fbpx
Saltar al contenido

Una marea de americanos recurren a los bancos de alimentos para sobrevivir a la inflación

bancos de comida

Available: English

Los bancos de alimentos se han visto rebosados por largas filas de personas por todo Estados Unidos. Aunque la tasa de desempleo ha vuelto a estar prácticamente en su niveles prepandemia, muchos americanos no han podido aguantar las subidas en los precios que ya acumulan un 9.1 % de incremento, y ahora dependen de las ayudas alimentarias para suplir sus necesidades.

La subida de los precios, sumada a la crisis energética global por la guerra en Ucrania, apretujó el bolsillo de cientos de miles de familias americanas, que adicionalmente no cuentan más con la ayuda por Covid-19.

“Los bancos de alimentos, que habían empezado a ver un cierto alivio cuando la gente volvió al trabajo después de los paros por la pandemia, están luchando para satisfacer las últimas necesidades, incluso cuando los programas federales proporcionan menos alimentos para distribuir, las donaciones de las tiendas de comestibles disminuyen y los regalos en efectivo no llegan tan lejos”, reportó la agencia AP.

Para Elizabeth Jimenez, miembro de la Mexican American Opportuniy Foundation (MAOF), la cantidad de personas que dependen de la asistencia de los bancos de alimentos ha incrementado dramáticamente: “Tratamos de ayudar a las familias tanto como podemos. Antes solo veíamos personas mayores, ahora son familias, también personas mayores y personas con discapacidad, definitivamente hemos visto un aumento”.

El reto parece haberse intensificado en el verano y buena parte de los trabajadores de los bancos de alimentos no se encuentran seguros de poder mantenerse al día con la demanda que va creciendo considerablemente a medida que cientos de familias asisten a los puntos de entrega.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Una marea de americanos recurren a los bancos de alimentos para sobrevivir a la inflación
La inflación ha vuelto insostenible la vida para miles de americanos que hoy dependen de los bancos de alimentos para poder comer. (EFE)

Según una vocera de la ONG Feeding America, el número de kits alimentarios distribuidos creció un 78 % con relación al año anterior. Doce meses atrás la fundación entregaba paquetes de comida alrededor de 2,396 familias a la semana, en el presente entrega 4,271 paquetes.

El crecimiento de miseria en los Estados Unidos arroja a miles de personas a los bancos de alimentos

En el banco de alimento más grande de Feeding America en Houston, durante el pico de la pandemia se llegaron a distribuir hasta 1 millón de libras de comida diariamente. Aunque esta cifra disminuyó tras la recuperación de la crisis del Covid-19, en los últimos meses volvió a subir y hoy el banco de alimento reparte hasta 610,000 libras de comida diariamente.

Paralelo a la inflación, el índice de miseria que mide la relación entre los índices de precios y desempleo tras un pronunciado descenso luego del fin de la pandemia volvió a dispararse y hoy supera los niveles a los que llegó a estar durante la crisis del 2008.

El precio de la vivienda que continua subiendo hizo que algunos americanos tengan que escoger entre pagar el arriendo o comer. Según los datos del Índice de Renta Observada de la inmobiliaria Zillow, a lo largo de la nación el costo del arriendo mediano subió un 15.9 % en los últimos doce meses. Los precios de los arriendos crecieron a su ritmo más rápido desde 1986.

Los últimos sondeos de la encuestadora Gallup han registrado que hasta un 3 % de los Americanos en el presente tiene miedo de caer en la indigencia o enfrentar hambre próximamente.

Para muchas familias la inflación transitoria de Biden resultó un golpe tremendo a sus finanzas, su seguridad y su alimentación. Mientras tanto, los bancos de alimentos continúan con su trabajo para alimentar a miles de bocas hambrientas que se enfilan todos los días ante sus puertas.

Total
2
Share