fbpx
Haití, El American

Biden se enfrenta a inesperada crisis diplomática después de solicitud de Haití de tropas americanas

El creciente caos en Haití pronto necesitará una respuesta directa por parte de Estados Unidos y sus vecinos, ya que una mayor desestabilización en el país podría traer más efectos negativos para el resto de la región

[Read in English]

Joe Biden llegó al cargo con unos cuantos retos exteriores previstos: la respuesta a la pandemia del COVID, una forma de tratar con Rusia, la cuestión del cambio climático y, por supuesto, el preocupante ascenso de China como competidor global de Estados Unidos. Sin embargo, la Casa Blanca de Biden se enfrenta a un nuevo, caótico y potencialmente irresoluble enigma de política exterior mucho más cerca de casa: la creciente crisis de Haití.

A principios de esta semana, el presidente haitiano Jovenel Moïse fue asesinado en su propia casa por un numeroso grupo de mercenarios, algunos de ellos de nacionalidad colombiana o americana, en un hecho que ha asombrado al mundo y ha empeorado la ya precaria situación política de Haití.

El asesinato de un presidente sería un golpe importante para la estabilidad de cualquier país, sin embargo, Haití es el último ingrediente para una tormenta política. Moïse era un presidente ya controvertido, que había disuelto el Parlamento el año pasado y del que la oposición decía que ocupaba la presidencia más allá de su mandato.

Para echar más leña al fuego, la línea de sucesión en Haití es turbia. La oficina del primer ministro (que sería el sucesor natural) es reclamada por dos políticos diferentes, y no hay manera de que la Legislatura pueda resolver la cuestión, ya que está prácticamente inactiva. Por último, el presidente del Tribunal Supremo, el último funcionario público que podría tener algún tipo de reclamación legítima, murió hace unos días de COVID-19.

En otras palabras, Haití se enfrenta actualmente a un potencial vacío de poder, mientras el país se tambalea por la pandemia de COVID, y con decenas de grupos criminales paramilitares vagando por las calles de la capital. Definitivamente no es la mejor receta para un país que ya sufre una crisis económica perpetua y una historia turbulenta.

El Gobierno de Biden ha condenado abiertamente el magnicidio, calificándolo de “acto atroz” y el secretario Blinken habló con Claude Joseph, que es el primer ministro que actualmente parece haber asegurado la obediencia de la policía haitiana (Haití no tiene ejército) y está actuando de facto como jefe de Gobierno del país.

Estados Unidos ha autorizado el despliegue de agentes del FBI y del DHS para ayudar a las autoridades haitianas en la investigación del asesinato de Moïse. Sin embargo, parece que el mero envío de una comisión para investigar lo sucedido no será suficiente, ya que las autoridades haitianas ya han solicitado al Gobierno americano el envío de tropas para vigilar las infraestructuras clave del país.

haiti - crisis - el american
El Gobierno interino haitiano ha pedido asistencia militar americana. (EFE)

¿Enviará Estados Unidos tropas a Haití?

El primer ministro interino de Haití ya ha hecho una petición oficial para que Estados Unidos despliegue tropas en zonas clave de la ciudad, y Joseph declaró a AP que “definitivamente necesitamos ayuda y hemos pedido ayuda a nuestros socios internacionales”.

Un ministro describió la situación de forma más dramática, diciendo también a AP que “¿Qué hacemos? ¿Dejamos que el país caiga en el caos? (…) No estamos pidiendo la ocupación del país. Pedimos pequeñas tropas que nos asistan y ayuden (…) Mientras seamos débiles, creo que necesitaremos a nuestros vecinos”.

A día de hoy, el Gobierno de Biden aun no ha anunciado ninguna decisión sobre la solicitud del Gobierno interino de Haití de enviar tropas. Sin embargo, el creciente caos en Haití pronto necesitará una respuesta directa por parte de Estados Unidos y sus vecinos, ya que una mayor desestabilización en el país podría traer más efectos negativos para el resto de la región.

Esta no sería la primera vez que Estados Unidos tiene algún tipo de presencia militar en Haití. Los americanos estuvieron muy implicados en una invasión militar a principios del siglo XX que acabó durando casi veinte años, tras un escenario similar al actual: el asesinato de un presidente y el consiguiente caos en las calles de Puerto Príncipe.

haiti
La policía haitiana capturó a un grupo de extranjeros acusados del asesinato de Moïse. (EFE)

Más recientemente, el presidente Bill Clinton autorizó al ejército americano a desplegar sus activos en el país con la esperanza de restaurar a Jean-Bertrand Aristide en el poder tras ser depuesto en un golpe militar.

Haití también pasó por una larga operación de mantenimiento de la paz de la ONU tras otro golpe de Estado en 2004, esta misión también tuvo un papel tras el devastador terremoto de 2010, aunque se vio afectada por una oleada de acusaciones de violación de los derechos humanos y terminó en 2017.

Biden comenzó su presidencia cambiando de marcha para abordar cuestiones de competencia global con potencias extranjeras como China y Rusia, al tiempo que ordenaba una retirada precipitada de Afganistán que ha dejado a gran parte del país en una situación vulnerable frente a la insurgencia talibán. Sin embargo, mientras las tropas en Afganistán se retiran y China se alza como rival, la situación en Haití supondrá para la Casa Blanca un reto mucho más cercano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
bloqueo a Cuba

Bloqueo comercial a Cuba, la mentira difundida por el castrismo

Next Article
Donald Trump: "Estoy con el pueblo cubano"

Donald Trump: "Estoy con el pueblo cubano"

Related Posts
Total
1
Share