fbpx

Por nuevos impuestos Bolsa de Valores de Nueva York podría irse de la ciudad

Un impuesto del 0.1% sobre las transacciones financieras reduciría las inversiones por montos menores a $10,000 en un 19% en un plazo de 20 años

[Read in English]

La Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) podría irse este año de la ciudad en caso de que el estado imponga un impuesto a las compras de acciones en bolsa. “Si los legisladores de Albany se entrometen… el centro global de la industria financiera podría necesitar encontrar un nuevo hogar” dijo Stacey Cunnigham, la presidente de la Bolsa de Valores de Nueva York en una columna en el Wall Street Journal.

La propuesta de impuesto se aplicaría a toda transferencia que se haga de acciones bonos derivados financieros. Los legisladores de Albany, (capital del estado de Nueva York), están presionando por la aplicación del impuesto tras la disminución de los ingresos fiscales del estado por la pandemia.

Según la proponente del proyecto de ley, la senadora estatal Julia Salazar :”La bolsa de valores no se irá de Nueva York si pasamos el proyecto de ley, que impondría un impuesto mínimo en transacciones financieras especificas, una política que ha sido implementada desde hace tiempo por otros importantes centros financieros a lo largo del mundo”.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, no parece favorecer la iniciativa de un impuesto a las transacciones financieras. (Efe)

El Gobernador Andrew Cuomo no ha dado señas de apoyar el proyecto de ley de un impuesto a las transacciones de acciones y en cambio busca equilibrar el presupuesto a través de un impuesto a la renta más elevado.

El director del presupuesto del estado, Robert Mujica, cuando se le preguntó sobre su opinión dijo que: “Es un mundo diferente ahora, cierto. Antes, podías imponer un impuesto en las transacciones porque ocurrían en Nueva York… Hoy, como hemos visto con la pandemia, las personas pueden hacer negocios desde cualquier lugar… Así que si incrementamos el impuesto de esa manera, movilizamos a la gente, potencialmente mueven sus transacciones y sus servidores a otra parte del país donde esos impuestos no existen”.

Un impuesto a las transacciones financieras es solo la punta del iceberg para el naufragio de Nueva York

Según el Cato Institute un impuesto a la compra de acciones podría desestimular las pequeñas transacciones y perjudicar principalmente al pequeño inversionista, quien muchas veces se dedica al traiding diario. Según la firma inversionista Vanguard un impuesto del 0.1% sobre las transacciones financieras reduciría las inversiones por montos menores a $10,000 en un 19 % en un plazo de 20 años. Para Vanguard las consecuencias de este impuesto son un mercado de valores más volátil, menos seguro y con menor liquidez disponible.

Por si fuera poco, los impuestos a las transacciones financieras en países que los han implementado, como Francia e Italia, han fallado en recaudar la mitad de los impuestos que prometieron cuando fueron implementadas. Esta caída en el recaudo se debe a la salida de inversionistas y el desincentivo a las pequeñas transacciones generado por el impuesto.

La industria de valores genera cerca del 18% del recaudo fiscal del estado de Nueva York. (Efe)

La industria de valores genera alrededor del 18 % del total del recaudo fiscal del estado de Nueva York. En la ciudad de Nueva York el sector financiero y asegurador es responsable del 60 % de los salarios del sector pivado, según el Departamento del Trabajo de los Estados Unidos.

En el presente la ciudad de Nueva York presenta un déficit en ingresos fiscales de más de $9 mil millones. Mientras la ciudad presenta tal déficit, miles de personas y empresas migran parcial o totalmente a estados con un código tributario más amigable con la empresa privada.

Credit Suisse, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Barclays, UBS, Citigroup, Alliance Bernstein y otras tantas instituciones financieras han establecido centros en la Florida, Carolina del Norte, Texas y otros estados menos costosos que Nueva York.

Muchos ejecutivos han tomado la decisión de trasladarse de Nueva York ha estados tributariamente más amigables y con mejor clima como Florida. (Efe)

La mezcla de altos impuestos, una mala administración por parte del alcalde de la ciudad Bill De Blasio, el incremento del crimen y el cierre de numerosos negocios y escuelas, convencieron a Goldman Sachs de mover su dinero a Florida.

Billonarios gerentes de fondos de inversión como Paul Singer y Carl Icahn decidieron mover su operación entera a Florida, seguido del gerente de la gerencia de activos de Goldman Sachs, Leon Cooperman. “Sospecho que Florida pronto rivalizará con Nueva York como un centro de finanzas” dijo Cooperman en una entrevista con Forbes.

El coronavirus reforzó una tendencia que se comenzó a evidenciar hace dos décadas en Nueva York y sin lugar a dudas el establishment político no está haciendo nada para revertirla. En caso de que la actual administración y las futuras no consideren políticas tributarias más amigables, el mayor centro de negocios del mundo podría quedarse sin negocios en unos cuantos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
biden, presupuesto federal, gobierno, pandemia

Presupuesto federal se dispara con Biden... y no se detendrá

Next Article
Dallas Mavericks, himno nacional

Mark Cuban confirma que los Dallas Mavericks renuncian al himno nacional

Related Posts
Total
0
Share