fbpx

Artistas cubanos se congregan para enviar aliento a sus compatriotas en la isla: "Hay que seguir presionando"

Artistas cubanos se congregan para enviar aliento a sus compatriotas en la isla: “Hay que seguir presionando”

Lo importante es que el mundo entienda que “Cuba no es la revolución, no es el poder, no es el Estado, sino la gente, el pueblo de Cuba”

[Read in English]

El proceso hacia un cambio en Cuba no tiene marcha atrás, pero va a ser lento, señalaron este miércoles en Miami los artistas cubanos participantes en un evento para resaltar el papel del arte como catalizador del movimiento pro democracia en la isla, al cumplirse un mes del estallido de las protestas.

El Espacio 23, sede de la colección del empresario y filántropo americano de origen cubano Jorge Pérez, fue el escenario del panel de discusión “Patria y Vida: Escuchando a Cuba”, con el actor y cantante Yotuel Romero, las artistas multidisciplinarias Tania Bruguera y Coco Fusco y el curador artístico René Morales.

Romero, uno de los creadores e intérpretes de la canción “Patria y vida”, la banda sonora de las protestas en Cuba según su propia definición, pidió paciencia y mantener la fe en que se puede alcanzar la libetad después de 62 años de dictadura.

“Yo creo que cada cosa tiene su tiempo, su proceso, lo que pasó es un paso grande que no tiene retroceso. Cuando se planta una semilla no se puede esperar que el árbol salga ya, la semilla está germinando”, dijo el cantante del grupo Orishas.

“El cambio es lento, hay que seguir presionando porque lo que lo que necesitan los cubanos en este momento es el apoyo de otros países”, agregó Fusco.

Cuba no es la revolución

A su juicio, lo importante es que el mundo entienda que “Cuba no es la revolución, no es el poder, no es el Estado, sino la gente, el pueblo de Cuba”, agregó.

La artista radicada en Nueva York destacó la importancia de la canción “Patria y vida” porque “le dio las palabras” a los cubanos que no sabían cómo expresar lo que pensaban de la marcha de su país y captó un sentimiento colectivo.

Cuban singer Yotuel Romero (L) and Cuban-American artist Coco Fusco (2-L) participate in ‘Patria y Vida + Arte: Listening to Cuba’, an event at the Espacio 23 gallery in Miami, Florida, USA, 11 August 2021 (EFE)

Romero mencionó que el arte tuvo “un gran papel” en las protestas y no solo la canción, también el Movimiento San Isidro y el 27N, como se conoce a los jóvenes artistas que participaron en una protesta para pedir libertad de expresión el 27 de noviembre de 2020 ante la sede del Ministerio de Cultura.

“No hay que pensar que la respuesta está afuera, tenemos que seguir luchando por esto, está en cada cubano”, dijo el cantante.

Desde La Habana participó en el panel Tania Bruguera, una de las artistas visuales cubanas más reconocidas internacionalmente vía teleconferencia.

Bruguera, que reside a caballo entre Nueva York y La Habana, estaba en Cuba cuando estallaron las protestas el 11 de julio pero no pudo salir a las calles por estar bajo vigilancia en su casa.

El silenciamiento de los artistas

Además del panel, el Espacio 23 inauguró este miércoles una selección especial de obras visuales de Hamlet Lavastida, Maykel Osorbo, Luis Manuel Otero Alcántara y Anyelo Troya González, los tres primeros presos actualmente y el último cumpliendo condena en su casa.

Esta muestra estará abierta a lo largo de un mes para que el público de Miami pueda dar visibilidad a unos artistas que han tenido un papel importante en el “despertar de la conciencia cívica y del deseo de libertad” en Cuba, dijeron Anelys Muñoz y Patricia García-Velez Hanna, curadoras de la colección de Jorge Pérez.

La dictadura cubana ha tratado de desligitimar o de restar valor a esos artistas “amigos” del Espacio 23 y ésta es una manera de mostrar su calidad y de “darles voz” ahora que están silenciados.

Los videos han sido provistos al museo por amigos de los artistas y miembros del Movimiento San Isidro que están fuera de Cuba, pues salvo Hamlet Lavastida ninguno de ellos formaba parte de la colección del espacio artístico de Jorge Pérez.

El empresario, que se retiró este año de la dirección del grupo constructor The Related Group y la dejó en manos de su hijo, es uno de los mayores coleccionistas de arte cubano actual, sino el mayor.

Aunque donó en 2016 más de 170 piezas, entre lienzos, dibujos, fotografías, instalaciones y esculturas de artistas cubanos al PAMM, del que es fundador, Pérez ha seguido acrecentando esa parte de su colección.

Las curadoras dijeron que el Espacio 23 tiene planes para organizar una gran exposición de arte cubano en 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Biden insinúa que los republicanos lo apoyarán para elevar el techo de la deuda

Biden insinúa que los republicanos lo apoyarán para elevar el techo de la deuda

Next Article
Biden, El American

Biden pedirá al Congreso control de precios para los medicamentos con receta

Related Posts
Total
1
Share