fbpx
Saltar al contenido

¿Quién es Bill Gates, fundador de Microsoft y multimillonario desde los 31 años?

¿Quién es Bill Gates, fundador de Microsoft y multimillonario desde los 31 años?

Bill Gates es uno de los empresarios multimillonarios más exitosos y polémicos de la historia. Sus detractores afirman que su fortuna fue construida y cimentada no a partir del ingenio o la creatividad, sino aprovechando oportunidades de mercado, monopolios y «plagios» para crear su mayor éxito hasta el momento: Microsoft.

Asimismo, Gates ha sido venerado y criticado por la fundación filantrópica que dirige junto a su esposa Melinda Gates: Bill and Melinda Gates Foundation. ¿Las razones? Diversas, pero en el mundo académico se menciona principalmente la falta de transparencia que tiene la fundación al momento de invertir sus donaciones. 

La fundación Bill Gates también ha sido cuestionada por impulsar y apoyar políticas de salud controvertidas, como el aborto y las políticas identitarias enfocadas especialmente en «las brechas de género». 

Definitivamente, Gates es una de las personas más importantes del mundo, para bien y para mal, y sus orígenes como empresario al crear una de las empresas tecnológicas más influyentes de la historia no escapan de la controversia. Pero antes de repasarla, conozcamos un poco más sobre los orígenes de Bill. 

El origen de Bill Gates

El nombre completo de Bill Gates es William Henry Gates III, nacido en Seattle, Estados Unidos, el 28 de octubre de 1955. Además de empresario y filántropo, el cofundador de Microsoft es informático, aunque nunca se graduó oficialmente de esta carrera.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Durante su infancia, se dice que el multimillonario americano pasaba horas leyendo enciclopedias y adquirió un carácter muy competitivo, alentado por sus padres, Mary Maxwell y William Henry Gates II, que era un estudiante de derecho cuando conoció a la que fue su futura esposa. 

Mary, por su parte, era una atleta saliente en la Universidad de Washington y, además, se había metido de lleno en el activismo estudiantil.

Las ideas políticas de Mary Gates, así como su etapa como colaboradora en organizaciones benéficas, calaron en la formación humana de Gates. En cambio, la vocación por el derecho de su padre, William, no fue tan influyente, pues si bien Bill fue a Harvard para estudiar leyes, pasó la mayor parte del tiempo en el laboratorio de informática antes que en clases.

Bill era especialmente competitivo en los debates y en los juegos de mesa, como Monopoly y Risk, e incluso en las actividades deportivas familiares. 

Además de Bill, el matrimonio tuvo dos hijas más: Kristianne, la mayor de las hermanas, y Libby, la menor. Su familia era unida y acaudalada, por lo que pudo estudiar en la ostentosa Lakeside School, una casa de estudio que, para 1968, tenía computadores y le permitieron al futuro multimillonario familiarizarse con las máquinas más avanzadas de la época.

Lakeside School fue vital para Bill en cuanto a contactos y conocimientos, pues desde muy pequeño mostró gran interés por la informática. Durante el octavo grado de la preparatoria, incluso, empezó a trastear con una computadora General Electric de su escuela y, poco después, desarrolló su primer programa en este equipo.  

Paul Allen: su gran compañero de éxito

En esta escuela, Bill conoció a su gran amigo y socio: Paul Allen, el futuro cofundador de Microsoft. Allen era un par de años mayor que Gates y también un poco más introvertido, pero eso no evitó que rápidamente se convirtieran en amigos debido a su pasión por la informática y las computadoras.

En 1970, junto a Allen y Paul Gilbert (otro amigo de Bill), Gates entró al mundo de la informática y los negocios de la tecnología con apenas 17 años, al crear y desarrollando un programa informático que se encargaba de monitorear el tráfico de Seattle: Traf-O-Data.

Esta compañía, si bien no fue un éxito rotundo, les hizo ganar a Bill y a Allen unos 16,000 dólares en ocho meses, y los preparó para ser los futuros desarrolladores de los sistemas operativos más importantes de la historia.

La apuesta arriesgada por la programación 

Luego de terminar la secundaria, el ejecutivo de Microsoft fue a estudiar derecho en el otoño de 1973 a la prestigiosa Universidad de Harvard, tal y como hizo su respetado padre. 

La aventura de Gates en Harvard no duró mucho. El aún joven Bill, lejos de enfocarse en su carrera y estudios al cien por ciento, dedicó más horas a aprender sobre programación e informática en el laboratorio de computación de la universidad.

El 4 de abril 1975, Bill Gates decidió, junto a su amigo Allen, fundar la empresa que los catapultó al éxito: Microsoft. Un año después, en 1976, Gates abandonó definitivamente Harvard para mudarse a Albuquerque, Nuevo México, y así dedicarse plenamente a su novel compañía.

En esos primeros años, los más duros y complejos de la empresa, Gates y Allen dedicaron sus esfuerzos en crear lenguajes o diseños de programación para las compañías que los contrataron a costes bajos. El propio Gates admitió que fueron años frenéticos, donde trabajaban muchas horas y comían solo chatarra.

Quién es Bill Gates, fundador de Microsoft y multimillonario desde los 31 años?
Oficinas de Microsoft. (EFE)
De Albuquerque a Seattle 

Tanto Allen como Gates tenían la idea de que los «ordenadores personales» tendrían un éxito mayor con respecto a los «ordenadores» y para 1980 regresaron a Seattle, cuando vieron el auge y el interés por la fabricación masiva de microordenadores, lo que significaba una oportunidad de mercado interesante para su empresa.

Dos empresas competían para fabricar los personal computer (PC) más actuales del mercado: Apple e IBM. La empresa creada por Steve Jobs llevaba la delantera en absolutamente todo, pues no solo crearon ordenadores personales, sino que también habían desarrollado un sistema operativo integrado, marcando un hito en la historia de la informática.

Ingenuamente, Apple dio a conocer varias de las especificaciones de su afamado ordenador Apple II, e IBM se valió de esa información para crear su propio PC. No obstante, le faltaba un detalle: el software. Allí es donde entraron Gates, Allen y Microsoft.

En 1980, representantes de IBM se reunieron con Bill Gates y les solicitaron la creación de un sistema operativo para sus PC. Este sistema lo iban a desarrollar a partir de un sistema operativo llamado QDOS, desarrollado por el programador Tim Paterson de la empresa Seattle Computer Products, el cual fue adquirido días más tarde por Microsoft por la «módica» suma de 50,000 dólares.

No es exagerado decir que QDOS fue la base del grandioso éxito de Microsoft. Este sistema fue mejorado para desarrollar el afamado MS-DOS, que fue el sistema que IBM usó en sus PC para competir palmo a palmo con Apple. Con ello, IBM popularizó en Estados Unidos el uso de estos ordenadores y la compañía de Gates inició su camino al éxito.

A pesar de que IBM alcanzó a ganarle aquella pulseada a Apple, en las negociaciones con Microsoft la empresa fue muy flexible, pues dejó que el sistema MS-DOS fuera exclusivo de la compañía de Bill, incluso cuando podían haberle vendido su sistema a la competencia.

Microsoft, empresa líder en el desarrollo de software

El camino de la empresa de Gates para convertirse en la compañía líder del desarrollo de software tuvo un punto de inflexión con la alianza con IBM, pues no solo desarrollaron el sistema operativo, sino que también agregaron herramientas que servían tanto para el ocio y el trabajo como los procesadores de textos (Microsoft Word) o videojuegos. 

Inclusive, la compañía desarrolló una aplicación para Apple Macintosh antes que saliera a la venta el primer Mac, en 1984.

La combinación de bajos costes y el sistema MS-DOS adaptable a la mayoría de los PC le permitió a Microsoft acaparar el mercado, al punto que se le acusó de prácticas monopólicas y perdió varias batallas legales por ello. 

Apple fue el pionero

Sin embargo, el primer Mac de Apple significó un reto para Gates y su empresa, pues tenía integrado un software revolucionario para la época que superó con creces al MS-DOS usado por los ordenadores de IBM y otros PC. 

Ese Mac tenía integrado al famoso ratón, íconos y, lo más importante, no requería de códigos para funcionar. Era más intuitivo, simple, fácil y estético.

No obstante, por esos años, Microsoft siguió creciendo a paso firme, aunque en 1983 Allen dejara la compañía por una grave enfermedad.

Tres años más tarde, bajo el liderazgo único de Gates, Microsoft salió a la bolsa y sus acciones se dispararon, lo que provocó que Bill Gates se convirtiera en el millonario más joven de toda la historia con 31 años.

Quién es Bill Gates, fundador de Microsoft y multimillonario desde los 31 años?
Windows 10, otra de las creaciones de Bill Gates.
¿Qué vino después?

El desarrollo y evolución del MS-DOS. 

No contento con su espectacular rendimiento económico, Bill Gates logró hacerse, de forma legal, con la tecnología de Apple y logró integrar la interfaz gráfica y el ordenador a sus equipos.

Fue así como Microsoft logró imitar el sistema operativo de Apple para crear y lanzar al mercado el sistema operativo Windows, la versión evolutiva del MS-DOS. Se llamó Windows 3.0 en 1990 y Windows 3.1 para 1992. Los usuarios agradecieron la actualización, pues ni siquiera necesitaban cambiar de PC para obtener la versión más actualizada del MS-DOS.

Era un sistema muy similar e intuitivo como el de Apple, pero a un precio asequible. Con el correr de los años llegaron más y mejores versiones del sistema. Windows 95, Windows 98 y el afamado sistema Windows XP, lanzado en el 2001 y que fue ajeno al MS-DOS.

Un punto clave para la perduración de Microsoft en el mercado fue el juicio por demanda ganado a Apple en 1993. La empresa de Jobs había demandado a la de Gates por el plagio de su interfaz, pero no obtuvo el triunfo en las cortes.

El imperio de Bill Gates fue creciendo. Primero se afianzó en el mercado de software con el vanguardista paquete Office, que trajo herramientas como Word, PowerPoint y Excel.

Luego, se extendió más allá de Microsoft, ampliando su cartera de negocios con la adquisición de Hotmail en 1997 para conquistar el mercado de la mensajería en línea.

Además, creó la cadena televisiva MSNBC junto a NBC, la compañía desarrolladora y distribuidora de videojuegos XBOX, la red social LinkedIn y emprendió muchos otros proyectos.

Las 10 claves para alcanzar el éxito, según Bill Gates

1. Ama lo que haces

Si Bill Gates no hubiese sido un gran apasionado de la informática, al punto de arriesgar su futuro académico, no habría llegado donde está.

2. Analiza los mercados

Más allá de su amor por la informática y su polémica forma de hacer negocios y aplastar a la competencia, Bill Gates fue un visionario de cómo iba a evolucionar el mercado en los ochenta y en los noventa. Acertó en todas y cada una de sus apuestas. Sin embargo, también falló con la evolución en el siglo XXI, quedando lejos en la competencia del smartphone y sus sistemas.

Por ello, su salida de Microsoft en 2008 para meterse en el campo de la filantropía no fue una sorpresa del todo. 

3. No inventes el hilo negro

Quizá la clave más descarada de Bill Gates, pero que forma parte de su fórmula de éxito, es no tener que ser el más brillante inventor de su tiempo, sino ser lo suficientemente práctico para aprovechar oportunidades de mercado.

4. Aprende del fracaso

Una lección que se explica por sí misma y que, aunque parezca obvia, no está al alcance de todos. 

5. Arma un equipo con los mejores

Si algo tuvo Bill Gates fue mentes brillantes a su lado. El mismo magnate ha dicho que una importante parte de su éxito y la de Microsoft Corporation fue el área de recursos humanos

6. Busca lecciones por cualquier medio

Gates ha dicho que, como jugador de bridge, ha aprendido a estudiar a las personas y sus estrategias para alcanzar el éxito. De esta forma, ha desarrollado la intuición para ganar a la competencia en el mundo empresarial.

7. Entiende cada etapa

Para el magnate es importante que el empresario entienda cuándo está pasando por el momento de ser un emprendedor y cuándo llega el momento de dar el paso empresarial, donde la delegación y el legado es aún más importante que la toma de decisiones del comienzo.

8. No temas ser un nerd

«Sé bueno con los nerds, las probabilidades indican que termines trabajando para uno de ellos», es una de las frases más conocidas de Gates, quien, sobra decir, también fue un nerd durante su adolescencia.

9. Sé generoso

A pesar de que sus trabajos en el campo de la filantropía han sido cuestionados, muchas veces con razón, sus donaciones han sido vitales para luchar contra la polio y otras enfermedades. Que uno de los mayores filántropos recomiende ser generoso, es un buen mensaje para todos.

10. Cuida tu vida personal

Durante sus primeros años como emprendedor, Gates apenas tenía tiempo para el cuidado personal y el ocio. Es posible que esa etapa de su vida la haya tomado como aprendizaje. 

Ahora que conoces con más detalles la controvertida historia de Bill Gates puedes inspirarte o cuestionar su forma de hacer negocios. ¿Qué piensas de este polémico pero exitoso multimillonario? Recuerda que puedes suscribirte al newsletter para recibir nuestro contenido.

Total
9
Share