fbpx
Saltar al contenido

¿Biden y los demócratas están “jugando”a favor de China?

China censura al diario conservador español "ABC" tras reportajes sobre Xi Jinping y desapariciones

Contenidos

Available: English

[Read in English]

Aunque el presidente Joe Biden decidió adoptar un tono duro con China durante su primer discurso en el Congreso, para algunos, sus acciones 15 meses después demuestran que el mandatario en realidad estaría ayudando a Beijing.

El senador republicano Marco Rubio escribió este miércoles 3 de agosto una columna en Fox News en la que califica a China como “la mayor amenaza” a la que se enfrenta Estados Unidos y aseveró que Biden “se duerme” dejando que la nación asiática se supere.

“Biden se jactó de haberle dicho al dictador marxista de China que Estados Unidos defenderá los intereses de Estados Unidos en todos los ámbitos. Pero 15 meses después, está cada vez más claro que las políticas del presidente están ayudando a Beijing”, señala la dura columna de Rubio donde deja en evidencia algunas acciones que estarían ayudando al país asiático.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

“Con la bendición de Biden, los demócratas del Senado votarán para otorgar exenciones fiscales masivas a las baterías eléctricas, los paneles solares y las turbinas eólicas fabricadas en China”, recuerda el senador que además afirmó que con el Green New Deal los demócratas estarían implementando su plan ecológico a costa de beneficiar a Beijing.

“El régimen comunista produce más del 80 por ciento del polisilicio de grado solar del mundo y el 76 por ciento de la producción mundial de baterías eléctricas (…) En otras palabras, los demócratas creen que Estados Unidos no puede volverse verde sin Beijing”, señaló.

“La China comunista es la mayor amenaza que enfrenta nuestro país, y Biden está dormido al volante. Ya sea por debilidad, incompetencia, prioridades fuera de lugar o todo lo anterior, Estados Unidos está perdiendo”, sentenció el senador.

Rubio no es el primero en notar que “Estados Unidos está perdiendo” mientras China avanza con fuerza. La nación asiática lidera el robo de propiedad intelectual americana al punto en que la producción agrícola del país podría verse seriamente afectada.

Ahora, además de China beneficiarse por el comercio de tecnología verde gracias a Estados Unidos, existe una real amenaza ante la posibilidad de que también robe secretos tecnológicos agrícolas que podrían atentar contra la soberanía alimentaria de los americanos.

Ross Kennedy, analista de logística y cadena de suministro, dijo a The Epoch Times que China podría estar preparándose para robar tecnologías agrícolas americanas y desarrollar una versión propia, tal y como lo ha hecho con otros rubros.

“China podría satisfacer las necesidades más básicas del país mientras socava a Estados Unidos, económica y diplomáticamente, en su búsqueda del liderazgo mundial en la producción agrícola”, dijo el especialista.

“La mayoría de la gente no se da cuenta de que se pueden robar algunos granos de maíz o unas cuantas semillas de soja y perpetuar una campaña de espionaje industrial multimillonaria”, agregó.

Si China lograra su cometido, entonces podría intentar competir comercialmente con Estados Unidos en la agroindustria internacional, atacando también las exportaciones americanas, y por ende su economía.

“Oficialmente, la inversión china en tierras agrícolas americanas se ha disparado más de 25 veces, de 13.720 acres a 352.140 acres entre la década de 2010 y 2020, según un informe del USDA de 2020 ( pdf )”, señala el reportaje demostrando que China avanza sobre Estados Unidos mientras la administración Biden se mantiene silente.

“A su enfoque de espionaje económico lo llamo robar, replicar y reemplazar. China despoja a las empresas americanas de su propiedad intelectual, replica la tecnología y luego reemplaza a nuestras en el mercado global”, advirtió en diciembre de 2020 John Ratcliffe, director de Inteligencia Nacional.

Obama y Biden dieron luz verde a China

Fue durante la administración del presidente Barack Obama cuando el país asiático logró acercarse más a Estados Unidos y crecer en sus malas intenciones. Mientras que en los cuatro años de Gobierno de Donald Trump, se revocaron los visados de unos 1,000 estudiantes e investigadores chinos sospechosos de espionaje en Estados Unidos.

Obama, presidente entre 2009 y 2017, mantuvo una relación permisiva con el país asiático sin hacer frente a los millonarios plagios a compañías americanas.

China robó, con métodos poco convencionales, información y propiedad intelectual de compañías americanas. Por ejemplo, se apoyó en regímenes aliados que le ayudaron a convertirse en el gigante comercial que es hoy en día.

El director del FBI, Christopher Wray, afirmó que el robo de propiedad intelectual americana por parte del régimen chino dio lugar a una de las mayores transferencias de riqueza en la historia de la humanidad.

“Los casos de espionaje económico relacionados con China han aumentado aproximadamente un 1,300 % en la última década”, dijo Wray. “El FBI tiene más de 1,000 investigaciones sobre posibles robos de tecnología americana y aproximadamente 1,000 investigaciones más de inteligencia relacionadas con China”, sentenció.

Ahora China amenaza a Taiwán y a Estados Unidos

Esta semana, la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi viajó a Taiwan para mostrar el respaldo americano a su independencia, y tras dicha visita el gobierno chino decidió amenazar con acciones “contundentes”.

Hua Chunying, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores extendió la posibilidad de “consecuencias desastrosas”. Dijo además que si Pelosi pisaba el suelo taiwanés “Estados Unidos pagará el precio”.

Ahora China no solo amenaza al país con acciones por la visita de Pelosi a Taiwán, sino que además se desconoce cuánta información tiene el país asiático sobre Estados Unidos y si el robo de propiedad intelectual y las serias infiltraciones que se han hecho en décadas podrían ahora pasar factura poniendo en desventaja el poderío económico y militar que ha mantenido Estados Unidos durante años.

Total
0
Share