fbpx
AMLO, El American

AMLO: presidente rico, pueblo pobre

Claro que los ingresos tan altos de AMLO no explican cómo su hijo mayor, sin trabajar, puede vivir de manera holgada, con una casa propia, en Houston

Una de las herramientas de batalla que más le gusta al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es acusar a los demás de ser más ricos que él. Su actitud de padre franciscano se remonta a la época en la que era jefe de gobierno y le gustaba presumir que él no andaba en carros de lujo sino en un Tsuru blanco. No sé si intencional o simplemente por mal gusto usaba (y todavía usa) trajes que le quedaban mal y de colores que no se ven bien a cámara. 

Su apariencia contrasta con la imagen estereotípica del PRIismo de pueblo, ese look ostentoso hasta caer en el mal gusto que siempre ha acompañado a los apodados “nuevos ricos”, pero la riqueza súbita no es posible por las vías económicas convencionales. Quien se hace rico trabajando no se hace rico de la noche a la mañana, es el político o sus compadres para quienes es posible este ascenso, supongo que de ahí la relación de esta imagen de gente tan desagradable.

Así es como López Obrador consiguió su identidad de outsider aunque ha pertenecido a la clase política por 50 años. Traje café, Tsuru, departamento en un vecindario clase mediero del sur de la Ciudad de México, etc. Él es como usted y como yo… excepto que no lo es en absoluto.

Padre pobre, hijos ricos

Los hijos y la esposa del presidente no tienen una imagen pública de austeridad que mantener. Ellos, como cualquier nuevo rico, tienen que mostrar que tienen, como una tía mía que decía que a sus hijos los tenía que vestir de marca porque si no nadie les iba a creer que eran ricos. 

AMLO critica que sus oponentes tengan a sus hijos en escuelas privadas, pero su hijo Jesús Ernesto pasa el verano en el Camp Santa Úrsula, Andrés Jr. se pasea con tenis de más de 800 dólares, Gonzalo aparece en palcos privados en estadios de beisbol. Seamos francos, no son cosas fuera de lo normal para gente con sus ingresos, pero contrastan con la imagen que el presidente quiere mostrar sobre sí mismo y su familia. 

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El 27 de enero de 2022 el periodista mexicano Carlos Loret de Mola dio a conocer un reportaje en el que mostraban una casa a las afueras de Houston, Texas, en la que viven José Ramón López Beltrán, hijo mayor del presidente, y su esposa Carolyn Adams. Tanto el precio como el nivel de lujo de la propiedad corresponden con la clase media alta, nada sorprendente, pero suficiente para levantar el velo de la austeridad presidencial.

El sonido y la furia

En su conferencia mañanera del 11 de febrero de 2022, el presidente se lanzó contra Loret y en un acto tan ilegal como vergonzoso, mostró una tabla en la que revelaba los orígenes y montos de los ingresos del periodista, comparándolos con los propios. Las cifras, que según el propio Loret de Mola están infladas, nos revelan más sobre López Obrador que sobre el periodista, pero el presidente estaba muy enojado para darse cuenta de que el golpe se lo dio a sí mismo.

“(…) (Loret gana en total) 35 millones 200 mil (alrededor de 1.7 millones de dólares anuales)… Pero miren cuánto gano yo, bruto anual dos millones 11 mil (alrededor de 100 mil dólares anuales)… él gana como 15 veces más que yo” explicó el presidente en la conferencia de prensa. Fuera máscaras, el presidente admite que la austeridad es, en palabras de Macbeth un “cuento que cuenta un idiota, lleno de sonido y de furia, que no significa nada”.



Presidente rico, pueblo pobre

Si tomamos por ciertos los ingresos que declaró el presidente, que no cuentan los 300 mil dólares mensuales que vale que viva en Palacio Nacional, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos de los Hogares 2020, AMLO se ubica entre el 10 % de población con mayores ingresos en México. Pero no solo eso, su ingreso trimestral (502 mil pesos mexicanos) triplica el promedio que gana el 10 % de los hogares con mayores ingresos (163 mil pesos mexicanos). Además, duplica el ingreso mensual que el Instituto Nacional de Geografía y Estadística requiere para considerar a un hogar “de clase alta” y es 20 veces mayor que el ingreso promedio de una persona en su grupo de edad (más de 60 años). El presidente está, como decimos en México, “forrado”. 

Claro que los ingresos tan altos de AMLO no explican cómo su hijo mayor, sin trabajar, puede vivir de manera holgada, con una casa propia, en Houston. 

En Twitter fue tendencia #AMLOtienemiedo, y hay razones para que lo tenga. En 50 años de carrera política, los momentos más altos de AMLO llegaron cuando logra ser la víctima y sus más grandes fracasos cuando sus mentiras salen a la luz. 

Previous Article
p.j. o'rourke

Murió P.J. O'Rourke, afamado escritor satírico conservador-libertario

Next Article

Un grupo provida lanza un nuevo sitio web para apoyar a mujeres embarazadas

Related Posts
Imagen: Unsplash

La tragedia de los niños migrantes es una culpa regional

La tragedia de los niños migrantes es una crisis que empeora debido a la suma de impunidad, burocratismo e incompetencia de los gobiernos. Detenerla es urgente
Total
9
Share