fbpx

apple-quran

Apple se pliega al PCC y censura la aplicación del Corán en China

La retirada por parte de Apple de una popular aplicación del Corán en China es solo un ejemplo de las empresas estadounidenses que ceden a la presión del PCC.

[Read in English]

La tienda de Apple ha retirado una popular aplicación del Corán en China, un país en el que miles de musulmanes de la provincia de Xinjian han sido objeto de una gran campaña estatal destinada a destruir su cultura y su religión. Según la información de la BBC, la aplicación se ha retirado por “albergar textos religiosos ilegales”; el artículo también informa de que Apple retiró una popular aplicación de la Biblia porque carecía de los permisos gubernamentales necesarios.

El Partido Comunista Chino ha emprendido una campaña masiva de subyugación del pueblo musulmán uigur en Xinjiang, y las ONG han informado de que el gobierno chino ha enviado a miles de ellos a campos de concentración, los ha esterilizado masivamente e incluso los ha utilizado como mano de obra esclava. De hecho, Estados Unidos declaró las actuales acciones del PCC contra los uigures como un “genocidio”, en el último día de la administración Trump.

Apaciguar a las autoridades chinas

Quran Majeed es una de las mayores aplicaciones que muestran el Corán, el texto más sagrado del Islam, y es utilizada por millones de musulmanes en todo el mundo. Los creadores de la aplicación dijeron que fue retirada de la tienda de Apple de China porque “incluye contenido que requiere documentación adicional de las autoridades chinas”. Cuando la BBC se puso en contacto con las autoridades chinas, éstas no hicieron ningún comentario, y Apple se limitó a hacer referencia a una sección de su política en la que se dice que la empresa tiene que obedecer las leyes locales, incluso si no están de acuerdo con ellas.

apple
China ha encarcelado a cientos de miles de uigures musulmanes en “campos de reeducación”, en un acto considerado por Estados Unidos como un genocidio (Image: EFE)

No es la primera vez que Apple se pliega a las órdenes de los regímenes autoritarios de todo el mundo: hace apenas un mes, el gigante tecnológico estadounidense fue acusado de “censura política” tras desconectar una aplicación desarrollada por los partidarios del preso político ruso Aleksei Navalny, que les permitiría coordinar los votos de protesta en las elecciones legislativas del país.

También se ha informado de que Apple ha empleado tácticas similares en China muchas veces antes. El New York Times informa de que la compañía comandada por Tim Cook prohíbe regularmente contenidos que el Partido Comunista Chino podría considerar peligrosos, y el informe del Times indica que un total de 55.000 aplicaciones que están disponibles en todo el mundo son retiradas de los servidores en China.

Síntoma de un problema mayor

Apple no es tampoco la única empresa estadounidense que ha sido criticada por estar demasiado cerca del régimen autoritario chino. Disney fue muy criticada por el estreno de su película de acción real Mulan, de 2020, ya que la película agradece explícitamente a la oficina de seguridad del gobierno de Xinjian, que está a cargo del encarcelamiento de cientos de miles de uigures.

También se ha acusado a otras empresas de entretenimiento de practicar la autocensura para no perder el acceso al lucrativo mercado chino. Un extenso informe de la organización sin ánimo de lucro PEN America, detalla la omnipresencia de la influencia china en las producciones de Hollywood, afirmando que la estricta censura del gobierno chino ha “instaurado la autocensura de los cineastas para anticiparse y adelantarse a las objeciones de Pekín”.

En ocasiones, la influencia de China ha llegado más allá de sus fronteras. Por ejemplo, en 2019 una emisión de la cadena ESPN mostró una imagen del mapa de China que incluía la isla de Taiwán y la “línea de las nueve rayas” sobre el mar de la China Meridional, que son reivindicaciones territoriales que pregona el gobierno de Pekín, pero que son impugnadas por el resto de la comunidad internacional.

apple
LeBron James ha sido criticado como hipócrita por su forma de hablar sobre temas relacionados con China (Image: EFE)

Por supuesto, la NBA también fue objeto de fuertes críticas por la forma en que manejó la indignación china por un tuit del gerente de los Houston Rockets, Daryl Morey, en el que apoyaba las protestas prodemocráticas en Hong Kong en 2019. Empresas y asociaciones chinas cortaron lazos con la NBA por este tuit, y la NBA emitió entonces comunicados contradictorios en inglés y mandarín, con el primero emitiendo una disculpa suave y el segundo reprendiendo firmemente al gerente de Houston.

Las grandes empresas no son las únicas que han sido acusadas de plegarse a la retórica del Partido Comunista Chino, ya que la superestrella del baloncesto LeBron James fue objeto de fuertes críticas después de que él, que es un comentarista muy franco de la política estadounidense, dijera que Morey no debería haber tuiteado ese post ya que “no estaba educado” en el tema y no hizo ninguna crítica sobre la represión policial en Hong Kong.

La decisión de Apple de censurar activamente una aplicación que muestra el texto más sagrado del Islam sólo para apaciguar a las autoridades gubernamentales chinas es sólo la última de las acciones que muestran cómo las empresas estadounidenses, muchas de las cuales se venden como partidarias de la diversidad en su país, cumplen con los requisitos de la censura china en el extranjero e incluso se autocensuran en su país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Facebook quiere construir un "metaverso" y abrirá 10,000 puestos de trabajo en Europa para ello

Next Article
Molnupiravir

Molnupiravir: ¿cómo el capitalismo creó el primer medicamento para el coronavirus?

Related Posts
Total
1
Share