fbpx
Bitcoin es una burbuja

¿Bitcoin es una burbuja?

Si es una burbuja o no, es irrelevante, como todo activo el Bitcoin es susceptible a las variaciones de la oferta y la demanda

[Read in English]

Han pasado ya casi ocho años desde que Alan Greenspan, el célebre presidente de la FED, en repuesta a la pregunta ¿Bitcoin es una burbuja?, declarara a Bloomberg:

“Supongo que sí. Realmente se tiene que forzar la imaginación para saber cuál es el valor intrínseco del Bitcoin. Yo no he sido capaz de hacerlo. Pero si usted me pregunta, ¿el Bitcoin es una burbuja? Sí, es una burbuja”

¿Importa si el Bitcoin es una burbuja?

Por aquellos mismos días en que Greenspan se pronunció respecto a la criptomoneda, Xavier Sala-i-Martin, profesor de la Universidad de Columbia, en su muy leído blog publicó un post titulado “La burbuja del Bitcoin”, en el que afirmaba que nunca llegaría a ser una moneda a carta cabal, es decir, un medio de cambio generalizado, razón por la cual quienes los transaban no eran más que “los especuladores que esperan que su precio suba para poder venderlo más adelante”.

Aunque algunas personas afirman que el bitcoin es una burbuja, la volatilidad de la criptomoneda ha disminuido considerablemente con el tiempo. (EFE)
Aunque algunas personas afirman que el Bitcoin es una burbuja, la volatilidad de la criptomoneda ha disminuido considerablemente con el tiempo. (EFE)

En 2013, cuando el reputado banquero y el conocido economista hacían sus análisis, la creación de Sathosi Nakamoto era un bebé de solo cuatro años. Hoy, próximo a cumplir sus doce años de existencia, como moneda, el Bitcoin continúa siendo extremadamente joven, comparado con el dólar o la libra esterlina; pero es claro que ya nadie se atrevería calificarlo de “burbuja”, como lo hicieron Greenspan y Sala-i-Martin. Un dólar invertido en esa burbuja pasajera por los días en que esas celebridades económicas hacía sus pronósticos se habría multiplicado por más de 100.

Más visionario resultó el juez Amos Mazzant, del Distrito Oriental de Texas del Quinto Circuito, al dictaminar, el 6 de agosto de 2013, que el Bitcoin era una forma de dinero que podía ser usado en la compra de bienes y servicios e intercambiado libremente con las monedas convencionales. Desde entonces en diversos países se ha ido expidiendo legislación —de forma aún cauta— que reconoce el Bitcoin como dinero. Ya lo han hecho Japón y Alemania, entre otros países. Pero todavía no hay una legislación clara y consistente sobre el Bitcoin como medio de pago.

La adopción del Bitcoin es cada vez mayor y los organismos reguladores cada vez menos escépticos hacia su uso. (EFE)
La adopción del Bitcoin es cada vez mayor y los organismos reguladores cada vez menos escépticos hacia su uso. (EFE)

En Estados Unidos, por ejemplo, la Financial Crimes Enforcemente Network (FinCEN) no considera las criptomonedas como monedas de curso legal, pero acepta la legalidad de los intercambios (exchanges) donde se transan. Los cryptocurrency exchanges son legales en Estados Unidos y sometidos a la Bank Secrecy Act (BSA). El Internal Revenue Service, agencia federal de impuestos, tampoco reconoce las criptomonedas como moneda de curso legal, pero las ha definido como “una representación digital del valor que funciona como medio de cambio, unidad de cuenta y depósito de valor”.

El Departamento de Tesoro, el Departamento de Justicia, la SEC, la FED y otras agencias gubernamentales de Estados Unidos avanzan en el diseño de la regulación de las criptomonedas. Cualquiera sea la forma de esa legislación, tarde o temprano tendrán que encarar el problema de reconocer al Bitcoin y a las demás criptomonedas poder libertario, es decir, la capacidad de cancelar deudas, y de ser admitidas en el pago de impuestos. En ese momento, el Bitcoin será una moneda a carta cabal. Aquí se plantea el problema de la supervivencia de las monedas nacionales.

Si el Bitcoin es una burbuja o no, es irrelevante, como todo activo el Bitcoin es susceptible a las variaciones de la oferta y la demanda, en el mundo se han visto burbujas en los mercados financieros, de vivienda, commodities e incluso divisas, no por ello creemos que no deberían existir.

Hoy el problema no es saber cuánto durará la “burbuja” del Bitcoin sino su incorporación —al igual que las decenas de criptomonedas que han aparecido— al sistema de pagos al lado de las monedas nacionales soberanas. Se está planteando a nivel global un conflicto tan complejo y de tanta trascendencia como el que condujo a la estatización y monopolización de la creación monetaria, por medio de los bancos centrales que fueron apareciendo a lo largo del siglo XIX y principios del XX.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Volkswagen le tomó el pelo a todos

Volkswagen le tomó el pelo a todos por April fools

Next Article
China, genocidio, juegos olímpicos

Juegos Olímpicos Beijing 2022: ejemplo de sumisión de USA y Occidente frente a China

Related Posts
Total
4
Share