fbpx
Saltar al contenido

¿Qué es la Agenda 2030? | Culture War

¿Qué es la agenda 2030? | Culture War

Available: English

[Read in English]

EL GOBERNO holandés emitió, en concordancia con la Agenda 2030, un plan para reducir las emisiones de nitrógeno que afecta en gran medida a los agricultores, y dijo que “no hay futuro” para todos ellos. En el primer episodio de la nueva temporada de Culture War, nuestro editor-at-large, Emmanuel Rincón, analiza la protesta de los granjeros holandeses y los motivos por los que la prensa americana ha omitido su cobertura.

Las masivas protestas de los agricultores holandeses esconden un motivo común con el silencio de la prensa y, según Rincón, se asemejan a las de los camioneros canadienses del Freedom Convoy.

¿Qué es la agenda 2030? | Culture War

“Básicamente el Gobierno no quiere dejar trabajar y producir a los trabajadores del campo, esta vez, debido a la agenda 2030”, dijo Rincón. “Y, por tanto, los mismos han decidido trancar el país y levantarse contra las medidas dictatoriales de los burócratas de Bruselas”.

La agricultura en Holanda no solo es crucial para su propia economía, sino que de ella depende buena parte del mundo. Después de Estados Unidos, los granjeros holandeses representan la segunda mayor fuerza exportadora de productos agrícolas en el planeta, y su industria está cada vez más regulada.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Agenda 2030: ¿importa el costo?

En la industria agrícola de los Países Bajos se contabilizan cerca de 4 millones de vacas, 12 millones de cerdos y hasta 100 millones de pollos. De verse afectada la producción, las consecuencias podrían ser devastadoras para Europa (y el mundo entero).

Es por eso que, para Rincón, la burocracia europea está jugando un peligroso juego que podría afectar severamente el bienestar incluso de los países desarrollados.

“Las directrices radicales de la Unión Europea para detener las emisiones solo caben en las mentes de unos funcionarios alejados de la realidad que trazan cálculos en sus mundos gobernados por hombres que juegan a ser Dios y creen poder hacer milagros con el clima, la gravedad, el aire y la propia vida”, dijo Rincón.

En consecuencia con los dictámenes de Europa, la burocracia holandesa ha decidido arbitrariamente, sin tomar en cuenta el sustento de los agricultores ni su importancia para el mundo entero, que las emisiones en su territorio deben ser disminuidas, al menos, a la mitad.

Aunque la situación en Holanda es delicada y las protestas han alcanzado un punto de violencia, los medios americanos parecen no prestar atención. Todo sea por llevar adelante la Agenda 2030 de los globalistas.

Total
5
Share