fbpx
Saltar al contenido

Antonio Rodiles sobre alivio de sanciones a Cuba: “El régimen sacará la mayor tajada”

Antonio Rodiles sobre alivio de sanciones a Cuba: "El régimen sacará la mayor tajada"

Available: English

[Read in English]

El Gobierno de Joe Biden decidió flexibilizar sus políticas hacia Cuba con el argumento de “mejorar la vida de sus ciudadanos”, sin embargo, la historia reciente parece revelar que el objetivo del mandatario demócrata no es precisamente ese.

Antonio Rodiles, activista político cubano y coordinador del Estado de Sats —un foro creado en julio de 2010 para alentar el debate sobre temas sociales, culturales y políticos en Cuba—, ofreció una entrevista para El American en la que reveló que el pueblo cubano no será el gran beneficiado por esta decisión de Biden de aliviar las sanciones al régimen de la isla.

Rodiles aseguró que la dictadura de Miguel Díaz-Canel permitió un gran éxodo hacia Estados Unidos con la intención de presionar para lograr el alivio de sanciones. Afirmó que, al parecer, logró su cometido.

“El régimen sacará la mayor tajada. El cubano común quizás logre ver algún alivio, pero nada significativo”, explicó.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

¿De qué constan los cambios que Estados Unidos acaba de implementar en sus políticas hacia Cuba?

El Gobierno de Estados Unidos retoma parte de la política implementada durante administración de Barack Obama, que posteriormente fue revertida por el expresidente Trump. En particular las políticas relacionadas con los viajes a la isla y el monto de las remesas permitidas; ahora vuelven a mencionar el emprendimiento como elemento a apoyar; pero durante el llamado deshielo fue el régimen e individuos allegados a este sistema quienes pudieron obtener mayores beneficios. 

Biden dice que la decisión es para “mejorar la vida de los cubanos”, en la práctica ¿qué tan cierto es esto?

Sin dudas un mayor movimiento económico sí beneficiará en algo a la gente común, pero la mayor tajada, por mucho, la tendrá el régimen y sus leales, sumado que significará afianzarse políticamente. Lo que sí resulta insostenible es aplicar fuertes sanciones, pedirle al pueblo que se revele y no dar apenas apoyo. Que ha sido la línea Rubio/Diaz-Balart.

¿Cuál cree que es la verdadera razón por la que el Gobierno de Joe Biden tomó esta decisión?

Joe Biden había prometido regresar a esa política desde su campaña electoral. Ese retorno se había dilatado después de las protestas del 11 de julio. Desde el pasado noviembre el régimen permitió otro éxodo a través de Nicaragua con destino a Estados Unidos para presionar a la actual administración, y creo que el objetivo lo cumplió. 

¿Quiénes son los más beneficiados por estos cambios, quiénes son los más afectados y por qué?

Las políticas hacia Cuba tienen la característica de siempre poseer altos niveles de incertidumbre en cuanto a resultados. Mientras no se vean funcionando en la práctica es difícil predecir. Si se aplican, como se aplicaron cuando Obama, el régimen sacará la mayor tajada y se incrementará el control político aunque, a diferencia del 2014, ya hoy la oposición se encuentra claramente diezmada. 

¿Qué implicaciones en materia política, económica y social tienen estos cambios para Estados Unidos?

Estados Unidos se mueve generalmente entre dos líneas de política hacia Cuba. En algunos momentos actúa con más fortaleza, en otros se muestra permisivo ante los desmanes del régimen. El régimen había lanzado un éxodo que se mostraba incontrolable y la administración vio como una posibilidad para frenarlo implementar estas medidas. Por otra parte, la permanencia del castrismo implica inestabilidad en la región y las correspondientes implicaciones para Estados Unidos.

¿Cuál es el objetivo de Biden al aligerar su relación con Cuba y Venezuela?

Creo que la administración Biden ha buscado disminuir tensiones en la región mientras tiene que enfrentar una compleja situación en Europa con la guerra en Ucrania. 

También era esperable que el actual presidente siguiera la línea de política exterior similar a la de Obama, donde primó el apaciguamiento con la esperanza de un comportamiento menos agresivo de los regímenes totalitarios y autoritarios. Sin embargo, la práctica ha demostrado que estos sistemas ganan posiciones y no seden ante concesiones unilaterales. 

¿Cómo califica la política que ha tenido Estados Unidos hacia Cuba en los últimos años?

Es fundamental señalar que no existe una estrategia, ni siquiera de mediano plazo, hacia Cuba. La política de Obama se lanzó partiendo de falsas visiones y expectativas, y por lo tanto fracasó. 

Luego, durante Trump, la línea trazada por Rubio/Díaz-Balart contemplaba sanciones, pero ningún apoyo serio a la oposición interna, lo cual trajo como resultado que el régimen aplastara al reducido movimiento opositor. 

No se le puede pedir al pueblo cubano que estalle en protestas y luego aguante la arremetida represiva del castrismo sin recursos, ni apoyo político. 

Urge un giro drástico. Los discursos e intenciones no cambian regímenes totalitarios. El costo que pagamos es muy alto.

Total
115
Share