fbpx
Joe Biden, Economía

Biden revela un plan de estímulo de 1.9 billones para la economía

Lo más seguro es que el plan de estímulo sea aprobado por el Congreso de manera rápida, pues el Partido Demócrata tiene la mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado

[Read in English]

Este jueves 14 de enero el presidente electo Joe Biden anunció un nuevo plan de estímulo para la economía americana de 1.9 billones, que incluye un pago directo de $ 1,400 dólares a todos los americanos, elevando la transferencia a $ 2,000 por adulto, considerando el giro de $ 600 del plan ya aprobado por el Congreso.

Este plan también incluye un pago de $ 400, adicional al seguro de desempleo y se propone expandir los pagos por licencias remuneradas y los créditos tributarios por niños en el hogar. Las transferencias directas a los hogares totalizan la mitad del plan de estímulo propuesto por Biden.

Se destinará $ 1,000 millones para los cheques de ayuda y beneficios federales por desempleo; $ 440,000 millones es para ayudas a las empresas a los gobiernos estatales y locales; y $ 400,000 millones adicionales para atender la pandemia. Los créditos tributarios bajo este nuevo plan de estímulo se extenderán de 2,000 a 3,000 dólares y habrá una ayuda adicional de $ 600 por niños menores de 6 años en los hogares más pobres bajo la nueva regla.

Plan de estímulos: Se destinarán 400,000 millones para atender la pandemia, extender los testeos y apoyar el esfuerzo de vacunación.
Se destinarán 400,000 millones para atender la pandemia, extender los testeos y apoyar el esfuerzo de vacunación. (Efe)

Dentro del presupuesto para atender la pandemia habrá $ 50,000 millones destinados a incrementar el número de testeos para detectar el coronavirus y transferencias para apoyar el actual plan de vacunación y expandir el personal de salud. Biden ha prometido aplicar $100 millones de dosis de la nueva vacuna durante los primeros 100 días de su presidencia.

El plan de estímulo de Biden tendrá pocas dificultades para pasar rápido en el Congreso

Lo más seguro es que el plan de estímulo sea aprobado por el Congreso de manera rápida, pues el Partido Demócrata tiene la mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado. Con los dos puestos en el Senado asegurados en Georgia, los demócratas podrían aplicar reglas de fast-track para apresurar un acta bipartidista que apruebe el plan de Biden. Para esto necesitarían 51 votos en el Senado. En caso de que los demócratas queden en un empate con los republicanos podrían invocar el voto de la vicepresidente Kamala Harris.

Para evitar cualquier retraso procedimental, el Partido Demócrata debe persuadir a al menos diez senadores republicanos para que se unan al apoyo del plan de estímulo. Algunos legisladores republicanos, como el senador de Florida, Marco Rubio, han manifestado estar de acuerdo con cheques de estímulo más grandes, no obstante, podría mostrarse resistente a apoyar la propuesta de Biden por la insistencia del presidente electo de establecer un salario mínimo federal de 15 la hora.

El año pasado los legisladores llegaron a un punto muerto cuando los republicanos se resistieron a la ayuda para los gobiernos estatales y locales y los demócratas se opusieron a un escudo de responsabilidad para las empresas. El resultado fue un acuerdo postelectoral de aproximadamente $ 900,000 millones, que los demócratas describieron como un pago inicial.

Para pasar su plan de estímulo sin ningún obstáculo Biden necesitará contar con el apoyo de al menos de 10 republicanos en el Senado.
Para pasar su plan de estímulo sin ningún obstáculo Biden necesitará contar con el apoyo de al menos de 10 republicanos en el Senado. (Efe)

Adicional al plan de estímulo de Biden, el presidente-electo presionará al Congreso para que apruebe otros $ 160,000 millones para apoyar los planes de vacunación, expandir el número de testeos e implementar un programa de creación de empleos en el sector de la salud.

Biden manifestó que el plan de estímulo se pagará a través de la emisión de deuda federal, por lo que se espera que el Departamento del Tesoro comience a poner bonos en el mercado tan pronto como Janet Yellen asuma la secretaría del Tesoro. Con una Reserva Federal comprometida con una política monetaria expansiva, el Gobierno de Biden seguramente no tendrá dificultades para este endeudamiento adicional.

De momento todos aplauden el extraordinario aumento del gasto, pero no todo es color de rosa. El endeudamiento del gobierno absorbe recursos que de otra forma financiarían la inversión privada. Además, las deudas deben pagarse por lo que muy pronto este plan de estímulos será seguido de una reforma tributaria que, como lo ha prometido Biden, aumentará la carga fiscal de las empresas y las personas.

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Mientras desempleo crece y las empresas quiebran, aumentan las cuarentenas

Next Article
Twitter - censura

Filtración de Jack Dorsey revela que la censura masiva en Twitter fue planificada

Related Posts
Total
2
Share