fbpx

La agenda económica de Biden: Un Obamacare por reformar

Joe Biden buscará cambios drásticos en el sistema de seguros de salud americano, profundizando las reformas del gobierno de Obama

Además de lidiar con la pandemia, Joe Biden busca hacer cambios drásticos en el sistema de seguros de salud americano, reforzando el legado de su padrino político, Barack Obama. Por tanto, propone cuatro cambios importantes en los mercados de seguros individuales creados por la Affordable Care Act (ACA).

El primer cambio consiste en ampliar los créditos fiscales sobre las primas de seguro. En segundo lugar, ampliar la elegibilidad para ser beneficiario de Medicaid eliminando el techo de ingresos. Tercero, el gobierno federal ofrecerá planes junto con planes de intercambio con seguros privados. Cuarto, las personas de 60 a 64 años (muchas de las cuales eran clientes de ACA) podrían volver a ingresar a Medicare.

Un Sistema de salud no tan asequible

En la actualidad, en Estados Unidos hay 30 millones de personas sin un seguro médico. Bajo Biden, esta figura se espera que disminuya a 15 o 20 millones de americanos con la expansión de la cobertura que se plantea. En la actualidad el gasto en salud equivale al 17% del producto interno bruto de los Estados Unidos.

El ACA proporciona a las familias un crédito reembolsable y anticipable del impuesto sobre la renta con el fin de comprar un seguro médico. Los créditos sobre las primas toman las contribuciones como una parte de los ingresos de las familias con salarios entre el 100 y el 400% sobre la línea de pobreza federal ($ 12 490 a $ 49 960 para una persona en 2020).

Los créditos sobre impuestos al ingreso mantienen bajos los pagos de primas para los beneficiarios del ACA. Esta estructura de subsidios ha llevado a una falta de opciones de cobertura de mercado individual asequibles para las personas por debajo de la línea pobreza que viven en estados que no están cubiertos Medicaid, y las personas que compran su propia cobertura con ingresos justo por encima del 400% de la pobreza en todos los estados de la nación. Además, las personas que son elegibles para un seguro “asequible” patrocinado por el empleador no son elegibles para otras transferencias.

Actualmente para quienes no clasifican para un seguro subsidiado (40% de la población) e incluso muchas familias que califican para transferencias de Medicaid, es decir, con ingresos 250% por encima de la línea federal de la pobreza, las alternativas de aseguramiento son impagables. Para dar una idea: un hogar que al año gana $65 000 tendría un reembolso menor a $ 500, sólo para ver deducidos $ 7000 de su ingreso anual tras pagar impuestos.

En otras palabras un trabajador en Medicaid puede ver hasta el 9.78% de los ingresos de su hogar deducidos para pagar una cobertura de un plan “asequible”, una cantidad mayor a la que tendría que pagar por un plan de bajo costo en un seguro privado.

Biden expandiría Medicaid

La razón por la que Biden busca ampliar la cobertura de Medicaid a ingresos más elevados es sencilla; para que un sistema de aseguramiento de salud sea financieramente sostenible, debe contar por lo menos con un 75% de sus afiliados contribuyendo activamente para poder cubrir al número de personas enfermas dentro del mercado, y proveerles los servicios y recursos que requieren sus tratamientos.

Hoy en día es posible que el 40% de las altas tasas vistas en los mercados de seguros sean el resultado directo de una carga sobre las primas del seguro para contrarrestar el hecho de que menos del 40% de las personas elegibles alguna vez se inscribieron a Medicaid. Esa carga esencialmente equivalía a los grandes aumentos en la tasa del Obamacare en los últimos años que excedieron la inflación de los costos de salud.

Al incrementar el número de personas que contribuyen al seguro médico, incrementaría el flujo de efectivo que entra al sistema de salud, y así sostener su costo entre más personas y poder reducir el precio de las primas individuales paulatinamente.

Con los cambios contemplados mientras que una persona menor de 40 años con un ingreso aproximado de $45 000 que antes pagaba $429 al mes, pagaría sólo $269 bajo la expansión de Biden. En tanto una persona mayor de 60 años con un ingreso alrededor de los 50 000 dólares si antes pagaba $1 029 al mes, pagaría sólo $ 354. Estos cambios podrían representar un ahorro especial para la población mayor que vería una reducción muy significativa de las primas que pagana en la actualidad.

Una de las principales críticas que ha recibido el ACA es el llamado risco de subsidios, que afecta principalmente a las personas que apenas están por encimas del límite de ingresos subsidiable. Esta situación ha afectado con especial severidad a los adultos mayores de 60 años.

En promedio, un adulto mayor con ingresos por encima de los 40 000 dólares en un bajo un plan de bajo costo tiene que pagar una prima de riesgo equivalente al 15% o 25% de su ingreso. Bajo los cambios propuestos por Joe Biden las prima que afrontaría los adultos mayores no superarían el 2% de su ingreso, haciéndolo elegible para participar en Medicaid.

Los costos de expandir Medicaid

Esta agresiva expansión de la cobertura de Medicaid naturalmente tendrá costos que según el plan de Biden serán financiados eliminando el impuesto plano del 20% sobre las ganancias de capital para aquellas personas con un ingreso superior a 1 millón de dólares, fijándolo en 39.6%.

Los cambios también afectan potencialmente las tasas impositivas marginales sobre el empleo e ingresos laborales. Desde una perspectiva agregada, los cambios planteados por Biden sobre las deducciones del salario imponen a un aumento en las tasas del impuesto marginal sobre el ingreso laboral en promedio entre el 1,7 al 2,4%.

Aunque sea una propuesta costosa, es cierto que el plan de Biden al menos en el papel soluciona muchas de las distorsiones introducidas en el mercado de seguros individuales por la reforma de Obama, naturalmente a un mayor costo en el bolsillo de todos los contribuyentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Cómo un salario mínimo perjudica a quienes intenta proteger

Next Article
Dominion electoral fraud.

Dominion: los escándalos que arrastra la empresa acusada de fraude electoral

Related Posts
Total
0
Share