fbpx
brad y chad

Brad y Chad, el sketch sobre racismo woke que vuelve a hacerse viral 1 año después

El vídeo de Ryan Long acierta sobre la delirante situación política e ideológica actual al comparar a Brad el woke con Chad el racista, quienes son mostrados como mejores amigos para siempre cuando se dan cuenta de lo afines que son

En julio de 2020 el humorista canadiense Ryan Long publicó un sketch de humor con los personajes Brad y Chad titulado “Cuando los wokes y los racistas en realidad están de acuerdo en todo”, en el que se pone de manifiesto de forma irónica y mordaz lo parecidas que son las personas woke de izquierdas y los más rancios racistas de toda la vida.

brad y chad
Brad y Chad. Fuente: YouTube

En su momento el vídeo se hizo viral por la hilarante y sorprendente exactitud de su premisa: el izquierdismo woke actual ha terminado mutando hasta acabar pareciéndose completamente al racismo de antaño.

Ahora, un año después de su publicación, el vídeo ha vuelto a viralizarse en redes sociales, probablemente debido a que en los últimos meses se han multiplicado los ejemplos que dan la razón a lo expuesto en el vídeo, siendo evidente la hipocresía y contradicciones de la cultura woke.

Feministas que se han convertido en las nuevas puritanas, políticas identitarias que lo inundan todo y que censuran con puño de hierro todo lo que no les guste, supuestos antifascistas que amedrentan y destrozan todo a su paso como si de los camisas pardas se trataran, o movimientos antirracistas como BLM que promueven la segregación racial y animan a discriminar por el color de la piel.

Brad y Chad, un woke y un racista que están de acuerdo en todo

El vídeo de Ryan Long acierta sobre la delirante situación política e ideológica actual al comparar a Brad el woke con Chad el racista, quienes son mostrados como mejores amigos para siempre cuando se dan cuenta de lo afines que son porque ambos ponen el acento en que el color de la piel es lo más importante.

“La identidad racial es lo más importante” y “todo debe mirarse a través de la lente de la raza”, coinciden Brad y Chad. A veces difiere la terminología que emplean, pero en esencia el woke y el racista comparten las mismas opiniones. Donde Brad habla de “people of color”, que suena dulcificado, Chad dice “colored people”, que suena más rudo. Pero ambos coinciden en que la semántica es lo de menos siempre y cuando estos grupos estén “clasificados”.

Para Brad y Chad, al fin y al cabo, las minorías son grupos homogéneos que piensa igual, actúan igual y votan igual —¿recuerdan el “si no me votas, no eres negro” de Biden?”—, aunque admiten no conocer a nadie de ninguna minoría racial.

Brad y Chad también demuestran ser iguales en cuanto a la discriminación a la hora de contratar, coincidiendo en que hay que “recuperar las leyes de discriminación para que podamos volver a contratar en función de la raza”.

Ambos opinan que los puestos de trabajo no deberían asignarse en función al mérito, sino según la minoría a la que pertenezcan. El ejemplo que ponen en el vídeo de los actores se ha hecho real en varias ocasiones últimamente, con los casos del doblaje de personajes trangénero como el interpretado por Laverne Cox, o el despido de los traductores de Amanda Gorman por no ser negros.

“Los negros deberían comprar sólo en negocios de negros”, dijeron al unísono Brad y Chad. Pocos meses después Google sacaba su iniciativa de marcar en Google Maps los negocios regentados por negros. Google, que se cree más woke y progresista del mundo, lleva a cabo iniciativas de segregación propias de la primera mitad del siglo pasado.

No sólo creen que negros y blancos deberían comprar separadamente, sino que los dos también están en contra de las citas interraciales. Según Brad los hombres negros que salen con mujeres blancas han interiorizado el racismo, mientras que los hombres blancos que salen con mujeres “racializadas” simplemente están “fetichizando” a sus parejas.

Brad, como buen woke, considera que “los blancos tienen privilegios” mientras que Chad, como buen racista coincide en que “ser blanco es un privilegio”.

En lo único en lo que no se muestran de acuerdo Brad y Chad es en que el primero considera que “los blancos son la raíz de todo mal”. Aún así, el racista de Chad hace un esfuerzo de comprensión y tolerancia y le concede a Brad que, si en vez de generalizar esa afirmación con todos los blancos, la redujera a simplemente los judíos, estaría plenamente de acuerdo.

El repunte del antisemitismo observado entre la izquierda en los últimos meses vuelve a convertir a este vídeo de hace un año en premonitorio de la extrema radicalización que se ha vivido en poco tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
fallecidos por covid-19, El American Newsroom Puerto Rico

Puerto Rico confirmó tercer día sin fallecidos por COVID-19

Next Article
Mercado, compra venta,

Cómo la inflación se bebe tu malteada

Related Posts
Total
21
Share