fbpx

Es hora de que Biden renuncie

El principal problema si renuncia el presidente es que Harris ocuparía su lugar, sin embargo la nación no puede aguantar más muertes por la desastrosa política exterior de Biden

[Read in English]

La retirada de las tropas americanas en Afganistán era inevitable, pero las muertes y el dolor nacional que ha causado esta retirada mal ejecutada eran evitables. 13 de nuestros militares fueron asesinados por salvajes a los que no les importaban las reglas de enfrentamiento, y mucho menos los derechos humanos. ISIS-K es responsable de estas muertes, pero el presidente Joe Biden es responsable de poner nuestras tropas a merced de los talibanes y de ISIS: esto por sí solo es razón suficiente para su renuncia.

Incompetencia, abdicación del deber e innumerables mentiras

Las mentiras, las malas evaluaciones y las muertes nos han demostrado que el presidente de Estados Unidos ha abdicado de su responsabilidad de dirigir nuestra república. Lamentablemente, la rápida e impactante caída de Kabul impulsó a muchos —me incluyo— a cuestionar nuestros órganos de inteligencia. The New York Times confirmó, sin embargo, que las evaluaciones de inteligencia advirtieron tanto a la Casa Blanca como al Departamento de Estado de una rápida toma del poder de Afganistán, confirmando que tenemos la mejor inteligencia del mundo.

A pesar de estas advertencias, Biden y secretario de Estado Antony Blinken aseguraron falsamente que Kabul no caería ante los talibanes tan rápido. Una mentira que prueba que ambos demócratas estaban engañando deliberadamente al pueblo americano y descartando tontamente a nuestra comunidad de inteligencia.

Bajo el liderazgo de Biden, nuestros líderes militares, no nuestros militares, han cambiado el enfoque de proteger a Estados Unidos a la falsa premisa de la “ira blanca”. Los terroristas islámicos prestaron atención y atacaron. Ahora dejamos a nuestros ciudadanos y aliados afganos a merced de las mismas personas que proporcionaron refugio a al Qaeda mientras planeaban los ataques terroristas de 11 de septiembre.

¿Kamala Harris como presidente?

El único elemento disuasorio contra la renuncia de Biden es el elefante en la sala: la vicepresidente Kamala Harris, una mujer de color que está más interesada en perpetrar políticas de identidad, victimización y otras ideas que despiertan contra Estados Unidos.

Ben Kew, editor en El American, argumentó en contra de la renuncia de Biden, alegando que mientras Biden es «senil, incompetente y un títere de otras fuerzas malignas», es una «cantidad conocida». Por otro lado, sostiene que Harris «es alguien que nunca ha demostrado nada más que desprecio» por la nación.

Estoy parcialmente de acuerdo con Ben, pero ¿qué valor tiene la «cantidad conocida» de Biden cuando está costando, literalmente, vidas americanas? Pruebas sobre la desastrosa política exterior de Biden es amplia. Robert Gates, el exsecretario de Defensa durante los años de Obama-Biden, dijo que «se ha equivocado en casi todos los asuntos importantes de política exterior y seguridad nacional durante las últimas cuatro décadas».

Es hora de que Biden renuncie
Kamala Harris y Joe Biden. (EFE)

El teatro de las audiencias del Congreso

Los llamados a audiencias del Congreso están llenos de la tonta idea de que el Congreso, que está profundamente dividido, logrará algo. Los editoriales de USA Today y El American emitieron declaraciones condenatorias, exigiendo al Congreso «rendición de cuentas» y «hablar bajo juramento» sobre lo sucedido en Afganistán. ¿No ha aprendido nada del pasado (Bengasi, el juicio político a Trump, las investigaciones de la supuesta colusión rusa con la campaña de Trump)?

Esto es lo que va a pasar. Por un lado, el Partido Republicano criticará a los funcionarios de Biden y su desastrosa política exterior. Por el otro, los demócratas y su ala progresista culparán a Estados Unidos por la crisis en Afganistán. Los miembros de ambas partes se interrumpirán entre sí, irán más allá de sus límites de tiempo y luego se apresurarán a aparecer en las noticias por cable en busca de reacciones, donaciones de campaña y fama. Este ciclo se repetiría durante semanas, meses, si no años, y en última instancia le costaría millones de dólares al contribuyente americano.

Sí, se necesitan audiencias en el Congreso, pero necesitamos acción ahora, comenzando con la renuncia de nuestro comandante en jefe. Las familias de los patriotas americanos muertos en combate merecen mucho más.

La falta de respeto a nuestras tropas

No hace mucho Biden se jactaba de que nadie había muerto en la evacuación de Afganistán. «Pero nadie está siendo asesinado en este momento», dijo, tocando madera al mismo tiempo. Señor presidente, tocamos madera y ahora nuestra nación está de luto por la muerte innecesaria de 13 militares. Estados Unidos ya no está seguro bajo su liderazgo.

El país esperaba que Biden mostrara compasión y fuerza el día del ataque terrorista. En cambio, obtuvimos un presidente despreocupado y sonriente, que estaba más preocupado por Peter Doocy de Fox News que por las familias de los soldados. Este individuo no es apto para gobernar Estados Unidos y ha dejado a nuestros ciudadanos y aliados a merced de los terroristas islámicos.

Nuestra gran nación debe encontrar consuelo en el hecho de que los muertos en Afganistán murieron haciendo lo que más amaban: defender y proteger las libertades que todos disfrutamos.

A los soldados que se enumeran a continuación: Estados Unidos les estará eternamente agradecido por su sacrificio.

  • Darin T. Hoover, 31, de Salt Lake City, Utah. Sargento del Cuerpo de Infantería de Marina.
  • Johanny Rosario Pichardo, 25, de Lawrence, Massachusetts. Sargento del Cuerpo de Infantería de Marina.
  • Nicole L. Gee, 23, de Sacramento, California. Sargento del Cuerpo de Infantería de Marina.
  • Hunter Lopez, 22, de Indio, California. Infantería de Marina Cpl.
  • Daegan W. Page, 23 años, de Omaha, Nebraska. Infantería de Marina Cpl.
  • Humberto A. Sánchez, 22, de Logansport, Indiana. Infantería de Marina Cpl.
  • David L. Espinoza, 20, de Rio Bravo, Texas. Infantería de Marina Lance Cpl.
  • Jared M. Schmitz, 20, de St. Charles, Missouri. Infantería de Marina Lance Cpl.
  • Rylee J. McCollum, 20, de Jackson, Wyoming. Infantería de Marina Lance Cpl.
  • Dylan R. Merola, 20, de Rancho Cucamonga, California. Infantería de Marina Lance Cpl.
  • Kareem M. Nikoui, 20, de Norco, California. Infantería de Marina Lance Cpl.
  • Maxton W. Soviak, 22, de Berlin Heights, Ohio. Hospitalman de la Armada.
  • Ryan C. Knauss, 23, de Corryton, Tennessee. Sargento del Ejército.

1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Sam Gallucci

El voto latino es «un gigante durmiente»: Sam Gallucci, candidato a gobernador de California

Next Article

Cerca de 90 generales y almirantes retirados piden que secretario de Defensa y comandante Milley renuncien de inmediato

Related Posts
Total
18
Share