fbpx
Saltar al contenido

Avances sobre la frontera marítima Líbano-Israel; Hezbolláh amenaza

El mediador americano Amos Hochstein llegó a Israel este martes tras mantener reuniones en el Líbano, mientras Jerusalén y Beirut continúan con su diálogo indirecto para resolver la disputa marítima.

Washington, que media para resolver el tema, se reunió con el primer ministro, Yair Lapid. Su visita fue inesperada, ya que Hochstein suele regresar a Estados Unidos tras visitar Beirut.

Funcionarios israelíes afirmaron que su visita marca la fuerte determinación de poner fin a la disputa fronteriza rápidamente y evitar las provocaciones del grupo terrorista Hezbollá, respaldado por Irán. El gobierno de Biden pretende reforzar a los moderados libaneses del gobierno y debilitar al grupo armado, que no obedece a Beirut y actúa bajo órdenes de Teherán. El tiempo es clave.

El gabinete de seguridad se reunió en Jerusalén este miércoles para debatir el estado de las conversaciones tras las últimas reuniones y sobre las amenazas que plantea Hezbollah.

Hochstein regresó a Washington tras su breve visita, pero los funcionarios entienden que las conversaciones van por buen camino y que podrían cerrar un acuerdo en semanas.

Tras estar en Beirut, Hochstein se mostró optimista y el sentimiento parecía ser compartido por el primer ministro libanés, Najib Mikati, que dio el visto bueno al salir de la reunión.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

La semana pasada, el líder de Hezbollá, Hassan Nasrallah, aseguró que considera que todos los yacimientos de gas natural en el Mediterráneo, cerca de la costa libanesa, están dentro de las aguas económicas del Líbano y que su organización atacaría cualquier perforación israelí. No sería la primera vez que su grupo conduce a la destrucción del Líbano, país al que, en lugar de “defender”, está hundiendo hace décadas.

Israel y el Líbano han estado negociando indirectamente su frontera marítima desde finales de 2020 con mediación de americana. La ley israelí requiere que el gobierno celebre un referéndum nacional sobre cualquier acuerdo alcanzado sobre la frontera marítima, afirmó el grupo de expertos Kohelet Policy Forum.

Si bien las partes han mantenido en secreto la propuesta sobre la mesa, abogados del Foro expresaron la preocupación de que Israel conceda parte de su mar económico. El referéndum establece que el gobierno requiere la aprobación de un referéndum nacional, a menos que sea apoyado por 80 parlamentarios —sobre 120— de la Knesset.

El territorio en las aguas económicas de Israel cae bajo la ley israelí de acuerdo con el derecho local e internacional. Es bajo esa ley que Israel ha autorizado a las empresas a buscar y desarrollar campos de gas natural.

Líbano e Israel discrepan sobre el derecho de 860 km², un triángulo en el mar Mediterráneo, que sería alrededor del 2% de las aguas económicas hebreas. Israel originalmente acordó dividir el área 58-42 a favor del Líbano. Las conversaciones se rompieron en 2021, cuando el Beirut aumentó sus demandas para triplicar el área en disputa, cercana a la plataforma marítima hebrea Karish. Nasrallah, coherente con su tradición de fanatismo, ha amenazado a Israel.

La ministra de Energía, Karin Elharrar, declaró que es indudable que Karish es una plataforma israelí, y que la compañía que tiene la licencia —Energean— podrá producir gas para el mercado local y de exportación apenas esté lista.

Total
0
Share