fbpx
Irán, Biden

USA baja la guardia: Biden ofrece negociar pese a las constantes amenazas de Irán

Las declaraciones del secretario de Estado contradicen a las de Biden, quien afirmó que la condición para negociar con Irán es que detenga el enriquecimiento de uranio

[Read in English]

Pese a los continuos llamados de venganza que ha hecho Irán contra Estados Unidos, el presidente Joe Biden ofreció formalmente retomar las negociaciones para el acuerdo nuclear que firmó Barack Obama en 2015.

El secretario de Estado, Antony Blinken, mantuvo un encuentro telemático con tres ministros de Exteriores europeos, a quienes señaló que el acuerdo nuclear de 2015 “fue un logro clave de la diplomacia multilateral”.

Entre tanto el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, aseguró este viernes que el primer paso que tiene que dar Estados Unidos es levantar “incondicional y eficazmente todas las sanciones”.

“Estados Unidos levanta incondicional y eficazmente todas las sanciones impuestas, reimpuestas o etiquetadas nuevamente por (el anterior presidente Donald) Trump. Luego, nosotros revertiremos inmediatamente todas las medidas correctivas”, subrayó en su cuenta oficial de Twitter.

Las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos contradicen de alguna manera a las más recientes de Joe Biden, quien afirmó que la condición «sine qua non» para que autorice a sus emisarios a negociar un nuevo acuerdo nuclear y levante las sanciones sobre Irán, es que el régimen persa detenga completamente su programa de enriquecimiento de uranio.

La periodista Nora O’Donnell le preguntó: «¿Va a levantar Estados Unidos las sanciones primero para que Irán regrese a la mesa de negociaciones?». El presidente respondió: «No». O’Donnell repreguntó, para quedar segura: «¿Deben parar de enriquecer el uranio antes?». Biden afirmó con la cabeza.

Irán actualmente enriquece sus inventarios de uranio hasta alrededor de un 4.5 %. La cifra está por encima del límite del 3.67 % impuesto por el pacto de 2015 con las potencias mundiales. El régimen persa comenzó a incumplir sus obligaciones en 2019 en represalia por la salida un año antes de Estados Unidos del pacto y su reimposición de sanciones.

Hay que recordar además que recientemente el ministro de Inteligencia iraní Mahmoud Alavi, admitió que el régimen persa “podría avanzar” hacia la búsqueda de desarrollar armas nucleares.

Alavi hizo la confesión en tono de amenaza; lo hizo como advertencia ante la continuidad de las sanciones internacionales, y horas después de que el presidente de Estados Unidos Joe Biden, anunciara que no eliminará las sanciones a menos que el régimen iraní deje de enriquecerse de uranio.

Michael Goodwin dijo en su artículo para el New York Post que los términos del acuerdo nuclear del Gobierno de Obama-Biden negociado por John Kerry «fueron una rendición que allanó el camino para que los mulás recibieran armas nucleares a su debido tiempo».

Goodwin recuerda que el acuerdo fue tan malo que se levantaron las sanciones internacionales y Obama devolvió los fondos iraníes descongelados, muchos de los cuales se destinaron a financiar el terrorismo en la región. Pese a esto, Biden ya invitó a Irán a unirse al acuerdo y trajo de vuelta a Kerry para otra ronda que podría ser un fracaso.

El internacionalista David Bittan coincide con Goodwin. Asegura que «volver al acuerdo nuclear sin una posición privilegiada de negociación que permita tener un estricto control sobre Irán, sería un error».

Irán espera que Biden se rinda a sus pies

Joseph Humire, analista de seguridad hemisférica y director del Centro de Estudios para una Sociedad Libre y Segura le dijo a El American que «Irán está buscando recuperarse y ve en Biden una oportunidad que puede explotar a su favor».

La administración Trump logró con éxito debilitar al régimen iraní no solo con sanciones, sino con diplomacia, inteligencia y operaciones quirúrgicas militares. Una situación que podría cambiar con Biden.

«En este momento lo que Biden tiene que entender es que no hay necesidad de tener conversaciones con Irán, porque ahora las cartas están en manos de Estados Unidos, cuando tú tienes la ventaja tú no inicias la conversación».

El analista considera que, de regresar a un acuerdo nuclear con Irán, Estados Unidos debe poner condiciones claras, pues si Biden pierde la ventaja lograda por Trump, estaría «condenando al Medio Oriente a un período muy peligroso».

«Es muy peligroso porque los países árabes tienen una sensación de calma de que Irán ya no va a molestar, y si estos países ven que Biden no va a tomar acciones, ellos lo harán por su cuenta y eso me preocupa porque, a pesar de que estos países son aliados, muchos de ellos tampoco son democráticos», agregó.

Humire recordó que cuando Irán entró al acuerdo, fue este el que puso las condiciones, pues lo condicionó a no hablar de derechos humanos, terrorismo o de sus programas de misiles. El especialista recordó que con el acuerdo nuclear impulsado por el Gobierno de Obama, Irán avanzó en materia de terrorismo y en el área armamentística. El analista teme que el régimen persa recobre fuerza.

Irán
 Irán fue quien puso las condiciones cuando entró al acuerdo nuclear bajo la administración Obama. (Wikipedia)

«La forma en que se llegó a ese acuerdo con Obama fue muy mala e irresponsable, con muchos vacíos, entregando muchos privilegios a Irán y sacando muy poco provecho y sin ninguna garantía (…) Si Biden quisiera retomar ese acuerdo lo tiene que hacer mejor que en los años anteriores, porque el último solo llevó a más fracasos», sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Sean Penn, El American

El idiota de la semana: ¿Sean Penn o Bill Gates?

Next Article
For next year, the government could access more than a billion doses of both vaccines, leaving a clear surplus for a nation of 330 million residents. (Flickr)

Ron DeSantis: 42 % de los mayores de 65 años en Florida ya se vacunó

Related Posts
Total
3
Share