fbpx

Biden, Afganistán, El American

Biden defiende apresurada retirada de Afganistán

Según el presidente, los objetivos militares se cumplieron, ya que Estados Unidos fue a Afganistán para “atrapar a los terroristas que hicieron el 11-S” y “hacer justicia a Osama Bin Laden”

[Read in English]

El presidente Joe Biden ha ofrecido hoy una rueda de prensa en la que ha defendido la rápida retirada de Afganistán. En una sala repleta de periodistas, el presidente dijo que mantiene su decisión de retirar todos los activos militares importantes del territorio afgano este año.

Biden dijo que Estados Unidos está en camino no sólo de completar su retirada este año, sino que destacó que esos esfuerzos no han provocado ninguna baja americana. También dijo que la fecha final de la retirada sería el 31 de agosto, unas semanas antes de la fecha inicial del 11 de septiembre.

Según el presidente, los objetivos militares se cumplieron, ya que Estados Unidos fue a Afganistán para “atrapar a los terroristas que hicieron el 11-S” y “traer a Osama Bin Laden a la justicia”, lo que, según el presidente, se ha conseguido. Afirmó con rotundidad que Estados Unidos “no fue a Afganistán a construir una nación” y que será el pueblo afgano el que decida en última instancia qué tipo de gobierno tendrá.

Biden afirmó que Estados Unidos continuará apoyando al gobierno afgano (incluyendo la venta de equipo militar) y a su pueblo, pero dijo que cualquier futuro en Afganistán necesitará que “los líderes afganos se unan” y dijo que ha dado instrucciones al Ministro Blinken para que apoye los actuales intentos de trabajar por una paz negociada entre los representantes del gobierno afgano y la insurgencia talibán.

El presidente también dijo que su administración hará todo lo posible para apoyar a los afganos que prestaron un apoyo fundamental al ejército de Estados Unidos durante sus años en el país. Declaró que ya han aprobado 2.500 visados especiales de inmigrante a aliados afganos y que el ejército americano ha puesto en marcha una operación para trasladar fuera de Afganistán a aquellos cuya solicitud de visado aún se está tramitando, para que puedan esperar que el mismo sea aprobado con seguridad.

retirada de afganistán - el american
Fuerzas afganas se enfrentan a una insurgencia talibana más fuerte mientras las tropas americanas terminan su retirada de Afganistán (EFE)

Los talibanes avanzan mientras Estados Unidos completa su retirada de Afganistán

La precipitada retirada americana ha ido acompañada simultáneamente de un impresionante avance de las fuerzas talibanes en todo el país, con cientos de soldados del gobierno afgano huyendo de la parte norte del país y dirigiéndose a la frontera de Tayikistán, mientras las fuerzas talibanes consiguen impresionantes avances en distritos que fueron el bastión de la “alianza del norte” que fue fundamental para derrocar el régimen talibán en 2001.

El hecho de que el ejército americano esté ya de salida de Afganistán ha diezmado la moral del ejército nacional afgano, que ha dependido del apoyo de Estados Unidos para su operatividad. Según el Long War Journal de la Fundación para la Defensa de las Democracias, los talibanes ya controlan muchos más distritos que el gobierno central afgano, ya que los primeros tienen el control de 203 distritos por encima de los 74 del gobierno.

Estos distritos controlados por los talibanes también representan una gran parte de la población, ya que al menos 12 millones de afganos están bajo el control directo del régimen talibán, mientras que el gobierno centrado en Kabul gobierna a 10,7 millones de sus ciudadanos.

A pesar de los sombríos informes procedentes de los frentes afganos, Biden sigue siendo reticente a la hora de afirmar que la guerra en Afganistán tiene una conclusión inevitable. Afirmó que el ejército afgano está bien equipado y dotado de personal, con más de 300.000 soldados uniformados, y dijo que es “muy poco probable” que los talibanes puedan superar a las fuerzas afganas y adueñarse de todo el país en los próximos meses.

Biden dijo que los Estados Unidos terminarían sus operaciones militares en Afganistán a finales de agosto (EFE).

También rechazó las comparaciones entre la retirada americana en Vietnam con la actual en Afganistán, ya que dijo que los talibanes no poseen las mismas capacidades que Vietnam del Norte en 1975, y afirmó que no hay ninguna posibilidad de que la gente sea evacuada desde el tejado de la embajada de Estados Unidos en Kabul, como ocurrió durante la caída de Saigón.

Sin embargo, Biden aceptó que las perspectivas de que un único gobierno sea capaz de controlar la totalidad del territorio afgano también son “altamente improbables”, por lo que insiste en que la única forma de avanzar es que el gobierno llegue a un “modus vivendi” con las fuerzas talibanes.

¿Está realmente cumplida la misión?

Durante su conferencia de prensa, Biden destacó que los principales objetivos de la operación militar aliada se han cumplido: Osama Bin-Laden está muerto y no ha habido ningún ataque terrorista contra el territorio americano desde Afganistán desde que comenzó la invasión.

Sin embargo, a pesar de las aclaraciones del presidente en el sentido de que “el terrorismo no emana de esa parte del mundo”, ha surgido la preocupación de que la precipitada retirada de Afganistán desvirtúe estos logros a corto plazo.

Los civiles afganos están en el medio de una Afganistán que continuará en guerra en el futuro inmediato (EFE)

Un artículo publicado por el Consejo Editorial del Wall Street Journal sostiene que al no comprometerse a mantener al menos un pequeño contingente de tropas para defender a los contratistas privados que manejan algunos de los recursos de la fuerza aérea afgana (su mayor ventaja contra los talibanes) la administración Biden está debilitando la capacidad de Kabul para mantener su terreno.

El artículo también sostiene que, aunque Al Qaeda se ha debilitado tras 20 años de operaciones militares en Afganistán, los vínculos entre los talibanes y la organización terrorista siguen siendo bastante fuertes (como confirma un informe de la ONU), un hecho que podría amenazar la seguridad americana.

Si el gobierno de Kabul es capaz de resistir la fulminante ofensiva talibán está por verse en los montañosos campos de batalla de Afganistán, lo que está claro es una cosa: el ejército de Estados Unidos no jugará un papel importante en este acto final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
You Have a Point, El American

You Have a Point: el neomarxismo quiere dividir a la sociedad

Next Article
dique seco, El American

Anuncian proyecto de 12 millones para construir dique seco en Puerto Rico

Related Posts
Total
0
Share