fbpx



Biden vuelve a la OMS, la marioneta del Partido Comunista chino

Biden llega a impulsar a laOMS que ha sido usada por China para encubrir información fundamental sobre el origen y la magnitud de la COVID-19

[Read in English]

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en cabeza de Tedros Adhanom vuelve a contar con Estados Unidos sin rendir cuentas por su complicidad con el Partido Comunista chino sobre el manejo de la pandemia.

En los primeros días de Joe Biden en la Casa Blanca, el mandatario demócrata ha tomado decisiones clave que benefician a Beijing. Si bien el Gobierno ha insistido en la importancia de detener el crecimiento del Partido Comunista de China (PCCh) de la mano de estrategias democráticas, el presidente demócrata tomó la decisión de volver a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sometiendo a Estados Unidos al juego de China con la pandemia.

El PCCh ha intensificado la imposición de valores contrarios a los de Estados Unidos en una serie de medidas en el campo económico, militar y de derechos humanos.

El aspecto más importante de China desde que comenzó la pandemia de la COVID-19 es la de perseguir los denominados intereses nacionales. Dichos intereses son apuestas importantes que Beijing ha trazado para lograr su hegemonía y superar a Estados Unidos antes del 2028, según analistas de diferentes medios de comunicación.

La OMS ha sido una herramienta que Beijing ha utilizado para ocultar información y eludir responsabilidad sobre el manejo de la pandemia. Pero además ha aportado en la consecución de logros diplomáticos y el crecimiento económico chino en 2020.

El presidente Joe Biden, en las primeras horas en el cargo, firmó varias órdenes ejecutivas que revierten las políticas de su predecesor entre las que se encuentran detener la salida de Estados Unidos de la OMS. (Efe) OMS WHO
El presidente Joe Biden, en las primeras horas en el cargo, firmó varias órdenes ejecutivas que revierten las políticas de su predecesor entre las que se encuentran detener la salida de Estados Unidos de la OMS. (Efe)
1. Decisión de Trump sobre la OMS

La Administración Trump decidió abandonar la OMS y responsabilizó a Tedros y al PCCh del mal manejo de la pandemia. Según los medios, Trump tuvo dos fuertes argumentos contra la organización.

En primer lugar, dado que la OMS es una organización «de salud pública con un mandato global», respondió de manera ineficaz al emitir información errónea y tardía sobre la COVID-19.

En segundo lugar, Trump insistió en que la falla de la OMS obedece a la fuerte influencia de China sobre la organización. La información relevante que la Administración Trump ha solicitado investigar con tanto ímpetu es la referente al origen del virus.

Anuncio del expresidente Donald Trump a los medios de comunicación sobre la terminación de los vínculos por parte de Estados Unidos con la OMS. (BBC)

Está demostrado que con la información suficiente sobre el origen de las epidemias es posible darle un manejo científico oportuno para combatirlas.

The New York Times relató que la OMS «había realizado un viaje que originalmente tenía como fin conocer los parámetros para investigar el origen de la COVID-19 el 13 de Febrero de 2020». Sin embargo, la visita se centró en «comprender el brote en China para ayudar a todos los países a preparar y proteger a las poblaciones».

Según el medio, cuando el entonces secretario de salud Alex Azar interrogó sobre los resultados de la visita, descubrieron que realmente China «sacó a Estados Unidos de las investigaciones», lo que produjo la decisión final de Trump de suspender el apoyo a la OMS.

«Fue un absoluto encubrimiento»,

Lawrence O. Gostin, profesor de derecho de la salud global en la Universidad de Georgetown.

Algunos analistas como Lawrence O. Gostin coinciden en que la OMS trabajó de la mano con el PCCh para ocultar información sobre el origen del virus.

2. El juego de China con la COVID-19

El 30 de enero se cumplirá un año en el que la OMS acepta con tres semanas de retraso la magnitud de la pandemia. Las tres semanas que la OMS concedió a China ocultando la información verás sobre el virus han dejado como consecuencia 100 millones de infectados y más de 2 millones de víctimas mortales.

China celebra sin responsabilidad alguna el retorno a la normalidad en el epicentro de la Pandemia. (Efe)  OMS
China celebra sin responsabilidad alguna el retorno a la normalidad en el epicentro de la pandemia. (Efe)

Esta desinformación hizo que Europa y Estados Unidos recibieran millones de pasajeros contagiados sin ningún tipo de control epidémico.

A mediados de enero de 2020, Tedros visitó a Xi Jinping en Beijing. En la reunión la OMS felicitó el trabajo de China y cedió ante las demandas que el PCCh hizo para retrasar anuncios sobre la pandemia.

«Alabaré a China una y otra vez porque sus acciones realmente ayudaron a reducir la propagación del coronavirus a otros países»,

Tedros Adhanom, director de la OMS el 23 de enero de 2020 en Beijing.

En primer lugar, «China no logró detectar el brote», por el contrario, ocultó información relevante de la pandemia a los medios locales, internacionales y a la comunidad científica internacional.

Además, el apoyo de Tedros a Xi Jinping le ha servido al PCCh para expandir medidas que a largo plazo han resultado ineficaces y han socavado la libertad y la economía de Occidente, como lo son los confinamientos extremos. Estados Unidos y Europa han visto afectado su crecimiento económico durante el 2020, mientras que China se ha robustecido de manera significativa.

Por otro lado, la influencia de China en la OMS también le ha servido en el campo diplomático. La derrota de la OMS se dio en Taiwán. El Gobierno de Taiwán demostró que puede aportar con información y experiencia para combatir la pandemia, pero la influencia que China tiene en la OMS ha impedido su participación.

Esta organización también ha sido la plataforma de China para expandir su programa de vacunas a los países en desarrollo por medio del proyecto COVAX. Si bien es un programa al que pertenecen más de 190 países, China ha expandido una propaganda diplomática con estas vacunas.

La prensa a fin al régimen comunista ha descrito el programa de vacunas como la salvación para los países pobres gracias a Beijing.

«No importa si las vacunas chinas son efectivas o no, lo importante es que son vacunas del pueblo»,

Global Times.

Una de las medidas más cuestionadas de Trump fue la de no apoyar el programa COVAX. Muchos gobiernos y analistas, así como la prensa internacional, vieron el gesto de Trump como un abandono a los países pobres por parte de los Estados Unidos.

Biden llega a impulsar este programa, pero también la carrera diplomática de China, al no exigir responsabilidad a la OMS.

3. Aún no se conoce el origen de la COVID-19

A pesar de los esfuerzos de la comunidad científica, la prensa y la Administración Trump en buscar el origen del virus, China continúa el juego con la OMS.

Mercado Mayorista de Productos del Mar de Huanan en China,  que ha sido vinculado a casos de una nueva cepa de Coronavirus identificada como causante del brote de neumonía en Wuhan. (Efe) OMS
Mercado mayorista de productos del mar de Huanan en China, que ha sido vinculado a casos de una nueva cepa de coronavirus identificada como causante del brote de neumonía en Wuhan. (Efe)

A comienzos de enero, finalmente la comisión científica de la OMS aterrizó en China para comenzar las investigaciones, sin embargo, el régimen impidió el ingreso de dos de los científicos.

La prensa internacional publicó documentos de la OMS y el Gobierno chino donde acuerdan que la investigación sobre el origen se dará en dos fases.

Una primera fase «será dirigida por científicos chinos, y personas externas revisarán su trabajo de forma remota». En la segunda fase «los expertos internacionales trabajarán con colegas chinos».

La OMS ha dicho a la prensa que es muy «temprano» para conocer el origen del virus, cuando se cumple un año de los confinamientos estrictos en el epicentro.

La Administración de Biden ha tomado la decisión de apoyar a la OMS que dio concesiones a China a costa de millones de víctimas cuyos países no han podido controlar la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
desigualdad de ingresos

¿Cómo afecta el COVID-19 a la desigualdad de ingresos?

Next Article
Days Gone 2019

Days Gone (2019), el videojuego que intentó contentar a la izquierda y no lo logró

Related Posts
Total
0
Share