fbpx
Nueva ley electoral, Georgia, Joe Biden, empresas abandonan

Biden incita a que empresas abandonen Georgia por nueva ley electoral

Además de las empresas, medios de comunicación liberales y activistas sociales, el presidente Joe Biden mostró en reiteradas ocasiones su disconformidad con la legislación

[Read in English]

La nueva ley electoral de Georgia es noticia por todos lados. Los medios de comunicación y activistas sociales, mayormente afines a los demócratas, han criticado con furia esta la ley porque, supuestamente, limita el derecho al voto. Uno de sus principales críticos ha sido el presidente Joe Biden, quien el martes pasado volvió a cuestionar la legislación y dejó ver su apoyo a las empresas que han decidido pronunciarse contra la ley firmada por el gobernador Brian Kemp.

La polémica en torno a la nueva ley electoral es gigante y trascendió los reducidos espacios políticos georgianos para convertirse en debate nacional y, además, tocar rubros económicos. Diversas compañías iniciaron una especie de boicot contra las autoridades del estado de Georgia, a modo de protesta contra la ley. Por ejemplo, Coca-Cola, J. P. Morgan y Delta se pronunciaron contra la nueva legislación.

Pero nada de eso supera lo que hizo la Major League Baseball (MLB), que para mostrar su inconformidad para con la ley, anunció que el Juego de las Estrellas pasaría de Atlanta (Georgia) a Denver (Colorado).

Biden aprueba las decisiones de empresas y la MLB

Además de las empresas, medios de comunicación liberales y activistas sociales, en varias ocasiones el presidente expresó su desacuerdo con la nueva ley y la catalogó como «enfermiza» y contraria a los valores americanos.

Biden, incluso, afirmó falsamente que la nueva legislación restringe el horario para votar perjudicando a los trabajadores.

Los fact-checkers de The Washington Post le dieron «Four Pinocchios» —la peor calificación— a las afirmaciones de Biden, catalogándolas como falsas.

Biden saliendo de un anuncio oficial. (EFE)

Su postura, bastante radical, lo llevó como presidente a respaldar a las empresas que abandonaron Georgia en síntoma de rebelión, e instó al estado «a mejorar» para detener el boicot comercial. «Es reconfortante ver que las operaciones y las empresas con fines de lucro están hablando sobre cómo estas nuevas leyes de Jim Crow son contrarias a lo que somos», dijo el presidente Joe Biden el martes.

Al mismo tiempo, Biden intentó recalcar que las decisiones no son del todo positivas porque perjudican a los más necesitados, pero eso no fue impedimento para respaldar a las empresas que boicotean comercialmente al estado: «Creo que es una decisión muy difícil de tomar para una corporación o para un grupo, los respeto cuando hacen ese juicio, apoyo cualquier juicio que hagan. La mejor manera de lidiar con esto es que Georgia y otros estados mejoren. Detente, detente».

Biden, manifestando su posición contra la nueva ley electoral, comentó a la cadena deportiva ESPN que el comportamiento de los beisbolistas que presionaron a la MLB para trasladar el Juego de las Estrellas de Georgia fue «ejemplar».

«Creo que los atletas profesionales de hoy están actuando de manera increíblemente responsable. Yo los apoyaría fuertemente en hacer eso», arguyó en la entrevista la semana pasada, antes de que la MLB confirmara el traslado del partido. «La gente los mira. Son líderes. Las mismas personas que son las más victimizadas son los líderes en estos diversos deportes».

Entrevista del presidente Joe Biden sobre la nueva ley electoral de Georgia. (YouTube)

El radicalismo del presidente frente a la nueva ley electoral se evidencia cuando se compara su posición con la de Stacey Abrams, una de las demócratas más radicales del país. Mientras Biden apoyó a la MLB en el traslado del partido, Abrams criticó a las ligas mayores por afectar a Atlanta, una de las ciudades más demócratas de todo el país, y a sus trabajadores.

Republicanos responden a los demócratas

En la otra esquina del cuadrilátero, los republicanos acusan a los demócratas y a la mainstream media en general de politizar, injustamente, el debate en torno a la nueva ley electoral. Las autoridades republicanas de Georgia argumentan que la ley no suprime al voto, sino que, por el contrario, amplía el derecho a votar estableciendo mayor claridad y seguridad en las reglas electorales.

Brian Kemp, Biden, empresas, nueva ley electoral Georgia
El gobernador republicano Brian Kemp, quien firmó la ley electoral de Georgia, en una rueda de prensa. (EFE)

Por ejemplo, el secretario del estado de Georgia, Brad Raffensperger —a quien muchos recordarán por haber desafiado al expresidente Donald Trump cuando este afirmó que en Georgia hubo un fraude electoral masivo— publicó un artículo en National Review donde analizó minuciosamente la legislación. Allí, Raffensperger explicó que no intenta suprimir el derecho al voto y que solo contiene medidas de sentido común, luego de toda la polémica por las anteriores elecciones presidenciales de 2020.

«Lo más increíble de lo sucedido la semana pasada en Georgia es la rapidez con la que los políticos liberales y sus aliados pasaron de condenar la desinformación electoral a difundirla sin reservas», escribió Raffensperger. «Si no estuviéramos tan acostumbrados a la hipocresía, podría habernos dado un latigazo».

Otro republicano que criticó el trato informativo en torno a nueva ley electoral fue el senador Mitt Romney (R-UT), quien condenó la labor de la prensa a través de su cuenta en Twitter: «Los medios de comunicación tenían la responsabilidad de ir detrás de la retórica política sobre la ley de votación de Georgia y proporcionar análisis y verdad. En cambio, la mayoría difunde desinformación partidista, pasiones y división inflamadas, difuminando aún más la línea entre las redes sociales y una prensa libre responsable».

En definitiva, las autoridades de Georgia recibieron golpes de todos lados por la nueva ley electoral. La polémica, que se politizó desde los medios de comunicación, afectó económicamente al estado y perjudicó a toda su población en plena crisis por la pandemia. La legislación deja al descubierto la polarización política a nivel nacional. Lo que impide generar consensos entre partidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Desantis, El American

Ron DeSantis: CBS y 60 Minutes mienten con impunidad

Next Article

Pence firmó contrato para dos libros enfocado en aumentar su perfil para 2024

Related Posts
Total
2
Share