fbpx
Saltar al contenido

Biden pone en peligro a Israel al coquetear con Irán

Biden pone en peligro a Israel al coquetear con Irán

Available: English

[Read in English]

SABEMOS, desde hace meses, sobre la voluntad del presidente Joe Biden de retomar el acuerdo nuclear con Irán. Estos esfuerzos, que se remontan a la era de Barak Obama y que fueron desmontados por el expresidente Donald Trump, le abren las puertas a que la teocracia de los ayatolás se fortalezca descomunalmente.

Ahora nos enteramos, gracias a un alto ejecutivo de Vitol, el mayor comerciante independiente de crudo, que Biden podría permitir que Irán venda su petróleo en el mercado internacional sin que haya algo a cambio. En concreto, Mike Muller, jefe de Vitol para Asia, dijo en un podcast que “el tío Sam podría permitir que fluya ese petróleo”.

“Si las midterms están condicionadas por la necesidad de bajar los precios de la gasolina en Estados Unidos, hacer la vista gorda a los barriles sancionados que fluyen en el mercado internacional probablemente sería algo que veríamos”, dijo Muller.

Las palabras de Muller no se pueden tomar a la ligera. De hecho, en febrero de este año Biden anunció excepciones a las sanciones que ya hay con Irán, con el propósito de hacer más cómodo para el régimen teocrático la posibilidad de sentarse a negociar con Estados Unidos.

Todos estos esfuerzos solo le brindan legitimidad a Irán, y este no es un régimen que se pueda menospreciar. Irán es una potencia mediana en Medio Oriente, con miras a convertirse en el gran poder decisivo de la región. Y su motivación principal es la lucha ideológica y religiosa contra Israel, nación a la que aspira destruir. En esa causa, Irán ha financiado a grupos terroristas en todo Medio Oriente y el mundo. 

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Desde la Guardia Revolucionaria, Hezbolá, Hamás y Al Qaeda hasta otras milicias y organizaciones político-terroristas a lo largo del mundo han recibido el apoyo del líder supremo de Irán. En estos momentos, la mayor amenaza a la supervivencia de Israel —un aliado clave de Washington y muro de contención del extremismo árabe— viene de Teherán.

El relajamiento de sanciones, los encuentros de diálogo o la ingenuidad de creer que Irán respetará unos eventuales acuerdos nucleares solo son impulsos que terminan robusteciendo el poder terrorista del régimen teocrático. La Casa Blanca entiende esto muy bien, pese a los reclamos de sectores de la sociedad israelí y de figuras políticas como Benjamín Netanyahu, e insiste en continuar su coqueteo con Alí Jamenei y su presidente, el radical Ebrahim Raisi.

Este artículo apareció originalmente el 6 de junio de 2022 en el newsletter de El American. ¡Suscríbete gratis aquí!

Total
1
Share