fbpx
Biden, plan económico, subir impuestos

La agenda económica de Biden: impuestos y más impuestos

Biden también planea revertir el impuesto plano de Trump del 20% sobre las ganancias de capital

Tras una reñida contienda el candidato demócrata, Joe Biden, se alza como vencedor en la carrera por la Casa Blanca para el 2021. Biden recibe la presidencia de una nación fuertemente golpeada por la pandemia y una economía resentida, apenas recuperándose tras su caída más fuerte en 73 años.

El presidente electo Joe Biden se alzó como la antítesis a la propuesta económica de su rival, Donald Trump, comenzando por la intención de derogar el logro más grande de la política económica del presidente Trump, la Tax Cuts and Jobs act de 2017, que disminuyó el impuesto a sociedades del 35 al 21% y redujo sustancialmente el impuesto marginal a la renta para todos los tramos de ingresos que contempla el código tributario estadounidense.

Como una de sus principales promesas de campaña, Joe Biden intentará hacer cambios sustanciales en la política tributaria de su rival, comenzando a restaurar los impuestos marginales a las rentas superiores a $ 400,000 a la tasa antes de la reforma de Trump del 39,6%. Biden también planea revertir el impuesto plano de Trump del 20% sobre las ganancias de capital -reducido a esa tasa por Trump- para aquellas personas con un ingreso superior a 1 millón de dólares y restaurándolo a 39.6%.

Biden también plantea elevar el impuesto a sociedades al 28%, y crear un impuesto mínimo del 15% para las empresas que no pagan impuesto de renta en Estados Unidos y reporten más de $ 100 millones en ingreso neto en el país. Esta última medida podría implicar un caso de doble tributación para muchas empresas extranjeras que operan en Estados Unidos.

El plan de impuestos de Biden recaudaría según su campaña 3.3 mil millones de dólares, pero el Tax Policy Center afirma que, debido a la salida de capitales del país, este recaudo podría ser menor ubicándolo en 2.4 mil millones de dólares. Según la modelación hecha por la Tax Foundation el plan de impuestos de Biden podría costarle un crecimiento del 1.6%, en el largo plazo, a la economía norteamericana.

Aunque Biden y algunos economistas argumentan que los cortes de impuestos promovidos por Trump empeoran la desigualdad del país, un incremento de impuestos en tiempos donde el sector privado se está recuperando de las pérdidas desencadenadas por la cuarentena será contraproducente para el crecimiento económico.

El consenso entre los economistas es que ante un incremento en el impuesto a sociedades, entre el 20 al 25% de este aumento termina siendo soportado por los empleados no por los accionista ni por los CEO, se desconoce los impactos que esta subida produciría en la nómina de sociedades extranjeras.

En adición al aumento al impuesto a sociedades, una fracción significativa de accionistas estaría sujeta al incremento de Biden a las tasas impositivas personales sobre el ingreso por dividendos y ganancias de capital.

Por último se estima que la expansión de la cobertura de Medicaid impulsada Biden implicará un incremento sobre las tasas del impuesto marginal al ingreso laboral en promedio de entre el 1.7 al 2.4%.

Con el sector privado en plena recuperación tras una severa contracción debido a la pandemia, una reforma tributaria como la que plantea Biden potencialmente reduce la capacidad financiera de las empresas para amortiguar las pérdidas en caso de un segundo brote, y a su vez desincentiva la inversión en capital, innovación y otras actividades de retornos de largo plazo pero costosas en el corto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Ro Khanna: otro socialista que aspira llegar al Senado

Next Article
Alaska Cannabis

Marihuana medicinal: 4 estados conservadores dan lección de libertad a NY

Related Posts
Total
0
Share