fbpx
Eric Garcetti

El alcalde socialista de Los Angeles, Eric Garcetti, nos enseña cómo administrar mal una ciudad

A raíz de las protestas «antirracistas» y la crisis presupuestaria de Los Angeles, la ciudad decidió reducir $150 millones al presupuesto policial en 2020. Hoy ese dinero se está yendo a subvenciones demagogas y socialistas mientras el índice de criminalidad se dispara

[Read in English]

La administración del alcalde socialista de Los Angeles, Eric Garcetti, es un desastre. El desempleo en la ciudad se disparó en el 2020 con la pérdida de negocios que fueron a la quiebra. En un informe de Yelp, publicado en septiembre del 2020, se lee que Los Angeles es la zona urbana del país con más cierres de pequeños negocios, con un total de 15,000 de los cuales la mitad son permanentes.

La economía es, apenas, uno de los problemas que afecta a la ciudad de Los Angeles. La crisis sanitaria por la pandemia fue atroz, de hecho, la urbe llegó a ser el epicentro de la enfermedad a finales del 2020; cuando sus hospitales empezaron a padecer el desabastecimiento de insumos médicos primordiales como el oxígeno.

De acuerdo con un artículo del periódico Los Angeles Times fechado en diciembre, «los hospitales del condado de Los Angeles se están quedando con niveles ‘peligrosamente bajos de tanques de oxígeno’ (…) y otros suministros para combatir la pandemia de coronavirus». Además, dice el medio, «los pacientes ya comienzan a esperar en las ambulancias antes de ser admitidos en los centros de cuidado especializado».

Pero los problemas sanitarios y económicos, que aquejan a gran parte del planeta, no son los únicos problemas que enfrenta Los Angeles bajo la administración de su alcalde socialista; Eric Garcetti, de hecho, hay otras situaciones que parecen, incluso, más graves.

Imposición de renta básica pese a crisis presupuestaria

La crisis fiscal en Los Angeles, amén de las subvenciones estatales que generaron un elevado gasto público, se amplió a la asombrosa cifra de $750 millones. Uno supone que, ante esta situación, el alcalde Eric Garcetti tomaría decisiones un poco más «conservadoras», ligadas a la austeridad, pero no, hace días atrás anunció su gran plan para «combatir la pobreza»: imponer una renta básica de 1,000 dólares para unas 2,000 familias.

«El alcalde Eric Garcetti incluyó un programa de renta básica garantizada de 24 millones de dólares en su presupuesto municipal que se hará público el martes. Los Angeles se convertiría en la mayor ciudad en probar el concepto, uniéndose posiblemente a Stockton, Compton y otras», reseñó Los Angeles Times. «Si el Ayuntamiento de Los Angeles lo aprueba, el programa proporcionaría 1,000 dólares al mes a 2,000 familias de Los Angeles durante un año. No habrá obligación de gastar el dinero, según la oficina del alcalde».

Este es el programa piloto «de renta básica universal más grande del país», explicó Black Interprise. ¿Y de dónde saldrá una parte de este dinero? «El programa de Garcetti utilizará $11 millones en fondos desviados del presupuesto de la policía de la ciudad para lanzar el programa en el sur de Los Angeles y el Valle de San Fernando».

La renta básica universal está lejos de ser una buena política para combatir la pobreza, en cambio, sí es una medida que afecta los presupuestos fiscales y, en el caso particular de Los Angeles, está afectando los departamentos policiales justo cuando los índices de criminalidad se dispararon.

Eric Garcetti, socialista, Los Angeles
El alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti, pronuncia su discurso anual sobre el estado de la ciudad desde el Observatorio Griffith. (EFE)

Eric Garcetti y su particular lucha contra el crimen

El alcalde de Los Angeles es bastante particular. Su ciudad, a lo largo del año pasado, vio aumentar los índices de criminalidad de manera absurda y sus políticas parecen restarle importancia al asunto.

De acuerdo con el propio Eric Garcetti, los homicidios aumentaron en el 2020 en un 36.2 %, y el número de víctimas en tiroteos también registró un importante aumento del 41.4 % con respecto al 2019, año donde las víctimas fatales por tiroteos fueron 253.

Garcetti, quien prometió luchar contra el crimen, el año pasado recortó 150 millones dólares del presupuesto de la policía cediendo a las presiones de las protestas «antirracistas» y también para maquillar las cuentas del desastroso presupuesto fiscal que dejó su administración en el 2020.

Es decir, el año en el que Los Angeles padeció de sobremanera la criminalidad, Garcetti decidió reducir el presupuesto a los que combaten el crimen.

Este recorte «obligará al Departamento de Policía de Los Angeles, en los próximos meses, a trasladar a un total de 234 agentes de nuevo a la patrulla, reducir las horas de escritorio en sus estaciones, cortar despliegues especiales y detener a los equipos de personal que cubren los problemas de desamparo», informó NBC en noviembre.

El jefe de la policía de Los Angeles, Michel Moore, comentó «que el departamento cortará su apoyo aéreo, robo y homicidio y unidades de pandillas y narcóticos».

El alcalde reaccionó un poco y este año volvió a aumentar el presupuesto a la policía en un 3 %; pero ni por asomo ese incremento está cercano a la cifra de los $150 millones del año pasado.  

Con el aumento, el presupuesto policial pasará de $1,710 a $ 1,760 millones, el año pasado el presupuesto era de 1,850 millones de dólares.

Pero eso no es todo. El fiscal del condado Los Angeles, George Gascón, está planificando eliminar y reubicar varios agentes de la unidad de bandas duras; una de las más antiguas del departamento que se dedica a los casos vinculados con las pandillas y bandas criminales. Esta decisión provocó indignación entre fiscales y sheriff de Los Angeles, sobre todo porque el propio Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD) informó que el 55 % de los asesinatos del 2020 estuvieron relacionados con las pandillas callejeras.

Todo esto sucede bajo la complaciente mirada del alcalde Eric Garcetti, quien prometió combatir el crimen, pero sus palabras no se están plasmando en acciones.  

La crisis de indigencia expone al alcalde socialista

Cuando tu presupuesto fiscal está como el de Los Angeles, es lógico recortar el gasto público, como sucedió con la policía. El problema es que la mayor parte de los recortes estuvieron enfocados hacia los departamentos policiales y casi ninguno hacia el resto del sector público.

De hecho, las políticas que propone Eric Garcetti son de todo, menos políticas austeras.

Además de proponer el plan de renta básica más grande del país, el alcalde propuso un costosísimo plan para combatir la crisis de indigencia de mil millones de dólares.

«El presupuesto de la ciudad de Los Angeles que se publica hoy incluye 1,000 millones de dólares para hacer frente a los sin techo. La región ha estado abordando el problema durante años, pero sigue empeorando debido a los costes de la vivienda», explicó la NPR.

Skid Row , Los Ángeles, indigentes, conflicto
El alcalde de la ciudad, Eric Garcetti, anunció que pronto se abrirían cinco nuevos albergues para personas sin hogar, ya que los actuales 540 albergues de la ciudad estaban llegando a su capacidad. (EFE)

Es cierto, en California existe un problema gigante con los indigentes debido a la escasez de viviendas y el altísimo costo de los alquileres. Pero esa no es la única explicación por la que la crisis de indigencia se viene recrudeciendo año tras año en todo el estado, en especial de Los Angeles.

Las políticas asistencialistas y las subvenciones estatales, sumadas a las frágiles leyes contra los crímenes de posesión de drogas, prostitución e incluso defecación en las calles, no ayudaron en absoluto a combatir la crisis de indigencia, de hecho, la empeoraron.

Mientras más dinero público se destinó a la lucha contra el sinhogarismo, los datos demuestran que el número de personas sin techo en el país creció. Ahora, la crisis de indigencia está descontrolada, sobre todo en California y en el condado de Los Angeles.

Las políticas asistencialistas para combatir la indigencia fracasaron por completo, no solo en California (San Francisco, Los Angeles, etc.), sino en otros estados del país y otras grandes urbes como New York y Seattle. Pese a la evidencia, la gran idea del alcalde es proponer un desorbitado gasto de mil millones de dólares que supera, con creces, el propio déficit presupuestario que atraviesa su administración.

Para tener una idea del problema, en todo Estados Unidos hay 568,000 indigentes; 151,000 de estas personas viven en California y más de 66,000 están en el condado de Los Angeles.

Se estima que, mientras la ciudad de Los Angeles encuentra vivienda para 130 personas por día, otras 150 personas se quedan sin hogar diariamente. Ante este creciente «cáncer» que carcome las calles y los espacios públicos de Los Angeles, «el remedio» que propone Eric Garcetti resulta costoso, poco creativo y muy similar a lo que se viene implementando año tras año y viene fracasando sistemáticamente.

De esta forma, el alcalde socialista de Los Angeles, Eric Garcetti, nos demuestra cómo no se debe administrar una ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Republican-Infrastructure-Plan

GOP emite un plan de infraestructura de $568 mil millones, contrarrestando el de $2.3 billones de Biden

Next Article
¿Pone la computación cuántica en peligro de extinción a las criptomonedas?

¿Pone la computación cuántica en peligro de extinción a las criptomonedas?

Related Posts
Total
154
Share