fbpx
Saltar al contenido

10 beneficios del ejercicio para la salud mental y física

Mujer haciendo yoga

El ejercicio es una actividad física importante para mejorar nuestra calidad de vida, ya que nos permite drenar el estrés, mantenernos en forma y crear mayor fuerza muscular en nuestros cuerpos. Acompañado de una buena recomendación y de seguimientos, el ejercicio nos permitirá cambiar nuestro estilo de vida sedentario y volvernos más activos.

¿Quieres saber cómo mejorar tu calidad de vida? Pues sigue leyendo estos 10 beneficios del ejercicio para la salud mental y física.

10 beneficios del ejercicio para la salud mental y física

El ejercicio no se limita a la capacidad aeróbica y al tamaño de los músculos. Por supuesto, el ejercicio puede mejorar la salud física y el físico, recortar la cintura, mejorar la vida sexual e, incluso, añadir años a la vida. Pero eso no es lo que motiva a la mayoría de la gente a mantenerse activa.

Las personas que hacen ejercicio con regularidad suelen hacerlo porque les proporciona una enorme sensación de bienestar y de mejoría en los hábitos efectivos de su vida. Se sienten con más energía a lo largo del día, duermen mejor por la noche, tienen recuerdos más nítidos y se sienten más relajados y positivos sobre sí mismos y sus vidas. También, es una poderosa medicina para muchos problemas comunes de salud mental.

El ejercicio regular puede tener un impacto profundamente positivo en la depresión, la ansiedad y el TDAH. Además, alivia el estrés, mejora la memoria, y mejora el estado de ánimo en general. No hace falta ser un fanático del fitness para obtener sus beneficios. Las investigaciones indican que una cantidad modesta de ejercicio puede suponer una diferencia real en los hábitos de nuestra vida. 

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

No importa la edad o el nivel de condición física, puedes aprender a utilizar el ejercicio como una poderosa herramienta para hacer frente a los problemas de salud mental, mejorar tu energía y perspectiva, y sacar más provecho de la vida.

A continuación te presentamos una lista con 10 beneficios del ejercicio para mejorar tu calidad de vida:

1. Mejora el estado de ánimo y proporciona sensación de bienestar

Se ha comprobado que el ejercicio mejora el estado de ánimo, ya que libera sustancias químicas en el cerebro que te ayudan a sentirse más feliz y pueden aliviar los efectos de la depresión, el TDAH y la ansiedad. También puede ayudarte dormir mejor por la noche, lo que es importante para mantener un buen estado de ánimo general.

2. Ayuda a mantener un peso corporal saludable

Uno de los beneficios más comunes del ejercicio es que ayuda a controlar y gestionar el peso. Quemas calorías, lo que se traduce en la pérdida de kilos. Aunque el ejercicio riguroso quema más calorías, incluso los ejercicios sencillos, como una caminata rápida, pueden tener un impacto positivo en la pérdida de peso y mantenerse en forma.

3. Reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas 

Además de todos los beneficios inmediatos del ejercicio regular, puede ayudarte a prevenir enfermedades como las cardiopatías y la diabetes a largo plazo. Hacer ejercicio aumenta el colesterol bueno y disminuye el riesgo de sufrir problemas médicos graves, especialmente los relacionados con el corazón.

Entre estas enfermedades crónicas podemos mencionar:

  • Diabetes tipo 2.
  • Diferentes tipos de cáncer, como el cáncer de colon o el cáncer de mama.
  • Enfermedades cardíacas o del sistema cardiovascular.
  • Presión arterial
4. Fortalece o ayuda a mantener la masa muscular y la densidad ósea

Hacer ejercicio de forma regular puede ayudar no solo a que mantengas una masa muscular apta y sin grasa corporal, sino que también permite que tus huesos sean más resistentes. Con una adecuada rutina de ejercicios, podrás lograr efectos beneficiosos para tu cuerpo y tu mente, así como tener una vida saludable. 

5. Puede aumentar los niveles de energía

Una de las razones para hacer ejercicio con regularidad es que te da energía. En lugar de ir a por esa segunda taza de café, un entrenamiento de intensidad moderada puede ayudar a que el oxígeno fluya más libremente por todo el cuerpo y le dé una muy necesaria ráfaga de energía para pasar el día. También aumenta tu resistencia general, lo que puede ayudar a mantenerte con energía durante más tiempo.

6. Favorece la relajación y mejora la calidad de sueño

La actividad física regular te ayuda a dormir mejor. Un sueño de calidad ayuda a mejorar el bienestar general y puede reducir el estrés.

7. Es bueno para la salud de la piel

Hacer ejercicio motiva al cuerpo a liberar hormonas, como las endorfinas, y a expulsar esas toxinas tan dañinas para el cuerpo por medido de la sudoración. Ejercitarse hace posible que la piel se renueve más rápido, se tense debido a la producción activa de colágeno y se vuelva más iluminada.

8. Protege el cerebro y la memoria

El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo y los niveles de oxígeno en el cerebro. También favorece la liberación de las sustancias químicas cerebrales responsables de la producción de células en el hipocampo, la parte del cerebro que controla la memoria y el aprendizaje. Esto, a su vez, aumenta los niveles de concentración y la capacidad cognitiva, y ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cognitivas degenerativas como el Alzheimer y episodios críticos como un accidente cerebrovascular.

9. Estimula el deseo y mejora el desempeño sexual

Uno de los beneficios de la actividad física constante es la mejora en el desempeño sexual, ya que afianza la capacidad pulmonar y muscular, como también la resistencia física. Previene la disfunción eréctil en los hombres y aumenta el estímulo sexual en las mujeres. Además, permite una percepción más clara de la conciencia corporal.

10. Permite conectar con otras personas y socializar

Hacer ejercicio permite conectar con personas de distintos entornos que buscan un fin común: estar en forma, distraerse o mejorar sus vidas. 

¿Cómo incluir el ejercicio y la actividad física en tu día a día?

Empezar a hacer ejercicio puede ser un paso difícil, pero debes pensar que darlo significa un paso más en mejorar tu estilo de vida, especialmente si trabajas de forma remota.

Si no tienes tiempo para 15 o 30 minutos de ejercicio, o si tu cuerpo te dice que debes descansar después de 5 o 10 minutos, por ejemplo, tampoco pasa nada. Empieza con sesiones de 5 o 10 minutos y ve aumentando el tiempo poco a poco. Cuanto más te ejercites, más energía tendrás, así que al final te sentirás preparado para un poco más. 

La clave es comprometerse a realizar alguna actividad física moderada, aunque sea poca, la mayoría de los días. A medida que el ejercicio se convierte en un hábito, puedes ir añadiendo minutos adicionales o probar diferentes tipos de actividades. Si sigues haciéndolo, los beneficios del ejercicio empezarán a dar sus frutos.

Ahora, te presentamos un listado de recomendaciones para empezar actividades físicas y no fallar en el intento:

  1. Haz más intensas tus actividades diarias: puedes hacer ejercicio en casa al tiempo que realizas tus tareas diarias, como subir las escaleras de tu domicilio, por ejemplo. Practica algún tipo de ejercicio aeróbico en tu hogar y fomenta rutinas breves, pero que ayuden mantener un estilo de vida más activo.
  2. Únete a un grupo o busca un compañero de ejercicio: el ejercicio puede ser un momento divertido para socializar con los amigos y hacer ejercicio con otros puede ayudar a mantener la motivación. Para los que disfrutan de la compañía, pero no les gusta la competición, un club de atletismo, aeróbic acuático o una clase de baile pueden ser lo ideal. Otros pueden encontrar que un poco de competencia sana mantiene el entrenamiento divertido y emocionante. El deporte en grupo es ideal para las personas mayores, ya que les ayuda a mantenerse sociables y con la memoria activa.
  3. Lleva un registro de tu progreso: lleva un registro de tus entrenamientos y de tus progresos. Anotar tu programa de ejercicio o hacer un seguimiento en una aplicación aumenta el compromiso y te hace responsable de tu rutina. Más adelante, también será alentador mirar hacia atrás y ver por dónde empezaste.
  4. Prueba algo nuevo: lo que se busca es salir de esa vida sedentaria que tanto te agobia, por eso debes optar por rutinas y ejercicios nuevos que te permitan mejorar la calidad de tu vida.
  5. Combina actividades: no te conformes con un solo tipo de actividad física. Busca distintos ejercicios y dinámicas que te mantengan motivado y no te aburran.

¡Y eso es todo! Ahí lo tienes: 10 beneficios del ejercicio para la salud mental y física, que no puedes pasar por alto si quiere mejorar tu calidad de vida, y una serie de recomendaciones para comenzar a aplicar en tu día a día.

 ¡Sigue explorando El American y descubre información relevante, opinión, análisis y periodismo libre! 

Total
0
Share