fbpx

Biden se anota entre los candidatos a peor presidente de la historia

Biden se anota entre los candidatos a peor presidente de la historia

Todo lo que hace Biden a nivel económico, militar y de relaciones internacionales perjudica a Estados Unidos y beneficia a las potencias enemigas, la pregunta es, ¿por qué?

Joe Biden es la mejor representación de lo que es Estados Unidos en la actualidad, una nación agotada, confundida, venida a menos, siendo apabullada por sus enemigos, y que en lugar de rectificar posturas políticas, económicas y militares, intenta por todos los medios complacer la agenda progresista internacional, sin importar la debacle que se viene encima; prueba de esto es que mientras se viene la noche en Afganistán y los totalitarios del mundo festejan, en la Casa Blanca están contratando influencers de la comunidad LGBT para “promover” la vacunación masiva en el país.  

El actual mandatario de Estados Unidos tiene apenas 7 meses en el poder, pero ya ha hecho todos los números para convertirse en un serio candidato a peor presidente de la historia: en política internacional ha fracasado, lo de Afganistán ha sido tan estruendoso que incluso la prensa liberal lo ha destrozado, a nivel económico ha conducido al país a índices de inflación sumamente elevados y ha llevado la deuda a niveles no vistos desde la Segunda Guerra Mundial, y por si esto no fuera suficiente, a Joe Biden le cuesta mantener un discurso coherente y necesita de anotaciones para no perderse.  

Sin embargo, sería bastante cínico culpar a Biden de la situación actual, ¿es qué acaso alguien podía esperar algo diferente de un señor que durante la campaña ya mostraba que su estado cognitivo se había deteriorado por el inevitable paso de los años?

Si alguien es culpable de la debacle actual de Estados Unidos y del propio presidente de la nación es en primer lugar su familia por exponerlo a tamaña responsabilidad cuando lo que debería estar haciendo Joe es cuidar de sus nietos, y por supuesto, también los jefes del Partido Demócrata que con tal de arrebatar el poder a Trump decidieron omitir su estado de salud; y ya no hablemos de los medios de comunicación (CNN, The New York Times, Washington Post, MSNBC) entre otros, además del Imperio de las Big Tech, que también coludieron para ocultarle al país la gravedad sobre las facultades del entonces candidato, y que por cierto, también censuraron gravísimas noticias sobre la familia Biden.

Los fracasos en política exterior de Biden

La insurrección y llegada de los talibanes al poder en Kabul ha dejado en ridículo a la Casa Blanca y los propios comités de inteligencia de Estados Unidos, quienes hasta hace muy pocas horas todavía repetían que lo que sucedió en Afganistán no iba a suceder; es cierto, fue Trump quien adelantó las negociaciones para retirar las tropas de dicho país y medió acuerdos con los talibanes, pero tras su intempestiva salida del poder quien ejecutó fue Biden, y lo hizo de la peor manera posible.

Hoy es difícil hablar o tratar de predecir cómo se hubiese ejecutado esta salida de Afganistán si hubiese seguido Trump en la Casa Blanca, pero lo cierto es que el anterior mandatario a diferencia de Biden infundía miedo a sus enemigos, y a pesar de tener una postura antibélica mantuvo a raya a las organizaciones terroristas en todo momento, e incluso logró cerrar importantísimos acuerdos de paz en Medio Oriente y los Balcanes. Sí, Trump twitteaba feo y ciertamente comunicacionalmente era un desastre, pero su gestión internacional fue irrefutable y sus números en el apartado económico también lo fueron hasta la llegada del virus nacido en China.

Combatientes talibanes en Kabul (EFE)

En la actualidad Biden no solo ha dejado a su suerte a los afganos, sino que prácticamente está haciendo lo mismo con los cubanos y los venezolanos; su administración ya ha desmontado sanciones a la tiranía de Nicolás Maduro y según declaraciones de sus funcionarios pretende seguir bajando la agresividad contra los socialistas que manejan Caracas, mientras que a la par no ha escuchado los gritos de libertad del pueblo cubano ni ha prestado un apoyo firme ante las históricas manifestaciones contra el castrismo en la isla.

La economía según Biden

Hace un par de semanas el presidente de Estados Unidos llegó a declarar que la impresión descontrolada de masa monetaria era de hecho una estrategia para reducir la inflación, según Biden esto propiciaría “buenas oportunidades y puestos de trabajo para la gente, que de hecho va a reinvertir ese dinero en todas las cosas de las que estamos hablando, bajando los precios, no subiendo los precios”, su absurda lógica ya ha sido reprobada cientos de veces a lo largo de la historia, todo el mundo sabe que imprimir dinero alocadamente sin ningún tipo de respaldo genera más problemas que soluciones, pero a Biden eso no le importa.

En la actualidad Estados Unidos tiene niveles de inflación que no se veían desde la última gran crisis económica del año 2008, y a esto se suma que el nivel de gasto público solicitado y aprobado por el mismo Partido Demócrata ha hecho que la deuda de Estados Unidos sea más grande que el tamaño de su economía; ante todo esto la respuesta del Ejecutivo lejos de ser solicitar recortes presupuestarios, ha sido la de triplicar el gasto para continuar echándole gasolina al fuego.

Biden se anota entre los candidatos a peor presidente de la historia
El presidente Joe Biden (EFE)

Por si esto fuera poco el presidente también se decidió a bloquear el proyecto del oleoducto Keystone XL, destruyendo miles de puestos de trabajos americanos, aumentando el precio de la gasolina para sus ciudadanos, y además beneficiando a Rusia y China con su medida.

Todo lo que hace Biden a nivel económico, militar y de relaciones internacionales perjudica a Estados Unidos y beneficia a las potencias enemigas, la pregunta es, ¿por qué?

¿Se terminará por convertir Joe Biden en el peor presidente de la historia?

Tanta mediocridad por parte del presidente de Estados Unidos no parece ser algo natural, pocas gestiones en la historia han sido tan catastróficas en sus primeros meses; por el estado de salud mental que muestra el mandatario se puede presumir que claramente no es él quien está tomando las decisiones más importantes de su presidencia, pero entonces surge la pregunta, ¿quienes están moviendo el timón y por qué quieren hacer lucir tan mal a Joe?

La vicepresidente de Estados Unidos, Kamala Harris, junto al presidente Joe Biden (EFE)

Kamala Harris espera como bateadora designada para tomar el puesto en la oficina más importante del mundo, ¿logrará soportar Joe Biden los 4 años de mandato o tendremos en el corto plazo un reemplazo inminente?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Fallecidos en Haití por el terremoto aumentan a 1,297

Fallecidos en Haití por el terremoto aumentan a 1,297

Next Article
Multitudinaria marcha para rechazar la ideología de género en escuelas de Puerto Rico

Multitudinaria marcha para rechazar la ideología de género en escuelas de Puerto Rico

Related Posts
Total
304
Share