fbpx
Saltar al contenido

Biden llevará hasta las cortes imposición de mascarilla: Departamento de Justicia apelará fallo que revoca el mandato

Available: English

[Read in English]

“El Departamento de Justicia apelará el fallo del tribunal que invalida el mandato del uso de mascarillas en el transporte público”. Así lo informó The Wall Street Journal, que fuentes le aseguraron que se había presentado un aviso sobre la apelación.

La decisión del Departamento de Justicia se dio luego de que una jueza de Florida revocara el pasado lunes la orden nacional que obliga el uso de mascarillas en aviones y otros medios de transporte público, así como aeropuertos y estaciones, al considerar que las autoridades sanitarias federales excedieron su autoridad.

La jueza Kathryn Kimball Mizelle, nominada por el expresidente Donald Trump para la Corte de Distrito en Tampa, consideró que la orden de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) “excede la autoridad legal” de esta agencia. Así lo reseñó la agencia de noticias EFE.

El fallo sobre las mascarillas en transporte público

El gobierno federal había renovado recientemente esta obligación de usar las mascarillas en los medios de transporte público hasta al menos el 3 de mayo. En opinión de la magistrada, recogida por la agencia de noticias, los CDC no justificaron su decisión de manera apropiada e incumplieron los procedimientos.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Ciudadanos reaccionaron celebrando la medida. Es el caso de la congresista republicana Lauren Boebert, quien agradeció a la jueza por la medida. “Gracias, jueza Kathryn Kimball Mizelle de Florida por terminar los mandatos de máscara en aviones y trenes. Que reine la libertad”, escribió en su cuenta de Twitter.

La demanda fue interpuesta por dos mujeres de Tampa, Ana Carolina Daza y Sarah Pope, junto con la organización sin fines de lucro Health Freedom Defense Fund, que aboga por la autonomía corporal y ve ilegal obligar a las personas a usar las mascarillas y hacerse las pruebas de COVID-19.

Total
2
Share