fbpx
Cámara de representantes, El American

Black Lives Matter invade la Cámara de Representantes de Oklahoma

Es evidente que los manifestantes del movimiento comunista tienen un problema insurreccional con el sistema americano de elaboración de políticas públicas

[Read in English]

Uno no lo sabría, a juzgar por la ausencia casi absoluta de la cobertura por los medios de comunicación corporativos, pero un incidente paralelo al asedio al edificio del Capitolio de Estados Unidos del 6 de enero tuvo lugar en Oklahoma el miércoles 21 de abril. Los activistas de Black Lives Matter (BLM) irrumpieron en el edificio de la Cámara de Representantes de Oklahoma forzando un cierre del Capitolio del estado ¿Por qué los miembros del grupo marxista participarían en este acto sedicioso?

El motivo del asalto a la Cámara de Representantes de Oklahoma

Cámara de Representantes, El American
“El asedio de BLM en Oklahoma es sólo el principio”. (EFE)

El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, firmó el miércoles 21 de abril la ley HB 1674, que entra en vigor el 1 de noviembre. La legislación, que fue aprobada por las líneas de los partidos, busca proteger a los habitantes de Oklahoma de las agresiones y/o situaciones de peligro para la vida que se derivan de la violencia y otros actos ilegales en protestas y disturbios. La ley sancionaría penalmente la obstrucción ilegal del tráfico, al estar involucrado en un disturbio, convirtiéndolo en un delito menor. 

Además, la legislación HB 1674 prevé la protección de la responsabilidad, tanto en el ámbito penal como en el civil, de los automovilistas que causen lesiones o la muerte involuntariamente a personas que participen en una revuelta en determinadas circunstancias. Si se les declara culpables, dichas condenas por delitos menores se castigarían con hasta un año de prisión estatal y estarían sujetas a multas de hasta 5,000 dólares. La ley, muy bien elaborada, no deja piedra sin virar. Un alborotador, según la legislación, se define como una persona que participa en “cualquier asesinato, mutilación, robo, violación o incendio” durante los disturbios civiles.

Kevin West, un miembro Republicano de Cámara de Representantes en Oklahoma y uno de los coautores del proyecto de ley, dijo que su copatrocinio de la ley HB 1674 se debió directamente a un incidente real en el que un residente de Oklahoma y su familia que se enfrentaron a un grave peligro, ya que fueron rodeados por las turbas de BLM y estuvieron a punto de enfrentarse a cargos criminales al intentar escapar. “El conductor”, añadió West, “fue severamente reprendido por intentar herir a los manifestantes e incluso se enfrentó a la posibilidad de cargos penales por sus acciones al intentar evadir a los manifestantes”. Esta medida aclararía los derechos de un automovilista en una situación similar en el futuro”.

Otro proyecto de ley destinado a fomentar el orden y el civismo, el HB 1643, fue firmado por el gobernador de Oklahoma. La ley convertiría en un delito menor con posibles penas de hasta seis meses de prisión y/o una multa de 1,000 dólares si cualquier persona, con la “intención de amenazar, intimidar o acosar”, hiciera públicos datos identificables de un funcionario público o de un agente de la ley y que pusieran a la persona en un riesgo de seguridad razonable. Claramente, esto está estructurado para frenar las incursiones de las turbas en las casas de los funcionarios públicos, así como para evitar posibles trampas mortales para los agentes de policía. 

Los más de treinta militantes de BLM que asediaron el edificio del Capitolio del estado de Oklahoma, impidiendo que el proceso democrático se llevara a cabo de forma legal, gritaron despectivamente “sin justicia no hay paz” y “las vidas de los negros importan”.

Es evidente que los manifestantes del movimiento comunista tienen un problema insurreccional con el sistema americano de elaboración de políticas públicas. Las elecciones y las leyes, para la izquierda y los medios de comunicación mudos, sólo son formas válidas de expresión dentro de una democracia cuando son de su preferencia. Si no lo son, entonces olviden las reglas de la república y derroquen el sistema. El asedio de BLM en Oklahoma es sólo el principio.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Will Witt habla sobre cómo la «tiranía» de Newsom en California ha expulsado a miles de personas

Next Article
dEUDA PÚBLICA, PRÉSTAMOS, Privado, dinero, financian,

Meditaciones sobre la deuda pública externa

Related Posts
Total
76
Share