fbpx
Eriksen, Euro 2020. MVP. Emmanuel Alejandro Rondón

La angustiosa y conmovedora jornada de la Euro 2020

Lo más importante es que tuvimos final feliz: Christian Eriksen está consciente y estable, junto a su esposa

Pocas veces un evento deportivo desarrollado en vivo y en directo fue tan inquietante. En mi caso, no me levanté temprano para ver el empate entre suizos y galeses, sino que puse el reloj para presenciar el duelo escandinavo entre daneses y finlandeses. Era francamente emocionante; pues sin ser el cotejo más esperado de la Euro 2020, sí era el debut de Finlandia en una Euro ante un clásico rival nórdico. Además, había incentivos y promesa de buen fútbol.

Pero como el fútbol escapa de lógicas, el partido no estuvo bien jugado. Le faltó ritmo y hubo poco juego entre líneas.

De hecho, no pasaba mucho: Dinamarca movía los hilos, con Christian Eriksen como estandarte danés, y Finlandia, consciente de sus limitaciones, optó por replegarse, defenderse en su propio campo y transitar.

Luego pasó lo que heló a todos, tanto a futboleros como los que no: pasados los 40` de la primera mitad, Eriksen, que venía siendo una de las figuras de su selección (al menos el que más intentaba romper el cerrojo rival), cayó desplomado al suelo. Se dispuso a controlar un saque de banda y, de la nada, se desvaneció. No pasaron ni un par de instantes para que el colegiado, Anthony Taylor, detuviera el encuentro para llamar a los médicos a la altura del campo de juego.

Los jugadores en campo, no menos atentos que Taylor, fueron rápido a socorrer a Christian mientras los médicos ya enfilaban hacia aquella lejanísima banda donde yacía el jugador del Inter de Milán. La tensión fue insostenible. Las primeras imágenes suponían lo peor; los jugadores en campo, entre lágrimas, presenciaban la reanimación aplicada a su compañero y amigo.

El público no estaba menos angustiado que los jugadores. Particularmente inquietante fue la imagen de la esposa de Eriksen, quien recibió rápidamente el consuelo del arquero Kasper Peter Schmeichel y el defensor Simon Kjaer.

Kjaer, quien es capitán de la selección danesa, fungió como líder en los momentos de tensión. Primero auxiliando a Eriksen, luego ordenando a sus compañeros para que formaran un escudo humano alrededor del 10 para que las cámaras no pudieran captar los momentos más graves.

La preocupación de los jugadores daneses durante la jornada de la Euro 2020 (EFE)

En medio del episodio, las redes sociales también se convirtieron en un calvario. Las imágenes empezaron a impactar al mundo y se generó inmediatamente un debate ético: ¿estuvo bien la actuación de la televisión internacional intentando grabar los momentos donde Eriksen era socorrido por los médicos?

La cuestión es compleja, yo mismo escribí en Twitter que las cámaras habían hecho mal su trabajo impulsados por el morbo de sacar una imagen de Christian en el piso recibiendo reanimación. Sin embargo, y esto expone completamente mi doble estándar, también me alegré profundamente cuando empezó a circular la foto del periodista de AFP con Eriksen dando signos de vida cuando era sacado del campo.

Si critiqué a las cámaras por transgredir valores éticos como el “respeto” por buscar la mejor toma de Eriksen, ¿por qué no critiqué al periodista de AFP? Fue un doble estándar notorio de mi parte.

Ahora, pese a que pienso que era inevitable no grabar los primeros instantes de la caída y la conmoción inicial, mantengo mi posición de que no se debió insistir con buscar tomas de primer plano cuando los jugadores se pusieron alrededor de la escena. Debió reinar un poco más de tacto. El intento de enfocarlo inconsciente fue innecesario. Pero tampoco podemos ir liquidando con tanta ligereza a los camarógrafos que estaban haciendo su trabajo en una situación tan delicada, no es justo tomar el teclado, como hice, para ir dando lecciones morales sin ser qué ni quién.

La grandeza de lo humano

Ahora, el ser humano es algo increíble, sobre todo en las tragedias. Mostramos niveles de autoflagelación importantes cuando nos criticamos, señalamos y destruimos; pero decimos poco cuando los gestos están a la altura del momento.

Los aficionados daneses y finlandeses, aún con un nudo en la garganta por Eriksen, empezaron a corear el nombre del danés desde las tribunas mientras esperaban las buenas noticias. Una parte del público gritaba “Christian” y la otra respondía con un “Eriksen”. Una toma imponente y emocionante.

Ya con Christian bien y estable, el reconocimiento sin dudas debe ir para el protocolo UEFA y los médicos. Le salvaron la vida a una persona por su heroica actuación. Y esto es lo que básicamente hacen los doctores del mundo día a día, pero también los policías, bomberos, trabajadores y todos aquellos millones de anónimos que estoicamente aportan su contribución a la sociedad.

La Euro 2020 continuó

La jornada deportiva siguió en marcha. En un acto de mucho coraje y valor, finlandeses y daneses saltaron nuevamente al campo semi obligados por el apretado calendario.

Según el seleccionador de Dinamarca, Kasper Hjulmand, la UEFA no obligó a jugar y dio dos opciones: disputar el partido mañana al mediodía o jugarlo hoy. Dinamarca se puso en contacto con Eriksen, ya plenamente consciente, y el 10 pidió a sus compañeros que jueguen. Así fue.

El público que mostró su grandeza en medio de la tragedia, también obtuvo un merecido premio presenciando historia pura. Corrían los 60` de la segunda mitad, el trámite era el mismo, Dinamarca monopolizaba el balón y Finlandia defendía con el cuchillo entre los dientes; pero una subida por izquierda de Finlandia, con un centro al segundo caño, fue alcanzado por Joel Pohjanpalo quien de cabeza se anticipó al lateral izquierdo danés y batió al bueno de Schmeichel.

El tanto de Pohjanpalo, quien juega de delantero, pasará a los libros de historia de su país. Sin embargo, su gol es igual de grande que su gesto, pues decidió no celebrar el tanto por respeto al público y a los jugadores daneses que todavía estaban afectados por la situación de su estrella.

Dinamarca buscó el empate con más empuje que ideas, pero fue en vano, la noche era finlandesa. Si no era la presencia del guardavallas Hrádecký, era el cierre de un defensa in extremis lo que impedía el empate de los daneses.

El árbitro colaboró con Dinamarca señalando un penalti inexistente que el VAR no se atrevió a cuestionar, cosas del momento quizás. Para mala fortuna danesa, Højbjerg no pudo capitalizarlo agigantando la figura de Hrádecký, quien seguro también se apuntará a algunas líneas en las hojas doradas de su país.

Finlandia, Dinamarca, Eriksen, euro 2020
La Euro 2020 fue la primera participación de Finlandia en el torneo y también su primera victoria. El delantero Pohjanpalo y el arquero Hrádecký fueron las figuras. (EFE)

El fútbol es maravilloso por la incertidumbre y su constante irracionalidad. No importa que Dinamarca tenga mejores jugadores, haya atacado más, tenido más el balón y disparado más; Finlandia, con un par de actuaciones heroicas, un bloque bajo concentrado y una sola llegada en 90 minutos se llevó los tres puntos. Los rostros daneses entristecidos y la algarabía de los finlandeses es el contraste del ideal que representa este deporte, capaz de lo mejor y lo peor, de la felicidad y la desdicha, de la justicia y la injusticia en un mismo entorno.

Bélgica también regaló una gran presentación ante Rusia. Con un Lukaku imponente en modo beast, el cuadro de Bob Martínez despachó 3-0 a la selección rusa. En su primer tanto, Romelu Lukaku, compañero de Eriksen en el Inter, también dejó un mensaje para Christian: “Chris, stay strong, I love you”.

Lukaku, Euro 2020, Eriksen, Chris, I Love You
Lukaku, la figura de la jornada en el Rusia 0-3 Bélgica. (EFE)

Por último, la UEFA decidió olvidarse de incipientes conmemoraciones y le dio el MVP del Finlandia-Dinamarca al grandioso Eriksen.

Al final, más allá de la casi trágica escena, del susto pese a estar a miles de kilómetros de distancia, del debate ético; de los goles o los resultados, y de la angustiosa y conmovedora jornada que se vivió, lo importante es que Christian está bien junto a su mujer. Ojalá que su pie derecho siga marcando el compás de sus equipos y que su agudeza y lucidez siga disfrutándose dentro del verde. Que vuelta pronto y mejor que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
bannon, impuestos a los más ricos, impuestos, USA, trump, biden

Steve Bannon propone aumento de impuesto para ricos

Next Article
Puerto de San Juan, El American Newsroom Puerto Rico

Puerto de San Juan recibirá al crucero más moderno de Carnival

Related Posts
Total
1
Share