fbpx

Tutela, El American

Britney Spears es libre: Corte Superior de Los Ángeles disuelve su tutela legal tras 13 años

Las personas a cargo de la tutela controlaban su fortuna, asumían sus decisiones médicas y la obligaban a trabajar

[Read in English]

La Corte Superior de Los Ángeles decidió este viernes terminar definitivamente la tutela legal “abusiva” que mantuvo a Britney Spears y su fortuna bajo el control total de su padre, James Spears, durante más de 13 años. La sentencia brindó a Spears su libertad “con efecto inmediato”.

La juez Brenda J. Penny aprobó la solicitud del abogado de Spears, el exfiscal federal Mathew Rosengart, poniendo fin a una batalla legal repleta de revelaciones sobre el abuso y la explotación a la que fue sometida la estrella de 39 años durante más de una década.

Decenas de fanáticos celebraron a las afueras de la Corte, donde se reunieron a esperar el anuncio de la decisión. Britney dijo en sus redes sociales que “lloraría” de la felicidad “por el resto del día”. Además incluyó el hashtag #FreedBritney (Britney liberada) en directa alusión al persistente y apasionado movimiento #FreeBritney.

El fin de una tutela “abusiva”

La tutela abarcaba el control de su vida personal, decisiones personales y médicas, y el control de sus finanzas, que administraba su millonaria fortuna. Una medida como esta usualmente se le asigna a personas de edad avanzada y con problemas de demencia senil.

Según el testimonio de la propia Britney, las personas encargadas la drogaban con litio, la obligaban a trabajar, la internaban en rehabilitación contra su voluntad, y hasta implantaron un dispositivo anticonceptivo para frustrar sus deseos de tener más hijos.

“Señoría, esto no es solo abuso, esto es una maldita crueldad”, le dijo Spears a la jueza Penny en julio, luego de contarle a la Corte que su padre incluso le prohibía tomar café y vitaminas para el cabello.

Un documental del New York Times reveló, además, que James Spears monitoreaba las conversaciones privadas de Britney mediante micrófonos y dispositivos de vigilancia instalados en su habitación.

En una rueda de prensa sostenida al finalizar la audiencia de este viernes, Rosengart dijo que James Spears tomó entre 3 y 4 millones de dólares de la fortuna de Britney, además de haberse auto-impuesto un salario de miles de dólares y haberse quedado con un porcentaje de todos los shows de la cantante.

Sin embargo, Rosengart afirmó que la decisión de investigar a James Spears por su conducta abusiva sería exclusiva de la ícono del pop, quien anunció durante su audiencia de julio que tenía intenciones de denunciar a su padre por “abuso tutelar”.

El caso de Britney Spears ha puesto el asunto de las tutelas legales en el debate público, provocando reacciones en ambos lados del espectro político. El debate incluso derivó en una legislación introducida con apoyo bipartidista para proteger a los ciudadanos que son objeto de tutelas legales.

Finalmente, el futuro de la superestrella del pop está en sus propias manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article

Nicaragua confirma su totalitarismo

Next Article
Dinero

Hacia la liquidación del Fondo Monetario Internacional

Related Posts
Total
0
Share