fbpx
Biden colabora con el financiamiento de la dictadura cubana anunciando medidas de acercamiento

Biden colabora con el financiamiento de la dictadura cubana anunciando medidas de acercamiento

El presidente está poniendo una trampa a los cubanos en Estados Unidos para que paguen por la cárcel de sus familiares en la isla

El pasado 16 de mayo la Administración de Joe Biden anunció nuevas medidas en su política hacia Cuba, revirtiendo la mayoría de las decisiones que había tomado el expresidente Donald Trump con el propósito de cortar el suministro de dinero a los dictadores de La Habana.

Específicamente, el gobierno demócrata anunció el levantamiento de las restricciones a los vuelos comerciales a Cuba y eliminó las barreras para el envío de remesas a la isla, entre otras.

Por supuesto que la Administración Biden justifica estas medidas arguyendo que son para el bien de los ciudadanos cubanos, sin embargo, el desastroso propósito de estas concesiones es evidente: financiar el castrismo. Según un estudio presentado por The Havana Consulting Group (THCG), el régimen cubano se queda con el 74,3 % de cada dólar que llega en remesas al país desde el exterior, un negocio que le ha aportado $46,800 millones a la economía nacional desde 1993.

“Este es un negocio multimillonario y bien hilvanado en manos de los militares cubanos, y que le ha servido al gobierno para recibir ingresos que su propia economía no ha podido producir por los últimos 27 años”, dijo el economista Emilio Morales, presidente de The Havana Consulting Group (THCG) durante la presentación del informe “Sanciones a FINCIMEX, objetivos e impacto”.

Esto quiere decir que por cada 1.000 dólares que ingresan a la isla en remesas, los ciudadanos apenas reciben 257 dólares, y el resto va a parar a las arcas del aparato represor del régimen castrista; en definitiva, es una trampa para que los cubanos del exterior paguen por la cárcel de sus familiares.

Sobre esto se pronunció el senador demócrata, Bob Menéndez: “Estoy consternado al saber que el gobierno de Biden comenzará a autorizar los viajes en grupo a Cuba a través de visitas parecidas a las del turismo. Para ser claros, aquellos que todavía creen que el aumento de los viajes generará democracia en Cuba están simplemente en un estado de negación. Durante décadas, el mundo ha estado viajando a Cuba y nada ha cambiado. Durante años, Estados Unidos alivió estúpidamente las restricciones de viaje argumentando que millones de dólares estadounidenses traerían la libertad y nada cambió. Y como advertí entonces, el régimen acabó riéndose de cualquier promesa de aflojar su férreo control sobre el pueblo cubano y acabamos ayudando a financiar la maquinaria que sustenta su continua opresión”.

Are you proud to be an American?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

También el republicano Marco Rubio se pronunció sobre la decisión: “El régimen en Cuba amenazó a Biden con la migración masiva y tiene simpatizantes dentro de la administración y el resultado es que hoy vemos los primeros pasos para volver hacia las fallidas políticas de Obama sobre Cuba”.

No es de sorprender que la Administración Biden haya tomado estas medidas, pues durante los dos períodos de Obama su política exterior se basó en realizar concesiones al régimen de los Castro, e incluso, días antes de abandonar el poder, dio por terminada la política de “pies secos, pies mojados”, que les brindaba un beneficio migratorio a todos los cubanos que, escapando del régimen comunista, pisaran territorio americano.

El historial de medidas para favorecer a los regímenes de Cuba y Venezuela

Lamentablemente, esta no es la primera vez que la Administración Biden realiza concesiones con los regímenes dictatoriales de Venezuela y Cuba, de hecho, el año pasado, en medio de las históricas protestas contra el castrismo, el gobierno demócrata anunció que levantaba las sanciones contra las importaciones de gas licuado de petróleo desde Venezuela, uno de los mayores financistas del aparato de seguridad cubano.

A su vez, durante el último año, la Administración Biden ha enviado a representantes de alto nivel a conversar con Nicolás Maduro para negociar la compra de crudo venezolano, legitimando el régimen dictatorial que ha ocasionado la migración de más de 6 millones de personas.

Los latinos deberían recordar estas inadmisibles acciones en noviembre, cuando podrán elegir con su voto a los representantes que realmente traten de destruir a las dictaduras que han hecho miserables las vidas de nuestros familiares en todo el hemisferio.

Previous Article

Congreso celebra audiencia histórica para discutir el posible avistamiento de ovnis

Next Article

Estados Unidos eliminaría a la organización terrorista española ETA de su lista negra

Related Posts
Total
0
Share