fbpx
Biden continúa alimentando tiranías y debilitando a Estados Unidos con su pésima política exterior

Biden continúa alimentando tiranías y debilitando a Estados Unidos con su pésima política exterior

Mientras Biden destruía la autonomía energética de Estados Unidos le facilitaba a Rusia que pusiera de rodillas a Alemania y a Europa con su energía barata

La debacle de Afganistán tuvo que abrirle los ojos a más de uno. Observar a los miles de ciudadanos afganos que huían aterrados de los terroristas talibanes fue la primera gran muestra de mediocridad. Las imágenes de esos hombres atropellándose entre sí para tratar de colgarse a aviones americanos y salvar sus vidas le dieron la vuelta al mundo. Sin embargo, nadie podría decir que esto fue una sorpresa.

Desde mucho antes de los debates presidenciales todos sabíamos que Biden estaba completamente incapacitado para ejercer cualquier cargo público. De hecho, sus facultades mentales no le brindarían la autonomía suficiente para manejar una pequeña oficina de condominio, mucho menos podría dirigir a la nación más importante del mundo, pero hasta acá nos arrastró la propaganda.

Si lo de Afganistán fue trágico, qué decir de lo que ahora ocurre en Ucrania con Putin aprovechando la ausencia de un líder real en Washington, para así iniciar su cruzada contra el mundo occidental. Lo primero que hizo Biden al llegar a la Presidencia fue bloquear el oleoducto Keystone XL y sabotear las sanciones que los republicanos pretendían imponerle a Alemania por el gasoducto Nord Stream 2. Es decir, mientras Biden destruía la autonomía energética de Estados Unidos le facilitaba a Rusia que pusiera de rodillas a Alemania y a Europa con su energía barata. Meses después ocurrió lo que todos sabemos: Putin aprovechó la debilidad —y torpeza— del residente de la Casa Blanca para declararle la guerra al mundo.

Como con Biden todo siempre puede empeorar, ahora se encuentra planeando amenizar sus relaciones con el dictador venezolano, Nicolás Maduro, para abastecer a Estados Unidos con el petróleo que le vendería el mismo sujeto que actualmente está acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de narcotráfico, y sobre el que pesa una recompensa de 15 millones de dólares por su captura.

Es decir, cuando pensábamos que las cosas no podían ir peor, Biden negocia abiertamente con un narcotráficante acusado de crímenes de lesa humanidad, para seguir hundiendo la imagen de su Gobierno y del país.

Dentro de todo este desastre, quizás la única noticia medianamente alentadora es que las midterms están a la vuelta de la esquina. Solo espero que en noviembre todavía tengamos un mundo que defender.  

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Previous Article
Biden, El American

Republicanos contradicen versión oficial de la administración Biden sobre viaje a Venezuela

Next Article

Zelenski apunta contra los líderes occidentales por permitir los bombardeos rusos

Related Posts
Total
38
Share