fbpx
Saltar al contenido

Inicia la batalla legal entre Twitter y Elon Musk: ¿Quién tiene más probabilidades de ganar?

Contenidos

Available: English

[Read in English]

Oficialmente Twitter demandó a Elon Musk por revertir el proceso de compra de la red social; ahora iniciará una batalla legal en la que el magnate deberá demostrar que la compañía ocultó información sobre la cantidad de bots que hay en la plataforma.

Musk envió una carta a Twitter el viernes diciendo que se retiraba del trato que hizo en abril, que consistía en comprar la plataforma a razón de 54,20 dólares por acción, o un total de 44 mil millones de dólares.

El empresario ha dicho que quería adquirir Twitter en parte para hacer frente a la presencia de spam y cuentas falsas en la plataforma. En un comunicado en el que anunciaba la fusión, dijo que daría prioridad a “derrotar a los bots de spam y autentificar a todos los humanos”

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Sin embargo, durante el proceso de compra el magnate acusó a la red social de entregar “declaraciones falsas o engañosas” sobre el número de cuentas falsas en su plataforma y por esa razón decidió paralizar la compra.

Especialistas en este tipo de disputa judicial aseguran que Twitter no saldrá ileso debido a que durante el proceso de negociación, la empresa despidió empleados y frenó contrataciones, una práctica que consideran contraria a la obligación de la compañía de continuar operando con normalidad.

Sin embargo, Musk podría estar en desventaja porque necesitará demostrar que la plataforma ocultó datos sobre las cuentas falsas, y no solo eso, también deberá evidenciar que ese tema en particular ponía en tela de juicio las bases fundamentales del acuerdo.

“Los acuerdos de fusión de este tipo están diseñados para evitar que los compradores se echen para atrás y decidan retirarse”, explicó a la BBC Ann Lipton, profesora de derecho en la Universidad de Tulane, especialista en litigios corporativos.

Lipton explicó que las acusaciones de Musk “pueden tener asidero” pero que en este caso “no ameritan salirse por completo del negocio”.

“No es suficiente, a menos que él pueda mostrar que las declaraciones (sobre cuentas falsas) no solo son falsas, sino que ponen en tela de juicio las bases fundamentales del acuerdo”, explicó. “Ambos tienen mucho que perder”, advirtió Lipton.

El magnate desde un primer momento pidió información sobre los bots, pero según la compañía, los bots representan menos del 5% de sus casi 230 millones de usuarios totales. Pero Musk cree que pueden llegar al 20 % de los usuarios, y había pedido pruebas a la compañía para respaldar sus cifras.

Si Twitter gana en la corte, Musk tendrá que pagar como mínimo unos mil millones de dólares en daños. Además, podría ser obligado a honrar su compromiso y comprar Twitter.

El acuerdo de fusión original alcanzado por Twitter con Elon Musk, de US$44.000 millones, incluye una cláusula que establece una penalización de US$1.000 milllones en caso de que cualquiera de las partes decida echarse atrás.

Sin embargo, las acciones han pasado de US$54,20 a US$32,64 en pocos días. Es decir, la compañía que Musk acordó en comprar por US$44.000 millones ahora vale mucho menos, y US$1.000 millones no serán suficientes para reparar lo sucedido.

¿Qué dice la demanda de Twitter?

“Habiendo montado un espectáculo público para poner a Twitter en juego, y habiendo propuesto y luego firmado un acuerdo de fusión favorable al vendedor, Musk aparentemente cree que él, a diferencia de cualquier otra parte sujeta a la ley contractual de Delaware, es libre de cambiar de opinión, destrozar la empresa, interrumpir sus operaciones, destruir el valor de los acciones para los inversores y marcharse”, dice la demanda.

Acusa al millonario de criticar a la empresa, alterar sus operaciones, destrozar el valor para los accionistas y de una larga lista de brechas contractuales que han oscurecido su negocio, y pide que se le fuerce a cumplir lo pactado.

Asimismo la demanda de Twitter dice que Musk hizo su oferta sin pedir ninguna explicación sobre sus estimaciones de spam o cuentas falsas.

Por su parte, Musk ha reaccionado a través de Twitter con un meme: “Decían que no podía comprar Twitter. Luego no querían revelar la informacion sobre los bots. Ahora quieren forzarme a comprar Twitter en los tribunales. Y van a tener que revelar la información sobre los bots en los tribunales”, publicó.

¿Qué dicen los expertos en litigios?

“Será una gran batalla, pero pronostico que se resolverá en silencio. Creo que Musk no espera salir victorioso. Supongo que espera poder reducir otros 10 mil o 20 mil millones del precio que acordó pagar”, opinó John Coffee, profesor de la Facultad de Derecho de Columbia.

La corte podría liberar a Musk de las obligaciones pactadas en el acuerdo, podría forzarle a que siga adelante con el trato y pague los US$44.000 millones pactados, o podría obligarle a que pague los US$1.000 millones de penalización por abandonar el acuerdo. Esta última opción sería una victoria para el magnate y un golpe de gracia para la compañía.

Total
0
Share