fbpx
Biden, El American

Bofetada a los hispanos: Biden del lado de las tiranías en Latinoamérica

Liberar de sanciones a los regímenes de la región no ayuda a los ciudadanos de esos países. Pero las consecuencias negativas no son solo para Hispanoamérica sino también para Estados Unidos

[Read in English]

La administración Biden ha anunciado que aliviará sanciones a las dos tiranías más dañinas que sufre Hispanoamérica, la cubana y la de Venezuela. Por supuesto, el Gobierno presenta esta decisión como pasos para mejorar la situación de los ciudadanos de esos países, pero la realidad es que el levantamiento de sanciones solo beneficia a los tiranos en el poder.

Sobre Venezuela, la administración anunció que flexibilizará algunas sanciones con el fin de supuestamente promover el diálogo entre Nicolás Maduro y la oposición liderada por Juan Guaidó. Por cuenta de esa decisión, ahora la petrolera americana Chevron podrá negociar con la estatal venezolana PDVSA.

Aunque el Gobierno americano no ha dicho nada sobre esto, hace unos días el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró después de una visita a Cuba que Estados Unidos llegó a un acuerdo con el régimen de Maduro para comprar un millón de barriles diarios de crudo venezolano. Por supuesto, si las afirmaciones del mandatario mexicano son ciertas, muy pronto veremos el levantamiento de más sanciones que se han impuesto a la tiranía culpable del segundo mayor éxodo del mundo.

Sobre Cuba, la administración Biden restablece el servicio de visados en la Embajada de La Habana, esto después de que muchos funcionarios fueran retirados por denuncias del “síndrome de la habana“. Los americanos también podrán ir a cuba en grupos. Se autorizarán los vuelos comerciales y chárter a la isla, incluyendo ciudades distintas a La Habana, y se levanta el límite de remesas familiares de $1,000 por trimestre.

Los cubanos no están pidiendo migajas. Los miles de presos políticos que la dictadura castrista tiene secuestrados no pusieron su vida en riesgo por unos cuantos dólares más en una remesa, el mensaje es claro: quieren libertad. Y desde luego, quitar sanciones y permitir que el régimen consiga más dinero para, entre otras cosas, reprimir con mayor fuerza al pueblo, no es ningún acercamiento a la libertad.

How many people signed the Declaration of Independence?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Tal vez la mayoría de los americanos no lo sepa, pero en Cuba hay miles de presos políticos, muchos de ellos son niños, menores de edad, cuyo pecado fue salir a pedir libertad. Ese es el régimen al que la administración Biden decide relajar sanciones y además legitimar.

Con esta actuación la actual administración da fuerza a la idea impulsada por el castrismo de que Cuba está mal por cuenta del “bloqueo”. Hay que dejar claro que no existe ningún bloqueo y Cuba puede comerciar libremente con cualquier otro país. Pero, además, Estados Unidos exporta hacia Cuba alrededor de $277 millones al año en valor de mercancía, y es que a pesar del embargo, este país admite ciertas excepciones y algunas empresas pueden exportar a la isla bienes como comida, medicamentos e insumos para la agricultura. Es un completo error que el Gobierno americano asegure que aliviar estas sanciones ayudará a mejorar la vida de los cubanos, los cubanos no están mal por culpa de Estados Unidos, sino por cuenta de un régimen comunista que lleva décadas en el poder.

El asunto de Venezuela encierra el mismo problema. Más de 6 millones de venezolanos han huido del socialismo que aqueja a ese país, la solución por supuesto no es darle oxígeno a la tiranía que ha impuesto ese régimen de miseria. Además, a cambio de nada, porque la tiranía chavista destruyó incluso la industria petrolera y no hay posibilidad de que Venezuela -siquiera en el mediano plazo- pueda reemplazar el suministro de petróleo que venía de Rusia.

Liberar de sanciones a los regímenes de la región no ayuda a los ciudadanos de esos países, los aleja de la libertad. Pero las consecuencias negativas no son solo para una Hispanoamérica que hoy parece arrasada por el socialismo, sino también para Estados Unidos. Ayudar a los socialistas a que lleguen al poder o se mantengan ahí solo aumenta la crisis migratoria que vive este país en su frontera sur.

De otro lado, no hablamos de socialistas románticos que simplemente no entienden de economía, recordemos que el Departamento de Justicia acusó a Nicolás Maduro, el tirano de Venezuela, de ser el líder del Cártel de Los Soles. Detrás de esos tiranos a los que hoy se les tiende la mano, hay redes internacionales de narcotráfico y crimen. Más grave aún que permitir que el vecindario se llene de criminales es ayudarles en ese propósito al retirarles los obstáculos.

Un último asunto en el que vale la pena reflexionar es en la bofetada que representan estas decisiones para los millones de exiliados hispanos que viven en Estados Unidos, si el Partido Demócrata ya lo estaba haciendo bastante mal con los hispanos esta podría ser la cereza del postre.

Previous Article
DeSantis, El American

DeSantis aprueba presupuesto de $100 millones para la lucha contra el cáncer

Next Article
Tucker Carlson críticas a los demócratas por politizar la masacre de Buffalo

Tucker Carlson critica a los demócratas por politizar la masacre de Buffalo

Related Posts
Total
8
Share