fbpx

A Biden no le ha ido bien en los encuentros con padres de Marines asesinados en Kabul

A Biden no le fue bien en el encuentro con padres de marines asesinados en Kabul

«Cuando no paraba de hablar de su hijo [Beau], mi interés desaparecía», dijo el padre de Jared Schmitz, uno de los héroes caídos

[Read in English]

La retirada de Estados Unidos de Afganistán, que desembocó una humillante derrota militar ante los talibanes, es una herida abierta para la nación. Sin embargo, ninguna derrota es comparable, ni por asomo, con el dolor que ahora mismo sienten los padres de los marines asesinados en Kabul.

Estos padres no solo están enfrentando la tragedia que significa perder un hijo en combate, sino que deben lidiar con un peso terrible: la sensación de que se pudieron hacer mejor las cosas para evitar el desastre logístico que significó una crisis en Kabul y un ataque terrorista que se llevó la vida de sus hijos.  

Siendo el principal responsable de la crisis humanitaria en Kabul, que generó la peor crisis de política exterior en décadas para Estados Unidos, el presidente Joe Biden tenía la misión de consolar a los padres de los valientes soldados que murieron en el atentando terrorista de ISIS.

Según los testimonios difundidos por The Washington Post, los encuentros fueron duros y a Biden no le fue bien con los padres, pareciendo en algunas ocasiones un desubicado irrespetuoso por hablar de más de la pérdida de su hijo Beau o por mostrarse indiferente al tener el feo gesto de mirar varias veces su reloj. Un padre incluso dijo que el presidente fue altanero en alguna ocasión cuando éste le mostró la foto de su hijo y le pidió que lo recordara junto a los otros doce soldados.

Mark Schmitz sobre el encuentro: «No fue bien»

«El presidente Biden se abrió paso el domingo alrededor de una sala silenciosa en la Base de la Fuerza Aérea de Dover, una cámara llena de sofás y sillas, con dignatarios y familias afligidas que se apiñan mientras el presidente se acerca a hablar con ellos en privado, una familia a la vez», se lee en el reportaje del Washington Post. «La noche anterior, Mark Schmitz había dicho a un oficial militar que no tenía mucho interés en hablar con un presidente al que no votó, cuya ejecución de la retirada de Afganistán desprecia, y al que ahora culpa de la muerte de su hijo Jared, de 20 años».

El testimonio de Schmitz es el que más da una idea de cómo fueron los encuentros privados entre Biden y los padres. Según el padre de Jared, Biden casi no le dirigió la mirada a él, sino a su esposa, quien parece tuvo un trato más condescendiente con el presidente. Schmitz dijo que le molestó que Biden hablara demasiado de su hijo Beau —un veterano de la Guerra de Irak que murió de cáncer cerebral en 2015— y que hablara poco de su hijo recientemente perdido.

A Biden no le ha ido bien en los encuentros con padres de Marines asesinados en Kabul
Imagen del traslado de los cuerpos de los marines asesinados desde Kabul hasta Estados Unidos. (Archivo).

En un momento de la conversación, el hombre sacó una foto de Jared, y le dijo al presidente: «No olvides nunca ese nombre. No olvides nunca esa cara. No olvides nunca los nombres de los otros 12», añadiendo: «Tómate un tiempo para conocer sus historias».

Según el diario: «A Biden no pareció gustarle eso, recordó Schmitz, y se enfadó, ofreciendo una respuesta contundente: “Sí conozco sus historias”».

No todo fue malo entre Schmitz y Biden, hubo un momento donde el presidente sacó una suerte de tarjeta donde tenía anotado el número de soldados caídos en Irak y en Afganistán, al final de la tarjera, aparecía anotado un «más 13», un gesto que fue aprobado por Schmitz. «Sé que es sólo un número, pero era una simple cosa reflexiva en la que él se fija. Le daré un aplauso por eso».

Sin embargo, eso no alcanzó para que la reunión resultara positiva, Schmitz admitió que el presidente estuvo en una situación difícil al decidir si retiraba o no las tropas y que era todavía peor estar en su lugar al momento de hablar con los padres de los fallecidos, pero en ambas Biden pudo hacer las cosas mejor. O al menos esa es la sensación que queda. «Cuando no paraba de hablar de su hijo, mi interés desaparecía. Estaba más centrado en mi propio hijo que en lo que había pasado con él y su hijo», dijo Schmitz. «No estoy tratando de insultar al presidente, pero no me pareció tan apropiado dedicar tanto tiempo a su propio hijo».

En una entrevista a Fox News, con Sean Hannity, el propio padre de Jared dijo que en un principio no quería reunirse con Biden «pero luego sentí que le debía a mi hijo al menos tener unas palabras con él sobre cómo me sentía y no fue bien». También reveló que le consolaron mucho más las palabras de los líderes militares que el intercambio con Biden.

Joe Biden, y a la Primera Dama, Dra. Jill Biden, observan cómo un equipo de transporte del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos traslada los restos del soldado de primera clase del Cuerpo de Marines, Jared M. Schmitz. Fueron 13 los marines asesinados en Kabul en un atentado terrorista. (EFE)

Padres de marines asesinados critican fuertemente a Biden

Biden intentó jugar sus cartas mostrándose cercano y expresando que comprendía el dolor. Quizás en el afán de querer parecer empático y decir que lo sentía, el presidente exageró causando una impresión negativa entre los padres.

Por ejemplo, Shana Chappell, madre del marine Kareem Nikoui (20 años), dedicó una publicación bastante fuerte contra Biden donde criticó al mandatario por intentar hacer que el encuentro sea entorno a él y no sobre Kareem.

«Presidente Joe Biden ¡Este mensaje es para ti! ¡Sé que mi cara está grabada en tu cerebro! Ayer pude mirarte directamente a los ojos y tener unas palabras contigo», dijo la señora Chappell.

«Después de que mi hijo descanse, volverás a verme. Recuerda que fui yo la que se paró a 5 pulgadas de tu cara y te hizo saber que nunca volvería a abrazar a mi hijo, a escuchar su risa y luego trataste de interrumpirme y darme tu propia historia de sollozos y tuve que decirte ‘¡¡¡que esto no se trata de ti así que no lo hagas sobre ti!!!’ ¡Luego dijiste que sólo querías que supiera que sabes cómo me siento y te hice saber que no sabes cómo me siento y que no tienes derecho a decirme que sabes cómo me siento!».

Otros familiares se sintieron tremendamente decepcionados por el trato de Joe Biden durante los encuentros.

«También la familia del soldado de primera línea del Cuerpo de Marines Rylee McCollum tuvo sentimientos encontrados cuando llegó el momento de decidir si quería hablar con el presidente. Las hermanas y el padre de McCollum se unieron a su viuda, Jiennah McCollum, en el viaje a Dover, pero cuando llegó el momento de reunirse con Biden, sólo entró Jiennah», se lee en el Washington Post. «Después, una de las hermanas, Roice McCollum, dijo que Jiennah sintió que las palabras del presidente fueron guionizadas y superficiales, una conversación que duró sólo un par de minutos en “total desprecio a la pérdida de nuestro marine, nuestro hermano, hijo, marido y padre».

El caso de Rylee es aún más descorazonador teniendo en cuenta que Jiennah, conocida como Gigi, está esperando un hijo. La madre de Rylee y suegra de Giga, Kathy MccCollum, criticó con dureza a Biden por su política exterior hacia los talibanes en una llamada a la radio local.

«Desperté a las 4 de la mañana con marines en la puerta diciéndome que mi hijo había muerto (…) ese pedazo de mierda lleno de demencia mandó a mi hijo a morir», dijo la madre antes de criticar a Biden por usar «la diplomacia» para lidiar «con terroristas como los talibanes».

Los ánimos siguieron caldeados hasta el último segundo. Dejando claro que las reuniones entre Biden y los padres de los marines asesinados no fueron buenas. «Cuando las familias empezaron a subir al autobús, una mujer se emocionó y empezó a gritar en dirección a Biden a través de la pista», refleja el diario. «¡Espero que ardas en el infierno! Ese era mi hermano».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Rudy Giuliani “agradece” a editor de El American por su labor periodística sobre corruptos venezolanos

Next Article
Negociado energía, el american newsroom puerto rico

Negociado de Energía de Puerto Rico citó a LUMA Energy a declarar bajo juramento

Related Posts
Total
0
Share