fbpx
Biden castiga la riqueza y abre las puertas a la sovietización de Estados Unidos

Biden plantea castigar la riqueza y conduce a la sovietización de Estados Unidos

USA luchó durante décadas contra la Unión Soviética por implantar sus modelos de gobierno; no obstante, hoy parece que fueron los soviéticos quienes triunfaron, pues sus políticas se han colado en la Casa Blanca

[Read in English]

La progresiva satanización de la riqueza en Estados Unidos es cada vez más preocupante, los demócratas pretenden impulsar una subida de impuestos sin precedentes bajo el comando de Joe Biden; a pesar de cómo lo disfracen, o como quieran venderlo, básicamente el gobierno federal le está diciendo a sus ciudadanos: la riqueza es mala, por tanto ahora deberán entregarme la mitad de sus ganancias.

Más específicamente, la Administración de Joe Biden ahora pretende subir los impuestos sobre las ganancias por capital para los inversionistas y llevarlo del actual 20 %, a la astronómica cifra de 43.5 % para aquellos que ingresen más de un millón de dólares al año, la cifra se ubica en 39.6 % para aquellos que ingresen más de $400,000 al año.

Con esta movida del gobierno demócrata, los inversionistas fuertes del mercado tendrán que pagar más del doble en impuestos de lo que actualmente hacen, lo cual indudablemente va a paralizar las inversiones y ralentizar la recuperación económica de Estados Unidos tras la pandemia.

En 18 estados de la Unión, el impuesto sobre las ganancias estará por encima del 50 %; por ejemplo, los residentes de California pagarán un 56.65 %, y en Nueva York un 52.22 %, debido a la sumatoria de pago de impuestos estatales; en dicho estados, literalmente algunas personas deberán entregar al gobierno más de la mitad de sus ganancias. 

Sumado a esta iniciativa para meter las manos en los bolsillos de los ciudadanos, la Administración Biden también plantea subir los impuestos corporativos del 21 % al 28 %, echando para atrás la disminución realizada por la Tax Cuts & Jobs Act del expresidente Donald Trump, que logró gracias a sus medidas económicas registrar la tasa de desempleo más baja en Estados Unidos durante 50 años.

Las nuevas políticas tributarias impulsadas por los demócratas, no solo tendrán un efecto devastador a nivel económico, sino que también continua impulsando la narrativa de que la “justicia social” se consigue a través del saqueo de propiedades de unos, para redistribuir en otros, lo que en términos más simples se puede definir como socialismo.

Presidente de Estados Unidos, Joe Biden (EFE

Las drásticas y radicales medidas económicas propuestas por la Administración Biden propiciarán que los grandes inversores decidan mover sus capitales a otros mercados donde no se les castigue de tal manera, paralizará la creación de nuevas empresas y puestos de trabajo, a su vez que reducirá la competitividad empresarial de Estados Unidos, pues será cada vez más difícil para los empresarios e inversionistas americanos asumir riesgos en el país, e invertir en nuevos proyectos que sean lo suficientemente sólidos para sobrevivir a las regulaciones, los gastos de operación y los pagos al gobierno.

De materializarse esta drástica subida de impuestos incluso la recolección del gobierno seguramente disminuirá en la próxima década, tal como se ha demostrado históricamente con la Curva de Laffer, pues poco a poco estas medidas generarán un efecto rebote en el que negocios comiencen a cerrar o a mover sus puestos de trabajos a países más amigables en términos fiscales, la riqueza disminuirá, y con ello se conseguirá precisamente lo contrario a lo deseado: menos dinero para el gobierno; pero por lo menos habrá vencido la narrativa progresista de castigar a los ricos por ser exitosos.

Los demócratas se dicen a favor de la ciencia, pero desde hace años vienen ignorando la ciencia económica, no es un secreto para nadie que a mayor número de regulaciones, trabas burocráticas e impuestos, la economía más se reciente, y aun así, a pesar de toda la evidencia continúan echándole gasolina al incendio económico que atraviesa hoy Estados Unidos.

Curiosamente, la semana pasada Bloomberg publicó un tweet en el que afirmaban que tras el anuncio de impuestos a los ricos de Biden, los mercados económicos se derrumbaron y la congresista demócrata por el estado de Nueva York, Ocasio Cortez le dio me gusta a dicha publicación, ¿está feliz de que la economía comience a derrumbarse acaso? La pregunta es retórica, la respuesta la conocen todos.

Triunfan las propuestas para castigar la riqueza de Sanders y AOC

Durante los últimos años sectores del Partido Demócrata han querido sacudirse de la etiqueta socialista, y si bien, Bernie Sanders y Ocasio Cortez no están hoy en la Casa Blanca, sí lo están sus propuestas y políticas, pues el Tax the Rich es uno de los proyectos principales del ala más radical del partido, y está siendo ejecutado por Joe Biden, no por el squad socialista.

Socialismo
Bernie Sanders y Ocasio Cortez (Archivo)

Curiosamente, incluso en los países que los más radicales demócratas suelen poner de ejemplo para hablar de sus políticas socialistas, han rebajado los impuestos corporativos en los últimos años, con Suecia y Francia destacándose en este apartado.

Según se puede leer en The Wall Street Journal “si el plan de Biden se convierte en ley, Estados Unidos tendría la mayor presión fiscal global sobre los ingresos de las empresas (62,7 %) de la OCDE”.

De seguir bajo esta dinámica donde cada vez es más mainstream el odio a los ricos y las políticas redistributivas, pronto escucharemos a miembros de la Casa Blanca diciendo que hay que expropiar propiedades y empresas, porque las mismas pertenecen al “pueblo”.

Estados Unidos luchó durante décadas una Guerra Fría contra la Unión Soviética por implantar sus modelos de gobierno en el mundo; la fórmula americana demostró con creces ser absolutamente superior a la de la antigua nación comunista; no obstante, hoy parece ser que la Guerra Fría la ganaron los soviéticos y no Estados Unidos, pues a pesar de los esfuerzos de millones de americanos en el pasado para derrotar el comunismo y el socialismo en el mundo, hoy estas políticas se han instalado no solo dentro del país, sino que ya tienen cabida dentro de la propia Casa Blanca.

1 comment
  1. Resultan preocupantes las políticas económicas socialistas que se están tomando desde la Casa Blanca. ¿Irán éstas a provocar un aumento significativo de la inflación en los Estados Unidos? Espero que el Sr. Rincón escriba sobre esa posibilidad, y sus probables consecuencias, en uno de sus artículos próximos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
nominados a la 93 edición de los Óscar

Premios Oscar tuvo la audiencia más baja en su historia

Next Article
Censo 2020, California, New York, Florida, Texas, Census 2020

Datos del Censo 2020: Texas y Florida ganan escaños, New York y California los pierden

Related Posts
Total
142
Share