fbpx
Saltar al contenido

Las economías del Asia-Pacífico determinarán el futuro del mercado del petróleo global

petróleo

La escasa inversión petrolera reciente se ha debido en parte a la incertidumbre y a políticas de desincentivo y bloqueo a nuevas explotaciones de petróleo –y gas–, por la apuesta política –económicamente insensata– de acelerar una transición verde. Es un interferido mercado petrolero de demanda en el que los altos precios no se traducen necesariamente en mayor producción, pero el largo plazo de los proyectos petroleros, la incertidumbre política-regulatoria y la todavía intensa presión política por la transición acelerada a cualquier costo, están haciendo que los analistas intenten prever cuatro cosas:

  • El momento en que se llegará a un pico de demanda petrolera.
  • El periodo durante el que la demanda se estabilizaría.
  • El  momento en que empezará a reducirse de forma sostenida.
  • La velocidad a la que se reduciría.

Los analistas ven un mercado de oferta, pero esperan un mercado de demanda en un futuro cercano. En un mercado de demanda la competencia de precios haría que cualquier aumento de producción de los más eficientes desplace del mercado a los menos eficientes.

El petróleo alcanzó su máximo de participación en el mercado de energía primaria en la década de los años 70 del siglo pasado, ocupando la mitad del consumo mundial de energía. Luego sus niveles de participación fueron relativamente estables, pero como la demanda total de energía siguió creciendo, en 2019 se consumía tres veces más petróleo que en 1965.

La demanda petrolera se concentraba, hasta 2013, en los 38 miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos –OCDE– que consumían dos tercios del petróleo vendido en el mundo en 1965 y alcanzaron su máximo nivel de consumo total en 2005. Desde el 2013 la demanda de economías emergentes superó a la de los miembros de la OCDE.

petróleo
AME1960. CARACAS (VENEZUELA), 09/03/2022.- Vista externa de uno de los edificios de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), hoy, en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez

La demanda de economías emergentes, principalmente de Asia, es la que está impulsando el mercado petrolero. Estados Unidos sigue siendo el mayor consumidor de petróleo, pero China ya es el segundo e India el tercero.

Un reciente informe de la Universidad de Columbia revela que la eficiencia del consumo de petróleo ha crecido de forma sostenida desde 1984. En 1973 se usaba casi  un barril de petróleo completo  para producir mil dólares de producto interno bruto mundial. En 2019 el petróleo necesario para producir mil dólares del PIB mundial se había reducido en 56%, llegando a 0,43 barriles.

"*" señala los campos obligatorios

Do you believe the FBI was planting evidence during the Mar-A-Lago raid?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En 1973 el petróleo representaba el 25% de la generación mundial de electricidad, pero para 2019 representaba menos del 3%. En 2020, el petróleo cubrió el 31% de la generación de energía primaria del mundo, el carbón 27%, el gas natural 25%, la energía hidroeléctrica 7%, las renovables 6 % y la nuclear 4%.

La clave del mercado petrolero es el transporte, que todavía demanda cerca del 57% del petróleo consumido en el mundo. En el año 2012 se vendieron en todo el mundo 130 mil vehículos eléctricos, en 2021 se vendieron 6 millones 600 mil vehículos eléctricos.

La cuota de mercado pasó de menos del 0.01% a cerca del 9 % en menos de una década. Independientemente del costo de los vehículos eléctricos y su eficiencia relativa, en la COP26 27 países se comprometieron que el 100% de automóviles nuevos sean cero emisiones en 2040. BP estima que entre el 42,5 y el 79,6 % de la flota mundial de automóviles para 2050 será eléctrica, mientras que la OPEP estima en poco menos del 20 % los vehículos eléctricos en la flota mundial para 2045.

El punto clave es que Asia-Pacífico ya es la región que consume más petróleo en el mundo –38 % de la demanda mundial–, y es la única región cuya demanda seguirá en aumento en tanto se mantenga su actual crecimiento económico y el incremento sostenido del consumo de sus poblaciones. Así que los patrones de consumo de energía y el comportamiento del mercado de transporte del Asia-Pacífico, y no el de los mercados de OCDE, será lo que realmente determine el futuro del mercado del petróleo en las próximas décadas.

Guillermo Rodríguez is a professor of Political Economy in the extension area of the Faculty of Economic and Administrative Sciences at Universidad Monteávila, in Caracas. A researcher at the Juan de Mariana Center and author of several books // Guillermo es profesor de Economía Política en el área de extensión de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Monteávila, en Caracas, investigador en el Centro Juan de Mariana y autor de varios libros

Total
13
Share