fbpx
amazon, Trabajadores de Amazon dicen “no” a crear un sindicato

Amazon quiere un salario mínimo de $ 15 la hora… y monopolizar el retail

Amazon representa más de un tercio de las ventas por ecommerce en todos los Estados Unidos, mientras que el mercado del retail de “ladrillo y concreto”, aunque más grande, está repartido entre miles de compañías

[Read in English]

Pocas coincidencias se les podría encontrar al multi-millonario dueño de Amazon y mugol de la tecnología Jeff Bezos, y a la “humilde” congresista del Bronx, Alexandria Ocasio-Cortez (AOC). La mente de uno vive en dirigir el emporio privado más grande del mundo, mientras que en la otra mente existe un mundo donde el gobierno “redistribuye” la riqueza de esos emporios en una sociedad, se supone, más justa.

Bezos y AOC tienen una causa en común que los une, (uno para enriquecerse aun más, y la otra por ingenuidad) y es el salario mínimo federal de $ 15 la hora. A pesar que el mogul de la tecnología acaba de renunciar a su puesto como gerente de Amazon, Bezos presionó activamente a sus rivales en el retail a establecer un salario mínimo como el de Amazon, y es de esperarse que la próxima administración continúe con esa política.

Amazon apuesta a que el Congreso apruebe el salario mínimo de $ 15 la hora y se cumpla un vaticinio de varios economistas: que muchos pequeños negocios se vuelvan insostenibles, incluyendo miles de pequeños retailers, acelerando un fenómeno que viene experimentando la economía americana desde incluso antes de la pandemia, el apocalipsis del retail.

El problema no es solamente Amazon

Desde 2010 el número de tiendas de retail viene en caída en los Estados Unidos debido al bajo flujo de clientes a las llamadas tiendas de “ladrillo y concreto”, aunque parte del declive del retail físico se ha debido al comercio online, hay otros factores propios del negocio que produjeron su decadencia durante años.

Si bien es cierto que el comercio digital ha venido sustituyendo al comercio en persona, incluso para el 2020 las ventas por canales ecommerce solo representaron el 21 % del total de las ventas de retail en los Estados Unidos. Aunque el ecommerce representó casi la totalidad del crecimiento de las ventas de retail durante la pandemia, los consumidores americanos todavía prefieren ir a la tienda.

El retail físico viene en declive desde el 2010, pero la pandemia fue catastrófica para este sector. Cadenas como Macy’s han anunciado el cierre de varias de sus tiendas a lo largo del país. (Efe)
El retail de “ladrillo y concreto” se ha sobredimensionado

Si el problema no viene por el lado de la demanda, debe venir entonces por el lado de la oferta, y es que en Estados Unidos hay una sobreoferta de tiendas. Entre 1970 a 2015 el número de malls en los Estados Unidos creció al doble de la tasa de crecimiento de la población americana.

Esta sobreoferta de malls produjo que después de la crisis de 2009 comenzaran los cierres que irían aumentando con el tiempo. Para el 2017 cuando en Estados Unidos había 1,200 malls, se esperaba que en cinco años la oferta de estos se redujera a 900. Desde la pandemia desatada en 2020 se estima que en Estados Unidos quedarán menos de 750 malls en pie.

Al cierre de estos malls lo acompañan el cierre de miles de tiendas que en ellos se encontraban. Muchas marcas del retail antes de la pandemia se encontraban chapaleando en deudas que crecían para poder sostener su operación, sin que esto se tradujera en más clientes entrando por las puertas de las tiendas.

La pandemia fue el camión que atropelló al enfermo retail

La pandemia fue la estocada necesaria para matar definitivamente a miles de tiendas y marcas como J.C.Penney, Tuesday Morning, Stage Stores o J. Crew. Incluso el gigante Macy’s tuvo que anunciar que cerrará más de 125 tiendas para el 2023.

Durante el 2020, 35 reconocidos retailers se declararon en bancarrota y más de 12,200 tiendas tuvieron que cerrar en toda la nación. Según el último sondeo de la firma consultora BDO cerca del 66 % de los retailers tradicionales se encuentran con dificultades o sobreviviendo financieramente. La mayoría de los retailers tienen serias restricciones de efectivo y la mitad tiene menos de 3 meses de caja a la mano.

Más de 12,200 tiendas cerraron durante el 2020 por la pandemia. (Efe)

Más del 83 % de los retailers han tenido que hacer uso de las ayudas del gobierno y prácticamente la totalidad está implementando soluciones para vender en línea, conscientes de que las tiendas físicas no volverán a tener su flujo anterior de clientes pronto.

Lo que le otorga el poder de mercado a Amazon sobre los otros retailers es que Amazon representa más de un tercio de las ventas por ecommerce en todos los Estados Unidos, mientras que el mercado del retail de “ladrillo y concreto”, aunque más grande, está repartido entre miles de compañías que no tienen ni una fracción de los recursos de Amazon.

Un salario mínimo de $ 15 la hora sería la estocada final hacia los pequeños retailers, no los grandes

Amazon se precia de pagar un salario mínimo a sus empleados de $ 15 la hora y reta a sus competidores a que hagan lo mismo, reto que no afecta a sus mayores competidores pues Walmart ya paga un salario de $ 18 la hora, y Target estableció un salario mínimo de $ 15 en el 2020.

Los que no han podido aceptar el reto de Amazon han sido los pequeños retailers quienes, por el contrario, han recortado turnos o prescindido de personal para mantenerse a flote. Un incremento a $ 15 del salario mínimo federal sería la estocada que necesitan los minoristas para matar cualquier expectativa de recuperación del pequeño y mediano retail.

Un salario mínimo de $ 15 la hora, afectaría sobre todo a los retailers locales ubicados en condados de bajo costo de vida y en consecuencia que tienen un flujo de ingresos mucho menor. Es decir, mientras que un tendero en San Francisco puede ganar más de $ 15 la hora, uno en Mississippi no gana más de $ 11 la hora, y a pesar de ganar 4 dólares menos, el cajero de Mississippi puede tener la misma calidad de vida o incluso superior que su homólogo californiano debido a que los costos de vida en Mississippi son mucho menores que los de California.

Estos menores costos de vida también se traducen en menores precios de cara al consumidor, por lo que a un retailer en Mississippi le saldrá efectivamente mucho más caro pagarle esos $ 15 la hora a sus empleados que un retailer en California. Aunque pueda que un establecimiento de un salario mínimo federal no tenga efecto en los estados más ricos como Nueva York o California, es muy posible que éste mismo incremento sí afecte a los pequeños negocios en los estado más pobres como Mississippi y Luisiana.

Whole Foods y Amazon Pharmacy son parte del portafolio de negocios de ladrillo y concreto de Amazon. (Efe)
Amazon no quiere acabar con los negocios de “ladrillo y concreto” solo acaparar más mercado a costa de los pequeños y medianos

Aunque las perspectivas del retail tradicional no son esperanzadoras para el otro año, éste no desaparecerá y seguirá componiendo una parte fundamental de la economía americana, Amazon consciente de ello ha incursionado en negocios de “ladrillo y concreto” con marcas como “Amazon Pharmacy” y “Whole Foods”.

Amazon al ser una corporación puede pagarle a sus empleados salarios de $ 15 la hora, al igual que Walmart y Target, como así también algunos retailers en estados como California y Nueva York. Pero los que no podrán serán aquellos retailers en estados de menores ingresos que tendrán que optar por despedir nómina, afectando su operación, limitar futuras contrataciones, o establecer un canal de ventas en línea que, muchas veces, termina pasando a través de Amazon.

El caso es que el futuro de los pequeños retailers no es esperanzador, una pandemia agravó una enfermedad ya existente y con un salario de $ 15 la hora se vaticinan menos competidores pequeños en un mercado que cada vez se asemeja a un oligopolio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Medios, desinformación, El American

Los grandes medios y la desinformación

Next Article
Florida, De Santis, estado libre, El American

Florida: un estado libre

Related Posts
Total
6
Share