casa de Manson. La actriz denunció los abusos en el Senado de California en 2018 pero no mencionó a Manson. Pero esta vez, decidió contar su historia.

Bianco es la última mujer que —hasta ahora— acusa a Manson de agresión sexual. En las últimas dos semanas, más de una docena de mujeres han presentado acusaciones después de que la ex prometida del rockero, Evan Rachel Wood, lo acusó por primera vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Alcalde de Miami quiere pagar a funcionarios públicos en Bitcoin

Next Article

Deuda de los Estados Unidos superará el 107 % del PIB en 2031

Related Posts
Total
0
Share