fbpx
Saltar al contenido

Israel celebra 74 años de independencia: “Somos más fuertes que nunca”

"Somos más fuertes que nunca", El American

Contenidos

Available: English

[Read in English]

Inmediatamente después del “Día del Recuerdo”, donde se homenajea a los soldados caídos en la defensa del país y las víctimas del terrorismo, Israel comenzó los festejos por su independencia. 

“Setenta y cuatro años nos han enseñado que cuando el pueblo de Israel está unido nadie puede vencernos”, dijo el premier Naftalí Bennett en la ceremonia oficial. “Queridos ciudadanos, el Día de la Independencia es un día de gran orgullo para todos nosotros. Orgullo nacional por lo que hemos pasado juntos y por lo que hemos logrado aquí juntos”. 

“Somos más fuertes que nunca”: Bennett

Bennett destacó los avances tecnológicos, el sistema de salud y la oportunidad de vida que brinda el país a cualquiera que la esté buscando. Acerca de la seguridad nacional, un tema fundamental siempre, Bennett dijo que “aunque nuestros enemigos no descansan ni un momento de intentar hacernos daño, el Estado de Israel es más fuerte que nunca”.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Los últimos 12 meses fueron de sorpresas. Nadie imaginó una cumbre entre Egipto, Marruecos, Emiratos Árabes, Bahrein, los Estados Unidos e Israel, justamente en Sdé Boker, el kibutz donde vivió sus últimos años David Ben-Gurión, el primer gobernante del Estado judío. O que el presidente de Turquía, Recep Erdogan, escucharía firme el himno nacional en su palacio de Estambul, recibiendo al presidente Isaac Herzog. Nadie supuso que un partido político islámico integraría la coalición gobernante israelí, que incluye grupos de derecha, centro e izquierda. Todo esto, difícil de prever hace pocos años, ocurrió. 


Más luces que sombras

Claro que no todo fue positivo. Los terroristas de Hamás dispararon cohetes contra Jerusalén, que podrían haber destruido la famosa mezquita de Al Aqsa que dicen defender. Se reiteraron las amenazas del régimen iraní y sus ayatolás. La tensión política interna —pese a la solidez democrática— es alta y puede desembocar en violencia. Pero lo positivo superó lo negativo. 

El país continúa creciendo y avanza rápido. El Día de la Independencia es para la sociedad un respiro bienvenido de la rutina. Un día de salida a los parques, a la playa, de hacer carne asada al estilo sudamericano, lleno de música alegre en la radio e historias sobre los logros israelíes en la prensa. Se observa la nación desde más alto, con perspectiva. Esto implica poner al país en el marco de la historia judía, pues su renacimiento después de 2,000 años es un milagro moderno. También significa calibrar los 74 años del Estado. Comparar la realidad de 1948 con la actual. Y el progreso ha sido asombroso.

La población alcanzó los 9.5 millones, de los cuales siete millones son judíos. La libertad de culto es total, como corresponde. Los israelíes se enorgullecen de lo vibrante que es la vida nacional, por lo bien que este pueblo antes perseguido se defiende. También observan cómo cada vez más países buscan relaciones cercanas, debido a lo que Israel puede ofrecer. 

La gente, en una zona inestable y compleja, tiene una vida relativamente normal. No es casual que Israel haya clasificado como el noveno país más feliz del mundo. Sigue siendo una nación de esperanza.

Total
2
Share